15 dic. 2017

"...le llaman evolución, palabra un tanto ambigua para algunos, ya que muchas veces su connotación implica un riesgo desmedido que no todos estamos resignados a aceptar."



  • Genre(s):
  • Alternative Rock | Metal
  • Release Date:
  • 15 / Dec / 2017
  • For Fans Of:
  • Falling In Reverse, Bring Me The Horizon
  • Links:
Todavía en estos tiempos me da por poner alguna que otra canción de aquellas que hicieron conocidos a Asking Alexandria, ese tipo de música me sigue agradando a pesar del paso de los años, y si algo aprendí un poco antes de esa etapa de mi vida es el nunca avergonzarme de dónde vengo ni menospreciar las cosas que me gustan (aunque sean criticadas masivamente), ya que para bien o para mal todo esto ha influído en la persona que soy hoy día, y de eso sí estoy demasiado orgulloso.

Al hacer referencia a esto, me refiero a aquel Stand Up And Scream y Reckless And Relentless, en 2009 y 2011 respectivamente, no tomando en cuenta la poca complejidad en su sonido y solamente para satisfacer lo que el cuerpo pide, porque es obvio que la temática y los conceptos simples están dirigidos a lo que es hasta ahora la mayoría de su fanbase: los adolescentes, sin afán de ofender a los mayores que de repente les da por escucharlos, ya que como dije, yo soy uno de ellos.

Pues bien, la primera evidencia en el cambio en su estilo fue demasiado obvia, en 2013 con From Death To Destiny demostraron no solo una clara desviación en lo que venían haciendo, sino con esto también manifestaron que desde ahí harían lo que mejor les viniera a ellos mismos y nada más. Evidentemente, escuché un par de canciones y lo dejé de lado, como miles de personas más y no, no es porque fuera una basura, en realidad fue algo regular, pero no alcanzó la expectativa que había generado. Después de eso, a principios del 2015 se supo de la separación de Danny y sin indagar en el por qué ni en el cómo, ciertamente fue un durísimo golpe para la banda que ahora tendría que cubrir el puesto con alguien más o menos de las mismas condiciones. Como anillo al dedo llegó el chico ucraniano, Denis Shaforostov, quien se enfiló de inmediato y casi un año después colaboró para crear The Black, el cual (con un poco más de melodía core y menos hard rock) se apegó más al sonido de su predecesor inmediato que a aquello a los que algunos seguíamos obstinado, a mi gusto fue bueno, aunque claro, hubo opiniones divididas, normal cuando una banda como ellos lanzan algo nuevo.

No pasó mucho tiempo y por razones cuestionables Denis tuvo que abandonar la banda, dejando nuevamente el puesto vacante a merced de Worsnop, quien tras pulir asperezas con los demás miembros (principalmente con el big boss detrás de la agrupación, Ben Bruce) pasó a formar parte de AA nuevamente, con todo y las dudas que se generaron, ya que era una realidad ese bajón no solo anímico que tenía al salir anteriormente, también su voz era tema de discusión, situación que generó gran expecativa tanto para sus fans como para sus detractores.


Este 15 de diciembre, tras poco más de un año de su retorno, salió a la luz el quinto álbum que lleva su mismo nombre (desde ahí bastante notorio el intento de recobrar el terreno perdido), con el firme propósito de traernos nuevas cosas y sorprendernos, ya que en diferentes ocasiones ellos han dejado muy claro que se consideran una banda que se encuentran en constante evolución, situación que les hace prácticamente imposible el casarse a un solo género o sonido.

