12 ene. 2018

Las aberraciones sonoras de Viscères le dan un porte muy original al trio francés.



  • Genre(s):
  • Blackened, Chaotic Hardcore
  • Release Date:
  • 26 / Jan / 2018
  • For Fans Of:
  • We Came Out Like Tigers, Employed To Serve,
    The Rodeo Idiot Engine, Converge
  • Links:
La música extrema genera mucha expectativa para este año, apenas doce días han pasado iniciado 2018 y una serie de bandas ya le han entrado al ruedo con lanzamientos prometedores, y también hay otras agrupaciones que intentarán dar ese paso crítico hacia el éxito en sus respectivas escenas. Uno de esos conjuntos es BTK, las siglas de Bind Torture Kill, un trío francés que presentará el próximo viernes 26 de enero su segundo trabajo de estudio, el cual se titula Viscères. De manera sorpresiva estos franceses tomarán un papel importante en los lanzamientos del mes, todo gracias al sonido singular que despliegan, en él se desenvuelve un estilo muy bien matizado de dosis insanas, tales como el death metal y el caos negreado engendrado en sus bases hardcore, en algunos segmentos ciertas gamas de cada estilo de uno y otro género se apoderan de la rítmica para tener como resultado un esperpento lleno de violencia, ellos lo describen como "una version tipo blackened de Trap Them o Converge". Además como dato curioso, la banda conserva su lengua madre al ser en francés la lírica que los acompaña.

Los músicos que conforman a Bind Torture Kill ganan importancia tras este lanzamiento y se debe a que la destreza con sus respectivos instrumentos es admirable. Como se menciona en el párrafo introductorio, BTK se compone solo por tres integrantes, donde la responsabilidad melódica cae en una solo guitarra y vaya que se avienta una gran hazaña al mantener un ambiente brutal en Viscères. La batería también hace un esfuerzo importante para sostener a pelo ese vórtice caótico que a cualquier fan del género le fascinará, los golpes son continuos, sincopados y adulterados a tal grado de ser machacantes en gran porcentaje del LP. Por otra parte las vocales nos regalan buenas ejecuciones al realizar un trabajo imperioso y lleno de pasión, al final creo que eso es lo único de lo que se trata al desenvolver este estilo.


Un punto importante es que la banda no se limita, ellos tratan de experimentar al incluir o diseminar mínima teoría old-school del death metal con el fin de plasmar mayor euforia a las melodías, tal vez sea esto lo que hace difícil el catalogar al disco, no es fácil decidir que etiqueta le queda a la perfección y tampoco es que se vuelva algo necesario, pero la música de BTK oscila bastante en diversos estilos, tan solo hablar del blackened hardcore es hablar de la unión de varios patrones ominosos, gamas de notas y ritmos dinámicos. Viscères es un disco energético que se puede resumir en una sola palabra, lo que vulgarmente llamaríamos un “cagadero”, así de simple así de directo, cada acorde, grito o golpe expuesto está tan desmesurado que se convierte en un sollozante ruido, idóneo para alebrestar nuestros ánimos. Genera la idea de que cada instrumento está en su rollo y lo único que los relaciona es la velocidad a la que tocan, pero no, la verdad es todo lo contrario; la ejecución de los instrumentos debe sincronizarse de manera soberbia para poder grabar y producir una cacofonía estética digna de merecer tu atención, como la que se ocupa para dedicarle 7 minutos de duración al track “Pestilence”, o por ejemplo, su single publicado el mes pasado, "Nourrir le singe", el cual presenta una serie de acordes sucios similares a una banda hardcore de garage, pero lo que los hace valer la pena es la dinámica musical en la estructura, los cuales se dividen entre secciones riff's death mientras las vocales mantienen la garganta destrozada a punta de grito agonico, todo al son de la métrica establecida por la batería.

Cada canción tiene alguna variante que rompe la monotonía, ya sea solo una melodía menor a los dos minutos, llena de estruendos con un compás más tranquilo, por ejemplo “Maelstrom”, un tema en forma lleno de brutalidad y poca cordura. Aunque claro, siembre habrá un corte que sobresalga de los demás, aquella armonía que genera una mejor empatía con el oyente, y esa tonadilla es la anterior mencionada “Pestilence”, si bien es un canción algo simplista, el track goza de un carácter mórbido que sintetiza todo el talento de la agrupación y lo ya mencionado. Sin duda recomendable para cualquier playlist.

En conclusión y porque en realidad no hace falta extenderme más, Bind Torture Kill da un paso hacia delante al manifestar un porte original y lleno de aberraciones sonoras. Los franceses no se cohíben al tocar tópicos controversiales como las drogas y los tabúes sociales, quizás esa sea la razón de crear algo tan extravagante como lo es Viscères, un disco inusual hecho con técnicas usuales.

8 / 10



¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba