2 dic. 2017

Un proyecto proveniente de una zona geográfica plagada de frío y aislamiento, no podría sino traernos un sonido sombrío cuya carga emocional es contundente



  • Genre(s):
  • Atmospheric, Melodic Black Metal
  • Release Date:
  • 10 / Nov / 2017
  • For Fans Of:
  • Atra Vetosus, Frigoris, Autumn's Dawn, Dynfari
  • Links:
En un género que por lo general es bastante hermético, es un tanto dificultoso encontrar una propuesta que busque ir un poco más allá del resto; no es tan sencillo como parece toparse con agrupaciones que tengan como objetivo salirse de la pecera de aguas negras para llegar a un océano de posibilidades, y más si tomamos en cuenta que muchos de los compositores de black metal se toman muy en serio aún, que entre más lo-fi les suene el proyecto, más crudo y verdadero es, aún y cuando esa etapa ya debió haberse superado desde hace mucho. Para mi fortuna y la de todos nosotros, el proyecto del que venimos a hablar el día de hoy no fue creado por músicos que tienen esa clase de mentalidad conformista que pretende seguir la línea de los inicios del género al pie de la letra, sino que mediante un excelente balance entre la atmósfera, la instrumentación y la técnica vocal, lograron crear un material sumamente conciso en cuanto a su objetivo: Irradiar una ferocidad intensa, poderosa y elegante.

Ese material del que les hablo lleva por nombre Farvegir Fyrndar, y se trata del segundo trabajo discográfico de AUÐN, una banda proveniente de las fértiles, míticas y alejadas tierras de Islandia; banda que en esta entrega se enfocó de manera admirable a pulir el sonido que comenzaron a esparcir en el año 2014 con el lanzamiento de su primer disco homónimo, logrando superarse y plantearse firmemente con miras hacia un brillante futuro.


En esencia Farvegir Fyrndar es un disco bastante instrospectivo, basta saber que el nombre de la banda en nuestro idioma natal significa "Soledad", para entrar en contexto y saber que un proyecto proveniente de una zona geográfica plagada de frío y aislamiento, no podría sino traernos un sonido sombrío cuya carga emocional es tan contundente como la potente voz encargada de hacer que la sombra del abandono comience a envolver a quien lleve un par de audífonos puestos. Uno de los aspectos más interesantes de este disco es que el dinamismo se encuentra bastante presente a lo largo de los casi 50 minutos que dura el disco, más que nada porque la banda recurre a experimentar con diversos ritmos base que no permiten que el sonido caiga en un vicio como lo puede ser una estructura lineal y plana que suele caracterizar a muchas bandas del orbe; son justamente esas variaciones en la velocidad de la batería, de las guitarras, y en la intensidad de la voz, lo que le da un brillo bastante particular al disco, acompañado al hecho de que de pronto aparecen en el campo de juego pequeños punteos y solos de guitarra que fortalecen el resto de la estructura.

"Veröld Hulin", el primer tema del disco, prácticamente funge como una carta de presentación excelsa al viaje que representa el disco, algo así como si el tema en sí fuera un camión turístico islandés, y su contenido musical fuera la fría magnificencia de esa nación; sin necesidad de comenzar con una imponente carga de ruido y suciedad, este tema inicia con un rítmico golpeteo hacia el bombo y toms de la batería, añadiéndose prontamente a ella un rasgueo propio del black metal y diversos punteos cuya función es darle un poco más de matices a la guitarra rítmica, y es hasta el minuto 2:40 cuando toda se deja caer de tajo una rabia intensa acompañada de una velocidad más electrizante y una exquisita voz nievelada entre lo agudo y lo medio; esa voz por cierto, si bien es de lo mejor que he escuchado en el género durante todo este año, no es sobre explotada ni en este tema ni en el resto, pues su aparición es la justa y necesaria, "Lífvana Jörð" es uno de los tracks en los que esto se hace patente, pues es aquí donde ese trabajo vocal tiene una potencia excepcional y destacable sobre el resto, sin embargo su aparición en ningún momento merma la estructura musical que le sirve de acompañamiento, sino hace un perfecto acople cuyo resultado es un elegante y limpio sonido de nostalgia iracunda y desesperación.


"Skuggar" es otro de los temas que reflejan la madurez a la que llegó AUÐN después de tres años de inactividad en el estudio, y que no puede pasar desapercibido ante mí para plasmar unas cuantas palabras de él en esta opinión; este tema en particular me dejó sumamente fascinado en la primera ocasión que sonó en las bocinas de mi estéreo, y es que en él se puede percibir un balance exquisito entre la melodía y la energía, la base sonora principal se compone de un par de guitarras acústicas y golpeteos lentos a los tambores, sin embargo son unos cuantos momentos en que esa base se torna enérgica y drásticamente se cambia la finalidad del tema, es decir, si primero te transmite melancolía, posteriormente por momentos la desgracia se torna presente y se te transmite con apoyao en un nivel vocal más grave, una cólera inexplicable que pronto vuelve a ser apaciguada en especial con el exquisito solo de guitarra que hace gala a partir del minuto 3:50 y que trae la calma de nuevo a la tormenta para finalmente dar paso a "Í Hálmstráið Held", el último tema del disco que curiosamente también comparte reflectores en cuanto hace al dinamismo al que me he enfocado en resaltar, y es que este track opta por ser literalmente una épica despedida, basta que esperen al segundo minuto del mismo para que sepan perfectamente de lo que hablo; la voz, los punteos, la estructura, todo se une para elevar el ánimo de una manera gloriosa y heróica que finalmente cierra la puerta a lo que fue un viaje lleno de una fina y distinguida furia, que además representa un paso hacia adelante en la carrera de esta agrupación.

8.5 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB