18 dic. 2017

"Infected Dead se arriesgan a la hora de componer, tomando todas las influencias que tienen como base y las destruyen para moldearlas a su gusto, convirtiéndolas en algo nuevo que se sienta completamente suyo..."




  • Genre(s):
  • Melodic Death Metal
  • Release Date:
  • 8 / Dec / 2017
  • For Fans Of:
  • The Black Dahlia Murder, Aborted
  • Links:
Este año fue un redescubrimiento personal en diversos aspectos de mi vida, tratando de abrirme hacia nuevos lares, esperanzado en vivir nuevas experiencias que me permitiesen adquirir conocimientos nuevos. Gracias a esto, conocí al que ahora considero mi escritor favorito: H.P. Lovecraft y los primeros seis meses del 2017 se basaron en una profunda lectura de sus materiales y cada que veía agrupaciones que tomaban como base lírica a Los Mitos, me emocionaba por entender muchas referencias. Tomo como ejemplo a los italianos Maze Of Sothoth con su Soul Demise o a los franceses de The Great Old Ones que presentaron a EOD: A Tale Of Dark Legacy que fácilmente es uno de los mejores trabajos del género. Pero la oscura fiesta que Lovecraft inició y que diversos grupos reavivaron no ha terminado todavía y diciembre nos presentó a un quinteto que con su feroz estilo, ponen en manifiesto el lado salvaje del amado terror cósmico.

Infected Dead, formados de las cenizas de extintas bandas de death metal de Kent, en Reino Unido, han dado vida a uno de los EP's que más he disfrutado a lo largo del mes, gracias a que combina dos de mis cosas favoritas en esta vida: death metal y una lírica Lovecraftiana, plasmada de forma inteligente y atractiva. Así, se ponen en el mapa con Archaic Malevolence, un material debut que con 6 temas deja muy bien parado a esta agrupación y nos demuestra su interés por reavivar la llama del death moderno.

El estilo de la banda se mueve en un melodeath moderno con riffs cargados de la melodía característica del género, sin dejar de lado partes con un tono más grave, nutriéndose en la idea de mantener una alta velocidad y contundencia. Su sonido se siente afilado y violento, recordando fácilmente a lo que grandes de la escena como Aborted o The Black Dahlia Murder han hecho por décadas, con la firma característica de nuestro querido UK. Infected Dead se arriesgan a la hora de componer, tomando todas las influencias que tienen como base y las destruyen para moldearlas a su gusto, convirtiéndolas en algo nuevo que se sienta completamente suyo.


Instrumentalmente, estos ingleses sacan provecho de esta vertiente del género y no abusan del constante uso de melodías, manteniendo un correcto balance entre momentos toscos muy deathmetaleros y partes que les permiten abrirse hacia el uso de solos extensos y pasajes con acordes agudos. La discreta inclusión de cortos breakdowns es también un agregado interesante, utilizándolos inteligentemente y en contadas ocasiones, como forma de respiro dentro de cada tema, para reducir las revoluciones y tomar una vía diferente, pero no para parar abruptamente la estampida que se alza frente a nosotros. De igual manera, la batería resalta con extrema facilidad gracias a su increíble trabajo, los blast-beats suenan despiadados y se mantienen fieles en todo momento a ser una patada al pecho que no estima en detenerse para tomar un descanso. Las voces, por su parte, logran recordarme a un Eddie Hermidda en sus años mozos, cuando tenía una potencia vocal admirable y estas cumplen perfectamente con su función de desatar el caos mediante cánticos malditos y rescato el cierre en “Samsara”, con un "oh my god!" increíble. Un grito de angustia fascinante.

Esta malevolencia abre con “Book Of Dead Names”, que funciona únicamente como una intro para la homónima que nos da la primer probada de esta manzana prohibida, convirtiéndose en una apertura sublime, concisa en su cometido y una forma de arranque planificada a la perfección, que pone en manifiesto el estilo del grupo. Continuamos con “Resurrectionist”, manteniéndose en la línea de su predecesor con una batería asesina, poniendo sobre la mesa la influencia de los Dahlia en su composición y nos demuestra que el quinteto ha armado correctamente sus canciones. El tercero es uno de mis favoritos, “Invocation Of Unspeakble Gods”, que se mantiene en una línea más pura del death metal, con mucho groove y unas voces demenciales, saliéndose de la idea de ser melódico y veloz como sus predecesores y debido a esto, resalta con facilidad dentro del álbum. “Forced Existence” por su parte, toma su base en el constante uso de blast-beats que suenan de maravilla junto al doble bombo que asemeja a una ametralladora lista para asesinar a su víctima. El cierre y la anteriormente nombrada, “Samsara” es más técnica y compleja frente a los demás y es un cierre exquisito, el solo del señor Alex Brown es majestuoso y un punto final que deja la vara en alto acerca de lo que la banda propone.

En conclusión, Infected Dead cumplen a la perfección con su material debut, presentando un trabajo con un contenido fenomenal, entretenido y sobretodo, que fluye correctamente de inicio a fin, sin estancarse de forma indebida en ningún momento. A pesar de sus errores, los ingleses han sabido cómo tomar sus influencias y no dejarlas regir la sustancia de su álbum y debido a esto, hace sentir a Archaic Malevolence notablemente fresco y lleno de energía. Estos chicos aún tienen mucho camino que recorrer, pero su futuro se ve brillante y en su constante búsqueda por evolucionar, probablemente encuentren en su esencia, algo puro y diferente.

7.5 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba