16 dic. 2017

This is How We Exist te lleva a reflexionar, a sufrir, a elevarte y finalmente a relajarte al sonido del mítico "Om"



  • Genre(s):
  • Post-Rock
  • Release Date:
  • 8 / Nov / 2017
  • For Fans Of:
  • God is an astronaut, This Patch of Sky, Yndi Halda
  • Links:
Como seres humanos, sin excepción, nos encontramos sumergidos en una espiral de incertidumbre prácticamente desde el momento en que comenzamos a razonar a temprana edad y hasta el día en que morimos, y si bien es cierto que las dudas y curiosidades van mutando con el pasar de los años, pasando de preguntarnos a los 5 años de edad si la luna de verdad está hecha de queso, a preguntarnos a los veintitantos el porqué vivimos y qué sentido tiene nuestra existencia, también lo es que jamás dejamos de cuestionar nada en lo absoluto, porque somos seres que naturalmente necesitamos pensar, y sobre todo a partir de cierta edad, reflexionar; esta última acción es la que por lo regular efectuamos en esos momentos de belleza etérea que pasamos a solas en las noches, los cuales resultan a determinada edad muy reveladores, varias decisiones de vida las he tomado a esas horas, como estoy seguro que muchos de ustedes también lo habrán hecho.

¿Y bueno, a qué viene lo anterior? Pues justamente a que a veces el ajetreo diario de la vida adulta no nos permite enfocarnos en la belleza del momento, en nuestra mente y alma que a veces por cansancio ya no se ocupa en reflexionar siquiera en la oscuridad de la noche, para lo cual a veces necesitamos quizá un poco de inspiración, ya sea leyendo algún buen libro, o como yo, escuchando discos que nos hacen pensar en gritarle al mundo que el post-rock no ha muerto como varios dicen por ahí, y hablo de discos como This is How We Exist, de la banda estadounidense In Lights, una bella epopeya musical a la que sin duda deben echarle un ojo.


De entrada, algo que llama mucho la atención de este material es el uso de un exquisito violín que en ocasiones forma parte de la estructura musical del disco, y ya sé, probablemente habrán de pensar que violín y post-rock no es una fórmula innovadora y que es algo que ya se ha visto en muchas bandas del género, sin embargo la distinción a ese resto de bandas se basa en que ese instrumento toma aquí un papel mucho más activo, es decir, no sólo funge de base y acompañamiento a la atmósfera creada para cada track, sino que su ejecución va más allá al grado de tomar los reflectores y echarse las luces asimismo con el objeto de demostrar la fuerza que cuatro cuerdas sin distorsión pueden llegar a mostrar hasta alterar tu estado anímico; sin irnos lejos y para que se pongan en contexto, el violín utilizado de pronto me recuerda a varios pasajes que he llegado a escuchar en Ne Obliviscaris, una banda que evidentemente es de un género diverso, pero cuya aplicación de las cuerdas tiene una estructura similar (aunque evidentemente más compleja) a la utilizada por In Lights, lo que es particularmente notable en "Forward" y "Search", el primero y segundo de los temas del disco en el que además de esa excelsa ejecución de cuerdas, la banda trae una vibra un tanto apegada al post-rock de antaño de la calaña de God is an astronaut en su EP titulado A Moment of Stillness, donde predomina el uso de cuerdas limpias plagadas de delay que de momento se elevan con el uso de una pesada distorsión, con un sonido más que nada que motivan a la introspección y no tanto a la melancolía.

Sobre esto último se encargan otros temas como "Before", "Memory" y "Dream", los cuales se enfocan en hacer caer el estado anímico a ese espiral de dudas del que les hablaba de inicio, más que nada porque los tres toman de base un ritmo lento, etéreo y dulce que te invita a disfrutar de la vida desde una perspectiva bastante bella, aunque suene a ironía; en tanto que en el primero de los temas que mencioné antes se le da prioridad a la batería y guitarras, en los otros dos la banda se ocupa más de dejarle el trabajo de ponerte nostálgico a ese excelso violín al que le hago tanto énfasis, al cuál dejan descansar en "Spring", donde el sonido radicalmente se torna un poco más positivo como la primavera, trayéndome a mi a la mente una de las pocas bandas de "post-rock feliz" que conozco, como lo es Paint The Sky Red; no se si sea por el uso de escalas y notas mayores o por la variación rítmica mucho más veloz, sin embargo a casi nada de terminar el disco y después de una odisea de introspección, melancolía y positividad, su inclusión es muy atinada.

Algo a lo que sí me gustaría hacerle especial mención es al último tema titulado "Om Namah Shivaya", el cual literalmente sí es un tema que cumple con diferenciar el trabajo de la banda al tratarse de un cántico mítico hindú a la post-rock style; en este tema acuden al apoyo en el intro y casi al final un conjunto de voces recitando mantras; el uso de arreglos orquestales encimados a un par de guitarras exquisitas y golpeteos de batería al ritmo del mítico "Om", prácticamente lo hacen un himno, sin irme al grado de exageración; fue algo con lo que yo en lo personal quedé fascinado, pues el camino tomado en el disco no me imaginé que tendría como conclusión un sonido digamos un tanto diverso, pero que de verdad cierra el trabajo con broche de oro.

Poniéndolo en un panorama general, el disco goza de un sonido clásico bien trabajado que toma lo mejor del género y lo moldea a gusto propio, transformando la inspiración en un sonido que te lleva a reflexionar, a sufrir, a elevarte y finalmente a relajarte; es un cántico a la existencia; y si me preguntan a mi que soy un proclamado amante del género, este trabajo no está como para dejarlo pasar por alto.

8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba