8 dic. 2017

Si algo hay que destacar de este disco, es que su esencia es muy natural, pues no se siente que la banda se force a sí misma a fabricar un sonido extraño, sino que lo abstracto les surge de manera innata.



  • Genre(s):
  • Avant-Garde | Progressive Black Metal
  • Release Date:
  • 3 / Nov / 2017
  • For Fans Of:
  • Voidcraeft, Nava Mamă, Stretch Heart
  • Links:
Si nos ponemos a pensar un poco, Rumania jamás ha sido un país que funja como gran referente en el ámbito del metal, tan es así, que esta es en realidad la primera y única reseña que a la a fecha ha sido publicada en esta web sobre una banda proveniente de ese país, salvo por una breve mención que se llegó a hacer de una banda de deathcore progresivo que no pasó siquiera de los 10 renglones; el por qué de ello no puedo asegurarlo, pues yo vivo en el mismo estado de incertidumbre ya que me resulta desconocido si en ese país carecen de los recursos económicos y de comunicación suficientes para salir a flote, o si de plano existe un vago interés generalizado por la música extrema.

Sean cuales sean los motivos para tener una escasa escena musical relevante, como mínimo parece que en este país quienes se animan a salir a la luz aplican de manera muy acertada el clásico dicho "de lo bueno, poco", o al menos eso es lo que nos hacen presumir bandas como Negură Bunget o quien hoy es tema de conversación, es decir Bloodway, una hipnótica banda que por segunda ocasión aparece fuera de bambalinas con un peculiar material titulado A Fragile Riddle Crypting Clues, un disco que no cuenta con los parámetros típicos a que acostumbramos los fanáticos del metal.


Para empezar, el proyecto en su totalidad es bastante abstracto, tanto el cover art del material como la lírica de los temas diseñados y escritos por su vocalista y guitarrista Costin Chioreanu, se ocupan esencialmente de poner bajo el microscopio la condición humana rodeada de un grotesco vacío existencial que se transforma en una sensación sombría y paralizante; tal y como refleja el arte del disco con la silueta humana en llamas siendo prácticamente consumida por la oscuridad; no sé, quizás estoy loco y veo algo más allá por ser un bicho raro, pero estoy casi completamente seguro que eso que expuse es el concepto central del trabajo de estos rumanos, pues además de los complementos líricos y visuales, la estructura musical es igual de peculiar, algo que a decir verdad puede tomar por sorpresa a más de uno en especial por tratarse de una agrupación que toma abundantes elementos de un género cuya riqueza musical por sí misma no es tan extensa, o sea en términos más precisos, hacen de una base de black metal, algo que va más allá de ese género, al punto de rayar en cierta manera la barrera de lo progresivo.

Si algo he de destacar de este disco, es que su esencia es muy natural, pues no se siente que la banda se force a sí misma a fabricar un sonido extraño, sino que lo abstracto les surge de manera innata, es como si tuviera un extraño aire de rareza sin pretender siquiera tenerlo.

Por lo anterior justamente tenemos que a diferencia de las bandas promedio, Bloodway realmente nos pone un buen par de riffs en el plato y les hecha además una buena dosis de aderezos orgánicos que en esencia terminan por resultar en un sonido irónicamente tranquilo y a la vez intenso, entendiendo por esto último que tiene una carga sentimental, no tanto yéndonos en el sentido de un sonido estruendoso; intensidad que ya estando en materia, es en muchas de sus partes, aumentada, disminuida o controlada especialmente por la voz de Costin y su excelente gama vocal que alterna entre un sonido rasposo y toques de voces limpias; la secuencia de la melodía es muy interesante, en particular porque los riffs no son pesados por sí mismos en lo absoluto, sin embargo el cúmulo de elementos que componen las canciones le dan cierta extrañeza que le otorga un peso particular a algunos de los temas pertenecientes al material como “Don’t Wake the Void”, por citar un ejemplo, probablemente por la carga entrañable que refleja un sentimiento de abandono con una pequeña luz de esperanza aún no desvanecida, en donde además se hace muy patente la variación de ritmos que está presente a lo largo de todo el disco.

Sobre la participación individual de los instrumentos hay bastante tela de donde cortar, el bajo, como en toda banda que se auto etiqueta como progresiva, hace gala de sí mismo en la mayoría de temas del disco, con una participación muy activa y rítmica, en particular en temas como "Prison Paradise", donde en compañía de un par de guitarras con apenas una leve distorsión, se encarga de dar una sensación certeramente más tranquila que la que se siente al escuchar temas más veloces como "The Startling Grotesque", donde se torna más patente la base blacker que la banda toma como molde inicial y donde el característico trémolo picking se hace presente en compañía de una voz que pretende ser agónica, pero digamos sin llegar a un nivel tan extremo como por ejemplo la técnica vocal de Ghost Bath; en este tema si bien pudiera pensarse que existe una cierta monotonía por los veloces rasgueos a las cuerdas, pronto dicha suposición se deja de lado al hacer su aparición los punteos a manera de micro solos de guitarra que nivelan la estructura incluyendo inclusive uno que otro riff que he llegado a escuchar en alguna que otra banda de stoner rock, y sobre todo, muchos pasajes que en verdad me traen a la mente algunos buenos temas que he llegado a escuchar de black n' roll.

Este disco no es muy digerible que digamos a la primera escuchada que se le regale, sin embargo sería un garrafal error no volver a darle un buen par de masticadas hasta exprimir todo el sabor y así poder apreciar que no estamos ante un disco que es para todo mundo, y créanme que su sazón pueden degustarlo bastante si son de aquellas personas que tienen un particular gusto por sonidos identificados como rarezas, inclusive si el tipo de voz de Costin no es muy de su agrado, la propia música por sí misma es lo suficientemente buena como para que le otorguen un rinconcito en su gabeta musical.

7.5 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba