11 nov. 2017

Threat Signal terminó seis años de inactividad en el estudio con Disconnect, un disco que llegó de la mano con un nuevo sonido apegado al "modern metal", apartandose así de su antiguo estilo.



  • Genre(s):
  • Modern Metal / Melodic Metalcore
  • Release Date:
  • 10 / Nov / 2017
  • For Fans Of:
  • MyGrain, Sybreed, Soilwork, The Unguided
  • Links:
En el ámbito musical, el hablar de la inactividad de una agrupación implica tocar un tema aventurado y plagado de dudas, pues dependiendo de cómo se maneje esta, puede traer a los músicos consecuencias a su favor o garrafales, ya que por una parte, dejar durante años la vida en los escenarios para volver años después a la ejecución en vivo, quizá puede cosechar éxito a través de la nostalgia de los fanáticos y de una escena que recuerda a la banda con cariño, o de plano dejarlos sepultados en "lo que fueron hace años"; o en el ámbito de las grabaciones de nuevos discos, regresar de manera triunfal con un álbum exquisito, como lo hizo Unfold Darkness este año con Adversary Omnipotent después de casi 8 años de inactividad en el estudio, o haber regresado en los mismos términos (inclusive en uno un poco más flojo), como tras 6 años ha ocurrido con Threat Signal, quienes el día de ayer lanzaron su nuevo material discográfico titulado Disconnect, con el cual vinieron a reaparecer a una escena que en ese lapso de tiempo para su infortunio, ha crecido en demasía, ofreciendo propuestas más firmes que su nueva placa.

Para ser honesto, cuando me enteré de la noticia de que Threat Signal estaría de vuelta tras seis años sin un disco nuevo, hubo una pizca de entusiasmo en mí, pues una de las bandas que a pesar de las novedades había ha permanecido durante años en mi reproductor musical con temas bastante potentes y con una vibra Thrasy como "Fallen Disciples" (Threat Signal, 2011), "Hate Machine" (Vigilance, 2009) o "Faceless" (Under Reprisal, 2006), haría una reaparición repentina con un lanzamiento fresco, del cual como todo buen seguidor, esperaba que tuviera un punch como mínimo igual al que tuvo su último disco lanzado en 2011, sin embargo a mi parecer no fue así.


El error que para mi gusto resulta evidente en Disconnect, deriva de la decisión de la banda de incluir a su sonido, elementos del denominado "modern metal", que decenas de bandas en la última década han dispuesto incluir a su música como en el caso de Soilwork o In flames; pero no quiero que se me mal entienda, ese ingrediente del que hablo no es el problema, pues a muchas bandas les llegó a sentar muy bien como es el caso de Disarmonia Mundi, por citar un ejemplo, el problema radica en que Threat Signal no logró moldearlo a una escala que lograra sacarlos de un sonido regular que inclusive en momentos llega al grado de rayar en lo genérico, ese es el inconveniente. Y es que quienes ya conozcan con anterioridad a la banda, estoy seguro de que estarán de acuerdo en que en su nuevo material, el trabajo vocal disminuyó potencialmente su fuerza, ya no se siente esa excelente electricidad y dinamismo de antaño donde se combinaban diversas técnicas que daban a relucir un de thrash/death, mezclado de pronto en sus tonos medios y agudos exquisitos con sonidos propios del core, sino que ya existe una estática para nada favorable, incluso bien pudiera confundirse ese trabajo con el de bandas como The Unguided, Demotional, o Dead by April, que guardan bastante similitud en su estilo, cosa que antes no pasaba con los compositores de Disconnect, y para ello basta con escuchar uno de los temas que resumen todo lo dicho, titulado "Falling Apart", que contrasta demasiado con la pesadez que antes identificaba plenamente a la banda.

En lo que hace al aspecto instrumental, la banda podría decirse que sale un poco mejor librada, aunque no al grado suficiente como para considerar que esta nueva entrega satisface los requisitos que por su ausencia prolongada en el estudio debieron tomarse en cuenta; si bien existen algunos pasajes enérgicos que guardan cierto apego al estilo a que siempre se habían dedicado como en "Nostalgia" o "Elimination Process", lo cierto es que estos no logran destacar más allá de lo regular, no existe mezcolanza de estilos, de riffs, de solos o punteos que realmente hagan que hubiera valido la pena la espera, hablamos pues de una estructura bastante floja. De hecho, si lo que Threat Signal buscaba era irse por la vertiente de modern metal que impera hoy en día, creo que debieron apegarse precisamente a lo que hicieron en su tema titulado "Exit the matrix", el único que a mi gusto establece de manera más robusta la propuesta a la que la banda intentó apegarse en su totalidad, en éste existe mucho más dinamismo, tanto en el trabajo vocal que aquí si guarda un poco más variedad y energía, como en la instrumentación en la que se distinguen matices mejor trabajados, inclusive en el solo de guitarra que sí logra destacar bastante; lástima que un solo tema no resulte lo suficiente como para considerar a un disco una propuesta destacable.

De esta agrupación canadiense, aunque suene crudo, se puede esperar mucho más de lo que arrojaron en esta nueva entrega, y eso es precisamente lo que deseo que ocurra la próxima vez que ingresen al estudio, mientras tanto, nada más queda que seguir disfrutando de toda la trayectoria a sus espaldas.

6.5 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB