2 dic. 2017

«Greytomb tiene aportes bien cimentados, que cualquier persona que tenga un historial en el género podrá aseverar como sólidos y de calidad»



  • Genre(s):
  • Atmospheric Black Metal
  • Release Date:
  • 19 / Dec / 2017
  • For Fans Of:
  • Schammasch, Somnium Nox, Wolves In The Throne Room
  • Links:
Otro día que pasa, otro álbum de una banda australiana del que se vuelve necesario hablar, y es que la procedencia de uno de los lugares con las criaturas más peligrosas del mundo no exenta a las bandas de hacer un trabajo malo o regular, pero no cabe duda que la mayoría de las veces se postran sobre el promedio. Greytomb son procedentes de Melbourne, estableciéndose formalmente en el 2015, su demo ve la luz, y un año después, lo hace su primer álbum de larga duración, llamado A Perpetual Descent, obra que, como con muchas agrupacioens nuevas, pasó bastante desapercibido entre el público general y la prensa, cosa lamentable, pues se trató de un debut muy bueno. Lo que nos atiene aquí, sin embargo, es su nuevo EP, Monumental Microcosm.

Cómo una banda consigue meterse a las filas de los lanzamientos de black metal más notorios con un EP de veinticinco minutos, tras haber tenido un año lleno de pura malicia y desenfreno, a veces me supera. En una época en la que la cantidad tiene una estima mayor a la calidad, producciones como esta son las que dan gusto encontrarse, dan fe que las buenas ideas también vienen contenidas en paquetes pequeños, especialmente diseñados para que el escucha se detenga un momento a apreciar todo lo que hay en un pequeño bocado. Justo aquí yace una de las mayores cualidades de Greytomb como banda, su capacidad de aprendizaje. A Perpetual Descent, aunque buscando cómo evitar caer en la misma fórmula que la mayoría de las bandas de estos estilos siguen, podía volverse tedioso si no te encontrabas en el estado anímico específico; alargar un pasaje diez segundos más de lo necesario puede arruinarlo, poniendo en riesgo la armonía general de la pieza. En Monumental Microcosm todo esto queda atrás, y no es porque aquí no haya piezas de 16 minutos como “Urban Moulder”, sino porque donde antes escuchábamos interludios de gran metraje, ahora encontramos pequeños puentes que vuelven más accesible, e irónicamente ligero, el cambio entre rasgueos melódicos y blast beats desenfrenados.


No es este un disco de de black metal progresivo, pero sería difícil no notar la gran progresión en las tres canciones, cada una se distingue de las otras y ofrecen un recorrido pensado para sacar a relucir cada aspecto de la música: composición, armonía y ejecución. Por el lado de cada miembro encontraremos los distintos tipos de screams de N. Magur, cuyo rango es excepcional, así como sus voces limpias con tonos bajísimos; los multifacéticos trémolos y riffs de J. Angus, claras estrellas del espectáculo; y el bajeo de D. Coffey, que aunque es quien menos aporta al acervo general, se respeta su postura respecto a la economía de elementos y cosas que suceden durante los distintos temas, limitándose a añadir profundidad y volver más amena la mezcla del disco.

Cierto que hay un cambio de sonido entre ésta y su producción del año pasado: A Perpetual Descent tendía más hacia los modos del post-black metal en la instrumentación y las voces se limitaban a dos o tres estilos distintos; Monumental Microcosm es en su totalidad un álbum de black metal atmosférico, con un sonido muy arraigado en el ocultismo y el esoterismo, lo que se ve reflejado en las letras de la banda, de la forma en que bandas como Schammasch y Batushka lo hacen. Es importante observar la subordinación que hay entre la ejecución y el género que se encuentren tocando, porque de allí se deduce gran parte de la calidad de una banda. En el panorama general del black metal, Greytomb tiene aportes bien cimentados, y que a pesar de su poco advertimiento, cualquier persona que cuente con historial en el género, más allá de las bandas de antaño, podrá aseverar que lo que está escuchando es sólido y diferente hasta cierto punto.

La constancia de Greytomb ha arrojado buenos resultados hasta ahora, y es demasiado optimista pensar que si lanzan materiales cada año seguirán sacándole el mejor provecho a los sonidos que creen. Sin embargo, no son estas personas que hay que subestimar, la constancia también demuestra el compromiso que tienen hacia la música, y no es fácil dejar marca personal que puede ser tan hermético como el black metal sin salirse de sus límites, pero este trío lo ha conseguido ya en dos ocasiones distintas. Quedemos al pendiente de lo que los australianos puedan traernos.

8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB