7 dic. 2017

The Sea nos regala seis piezas que abren las compuertas y transportan al oyente a un paraje tan desconocido como las aguas de los océanos y los mares aun no exploradas.



  • Genre(s):
  • Stoner Rock | Psychedelic | Post-Metal | Shoegaze
  • Release Date:
  • 22 / Jan / 2018
  • For Fans Of:
  • Toundra, Stoned Jesus, Naxatras
  • Links:

Ucrania nunca se ha caracterizado por ser un país con una cantidad grande de artistas sobresalientes, pero siempre hay novedades, y en esta ocasión toca hablar de una muy buena banda que es oriunda de esas tierras europeas. Su nombre es Somali Yacht Club, un conjunto de músicos que va abriéndose camino, ya que retornan a la actividad a inicios del siguiente año con su segundo LP titulado The Sea.

Somali Yacht Club es un proyecto muy curioso, ya que si bien se creó en el 2010, fue hasta el 2014 cuando presentaron su primer álbum, The Sun y con ello su verdadera personalidad experimental. Este trío admite que su objetivo principal es encontrar una mezcla perfecta entre varios estilos, ahí nace su faceta original, siempre oscilando entre una gama amplia de géneros, como lo son el stoner, psychedelic rock, shoegaze y post-metal, siendo este último su base principal actualmente, a diferencia de sus trabajos anteriores donde el stoner tomaba el protagonismo. Un aspecto que toma fuerza entre sus habilidades es su gran manejo de los ritmos, a rasgos generales, las melodías comienzan con momentos llenos de tranquilidad y en el transcurso de los segundos se tornan agresivas y apasionadas.


Los ucranianos se integran a esa camada de bandas europeas que busca un mantra con sonidos sintéticos. La guitarra da tonos limpios y pintorescos que comienzan de forma sorpresiva mientras la banda experimenta con estructuras oscuras y toscas. No se equivoquen, esto no es una variación de stoner al estilo americano, sino que es una amalgama de los sonidos místicos y naturales, donde el shoegaze juega un papel importante al ser un arquetipo secundario, el cual se utiliza para ser las diferentes transiciones de matices dentro de una canción. Del mismo modo, los músicos no pueden estar pasivos todo el tiempo, así cambian de manera agresiva la marcha y avanzan hacia un pico de notas graves en diversos segmentos.

Por otra parte, resulta irónico que el disco no es muy complejo técnicamente, pero entraña muchos misterios, detalles que se despedazan en las canciones como el cristal con la superficie donde se fragmenta, difícilmente se contempla todo el panorama con tan solo escuchar una vez cada tema, se vuelve mágico encontrar algo nuevo en cada reproducción. Este no es un álbum tipo "ruido sin ton ni son"; es una obra que sintetiza un juego de dinámica, cada instrumento da pinceladas al lienzo de forma metódica para conformar una serie de texturas asombrosas que dan como resultado una atmósfera plasmada en temas largos, entretenidos y gloriosos, su mezcla de colores, ritmos y géneros están presente con el fin de desorientarnos, ya que nadie sabe qué vendrá en seguida, como al subir a una montaña rusa, cada corte se convierte en diversas subidas y bajadas donde nuestras emociones se aceleran y la incertidumbre nos acompaña hasta que nos bajamos del juego mecánico.

Esta es una buena y aplastante exhibición de esta increíble banda. La presentación del disco también es llamativa, ahora la figura masculina hace presencia para cobijar la obra, esta banda no deja nada al azar dando pasos firmes en su carrera, evitando caer al aprender de los errores ajenos. El mayor logro conseguido hasta el momento de estos chicos es evitar la monotonía al sonar muy frescos y conservar el factor sorpresa. El disco no confirma la dirección que tomará Somali Yacht Club en el futuro, en cambio The Sea nos regala seis piezas que abren las compuertas y transportan al oyente a un paraje tan desconocido como las aguas de los océanos y los mares aún no exploradas.

8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB


Ir Arriba