Abrimos con “Alone In A Room”, unas notas tranquilas que sirven de colchón para la entrada de un rock bien ejecutado y bienvenido al oído, destacando ese coro que tiene una atmósfera melódica a mi ver muy buena, la cual se fortalecida en la segunda parte del tema cuando Danny deshace lo que dije más arriba, al parecer sus cuerdas vocales están más listas que nunca. “Into The Fire”, el primer sencillo promocional de esta placa decembrina, es sin duda alguna uno de los que más me gustó, de nuevo la melodía es densa y fuerte, ahora con un guiño inicial de screams, los cuales alcanzan su apogeo más adelante con unas ráfagas fenomenales después de una probadita de lo que nos tenían acostumbrados, una demostración muy respetable. Como tercera está “Hopelessly Hopeful” que no varía en la entrada, los sampleos electrónicos vuelven y la recepción que se nos da no me causó mucho asombro, la estructura es demasiado simple y predecible, consumando lo que es a mi gusto uno de los tracks que quedarán en su historial sin pena ni gloria. El segundo sencillo fue “Where Did It Go?” y desde que salió le di el visto bueno, el punch logrado en el coro es agresivo y encaja a la perfección con la re-entrada de los versos, con mucha versatilidad instrumental y creativa, de nuevo con ese ambiente sentimental y profundo que generan las cuerdas y el incesante ritmo en la percusión. La introducción de “Rise Up” hace rememorar sin duda alguna su época dorada, acá no recurrieron a lo de las anteriores, aunque luego entre al mismo catálogo, la entrada fue sorpresivamente enérgica y hace disfrutar más el resto. Un tema rápido en la mayor parte de su duración y en los minutos en sí, ya que es la más corta, superando apenas los 3 minutos.


When the Lights Come On” es delicada y se notaba el rumbo que iba a tomar, si no conociera su procedencia juraría que es uno de esos tracks más heavies hechos por Fall Out Boy o Panic! At The Disco. Y ojo, me parece algo sutil, groovy y apetecible, el hacer referencia a esas bandas es para que se entienda un poco más a lo que quiero llegar, este sonido ahora es AA, nos guste o no. La siguiente está colmada de sentimiento, el manejo de los ritmos y los distintos arreglos dentro de ésta están puestos precisamente donde deben. A esto me refiero cuando hago hincapié en algunas canciones que no me parecen buenas, “Under Denver” es de las baladitas más leves y aun así lograron hacerla de forma armoniosa. “Vultures” cambia un poco la situación, la guitarra acústica y la voz de Worsnop en todo su esplendor sin nada más que pudiera mermar la atención. Aunque nunca me han llamado la atención los temas del estilo, he de decir que no estuvo de más que la agregaran, la letra destaca por mostrar íntegramente el progreso que han logrado, de gritar “you stupid fucking whore” a esto, se debe reconocer el avance y nuestro querido bro lo hace elogiablemente. Otra de las notables es “Eve”, siguiendo la tónica sintetizada y pesada, la cual es recibida por unos cantos mainstream y gritos más prolongados que en ningún otro lugar del lanzamiento, así poniéndolo entre lo más destacable que escucharemos por acá. De inmediato entra “I Am One”, la cual continua con ese sonido bueno que le da profundidad a una letra buenísima, con varios segmentos rápidos que resaltan en un tema interesante. Luego está "Empire", el único que trae una colaboración, siendo el rapero Bingx el encargado de la labor y obviamente darle un aire totalmente diferente al resto de los tracks, quien participa activamente en sus más de cuatro minutos con las frases rapeadas y cantadas, Danny apoyándolo solo en el coro y en parte del final. No me agradó, pero seguimos con “Room 138”, una más de lo que me suena a ese tipo de rock sentimental feliz, igualmente con elementos interesantes pero nada del otro mundo. Hay otro tema, una versión “radio” del segundo y del cual no hay mucho que comentar, salvo que esa parte de los screams y los growls se tuvo que haber alargado unos 30 minutos y solo así quizá volvería a repetir este self-titled en su totalidad.

Ya fue, no dudo que haya miles y miles de personas que terminen por alabar a Asking Alexandria después de este álbum y me parece justo, está demasiado bien trabajado en lo lírico y en esa producción impecable, queda en entrevisto la madurez que han obtenido y que le llaman evolución, palabra un tanto ambigua para algunos, ya que muchas veces su connotación implica un riesgo desmedido que no todos estamos resignados a aceptar. Borrón y cuenta nueva para la carrera de los chicos ingleses, quienes ahora emprenderán su futuro en base a otros estándares a los que la mayoría de sus seguidores estábamos acostumbrados o al menos esperanzados, una decisión muy respetable, ya que haciendo a un lado la expectativa de nosotros los aferrados, se mandaron una placa bien hecha para darle un nuevo curso a su carrera musical.

7 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2018 RTMB


Ir Arriba