25 ene. 2018

"...Afortunadamente no se siente como uno de esos proyectos donde solo enfocan las luces a los protagonistas, pues conserva una prominente madurez en la entrega del sonido"




  • Genre(s):
  • Power Metal
  • Release Date:
  • 26 / Jan / 2018
  • For Fans Of:
  • DGM, Majesty of Revival, Allen-Lande
  • Links:
Es fácil caer en el hype, a todos nos ha pasado al aceptar la emoción y la anticipación de que algo que esperas solo promete cuatro reacciones:

1. Que haya sido mejor de lo que esperaste.
2. Que es exactamente lo que esperabas.
3. Que es menos de lo que esperabas.
4. No se parece a nada y lo maldices con todo tu corazón.

¿Con este producto? Digamos que estoy entre los tres primeros puntos (el dos puede abarcar demasiado según las ideas) y francamente puedo decir que este disco es lo que esperaba en ambas medidas, tanto buenas como malas; en esto influyen muchas cosas: desde los integrantes del proyecto, la dirección de un género estático y el as bajo la manga del mismo. Fabio Lione se dio a conocer en Rhapsody hace ya muchos años e impresionó por su capacidad vocal y su forma de desenvolverse en el power; muchos años más tarde (después de la separación de la banda) llegó Alessandro Conti al nuevo proyecto de Luca Turilli's Rhapsody para darle un nuevo y fresco rostro a las composiciones del ambicioso Luca, eventualmente llegaron las dudas, teorías y debates de “¿Cuál Rhapsody es mejor?”, pero surgió una más, la cual eclipsó a la primera y provocó un wet-dream de los fanáticos de ambas bandas: “¿Cómo se escucharían ambos vocalistas cantando juntos?” El resultado es… quizá lo que no muchos esperaban. Se puede deber a la muy diferente dirección musical, cortesía de Simone Mularoni (DGM), y debo decir que esto no lo hace precisamente malo.

Incluso los que no escuchen el género deben conocer bien el nombre o apellido de uno de estos dos y con ellos el legado que han dejado como huellas en la arena (siendo honestos, uno más que el otro) pero el caso es que este material no pasa desapercibido hasta para aquellos que no conozcan el género o para los que sean recurrentes escuchas, al ser uno de los proyectos más esperados del 2018. Personalmente me he alejado un poco de este rubro poderoso del metal, principalmente por cómo se ha estancado en los años, pero conozco bien de lo que son capaces este trío de italianos, entonces considerando la talla de lo que planea ser este disco, mi análisis será el justo.

Las inteligentes manos que dirigen este título brillan en todo momento, cada tema mantiene direcciones parecidas pero atmósferas diferentes que van demasiado bien según la potencia y el orden del tema. El primer momento en que escuchamos estas variaciones son con la primera canción “Ascension” que de hecho contiene un poco de sintonización industrializada/espacial que siempre se escucha bien en este género y es un movimiento que apuesta a ganar; si bien este tema no se escucha a los dos vocalistas explotando su voz al máximo, provocan un muy buen sabor de boca, solos de guitarra cortos pero precisos y arreglos melódicos no tan empalagosos; claro que no todo lo que escuchamos parece jugar con las cartas adecuadas y los tropiezos son notorios.


El segundo y tercer tema “Outcome” y "You’re Falling” son secuelas indicadas para la introducción,  del disco pues cuentan con diferentes dimensiones y que dan más riqueza al progresivo y hasta alusión al folclor oriental, aunque de sonidos un tanto parecidos, es un jugueteo ingenioso de melodias.

No puedo decir lo mismo de los temas “Somebody Else” y “Misbeliever” que más bien suenan al proyecto de Kiske-Somerville con esporádicas explosiones en las guitarras y baterías y con menos teclados. Fuera de estas dos canciones que personalmente las considero las más débiles, el resto del disco mantiene una fuerza casi incontrolable, con el clásico sello característico del progresivo neoclásico del señor Mularoni, la segunda mitad brilla en su totalidad por los temas que son básicamente como escuchar a un DGM con esteroides vocales, siendo “Glories” y "Gravity” los más poderosos, con algunas tendencias thrash y death derrochando técnica en las guitarras progressive/power con múltiples escalas de velocidad.

Parece que hablé más de la música que de las “estrellas” del disco ¿verdad? Bueno, eso es porque afortunadamente no se siente como uno de esos proyectos donde solo enfocan las luces a los protagonistas, pues conserva una prominente madurez en la entrega del sonido. Me hizo un poco de ruido el hecho de que la voz de Fabio Lione estuviese más resaltada en algunos temas, pareció haber cierto favoritismo, pues en lo personal considero a Alessandro Conti un muy buen vocalista y lleno de un potencial descomunal.

Antes pensaba que este disco debió haber sido producido y compuesto por Luca Turilli, pues no hay que mentir, es diestro en el arte de explotar a ambos vocalistas y darle epicidad a las mismas voces con orquesta orgánica y coros llamativos, se complementan de una manera magnifica en pocas palabras, pero el terreno se siente sólido y fértil gracias a la inteligencia y veracidad musical de Simone Mularoni. Mis decepciones fueron muy pocas, pero esperadas, lo que no pude predecir es que estaba todo tan bien hecho que me llevé una grata sorpresa, aunque no me voló la cabeza admito que lo disfruté mucho y espero una secuela, con la condición de que siga la misma línea de composición y mejore las fallas.

8 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba