16 nov. 2017

No pude evitar con esto, guardar a Thantifaxath como el elemento necesario para mis tardes de catarsis y purga espiritual, es perfecto.



  • Genre(s):
  • Progressive, Atmospheric, Occult Black Metal
  • Release Date:
  • 24 / Nov / 17
  • For Fans Of:
  • Deathspell Omega, Kafirun, Jute Gyte,
    Fluisteraars, Batushka, Imperial Triumphant
  • Links:
Saber manejar benéficamente el enigma que provoca vivir en anonimato puede darte bastantes puntos favorables en un mundo como el que representa la música. Hace apenas los primeros días de noviembre, les platiqué sobre lo genial que resultó el trabajo de los españoles Altarage, en un interesante aporte al death/black. El día de hoy me encuentro hablándoles de otra banda que se impregna de un total incógnito como exponentes del black metal y no es nadie más que Thantifaxath, una banda revelación en el 2014 con un álbum debut llamado Sacred White Noise que recibió muy buenas críticas por la comunidad oscura, principalmente por aquellos adeptos al popularizado depressive black metal y también por los fanáticos del metal progresivo. Y es que si bien estos muchachos no son una banda de technical, sí que tienen un talento desbordante a la hora de componer atmósferas y limbos mentales a punta de tonos discordantes y un sonido siniestro. Void Masquerading As Matter es el próximo título de corta duración que la agrupación canadiense tiene lista para lanzar el 24 de este mes a través de la aviesa Dark Descent Records.

Escuchar el álbum debut de la banda previo al EP por venir, me dio una impresión temprana de lo que podría escuchar y debo decir que fue satisfactoria a mis estándares. Altamente recomendable. Inicié mi viaje cognitivo con “Ocean Of Screaming Spheres”. Cuerdas que definen un riff violento es lo que aprecié primeramente, enriquecidas y complementadas poco después de unos segundos transcurridos por ciertos alcances altos en tonalidad, tanto de unos hirientes shrieks como de la base rítmica proveída por el bajo y la batería. Es bastante impresionante la habilidad que estos caballeros tienen para integrar en una misma canción desplantes de furia y descansos melódico-ambientales en forma de puentes, ensalzados por toques de piano y ecos de distorsión atinados a la hora de profundizar. La larga duración de la pista permite adecuar un desenlace trágico y nada monótono que culmina definitivamente con dramatismo y lamentos desnudos a la par de un grandioso trabajo con los arpegios. El contenido del track le hace total honor a su perturbador nombre. “Self Devouring Womb” inicia lenta y expectante, crea impresiones tétricas en la escucha y se apega muchísimo más al estilo depressive que algunos le adjudican. Los highgrowls suenan como si por medio de algún método fueran colocados en el lugar adecuado para totalizar un todo perfecto. Es raro, ya que sin necesidad de llegar a ser una pista veloz enteramente, se percibe muy gruesa y sin huecos. Es de admirarse los arreglos melódicos que la producción y los synths proveen para fortalecer ciertas partes en el tema que varían entre alcances de orquestación, violín con distorsión de fondo y una guitarra acústica triste.


No pude evitar con esto, guardar a Thantifaxath como el elemento necesario para mis tardes de catarsis y purga espiritual; es perfecto. La conexión que existe entre pista y pista me hace creer que se trata de un EP conceptual además de que la sensación de estar viviendo un hecho trágico en carne propia está latente desde el primer segundo hasta el último de todo el trabajo. En seguida y con un casi imperceptible cambio (lo digo en términos positivos), dejé que “Cursed Numbers” se ocupara de toda mi atención y sentidos con una instrumentación absoluta bañada de horror y ciertos toques doom. Por un momento recordé aquellos temas de Bethlehem y de Nocturnal Depression que los hicieron icónicos exponentes del depressive, sin embargo quizás sólo hay una ligera influencia de esto ya que la estructura musical solidifica esta composición. Los trémolos a gran velocidad, la exploración en técnicas variadas en la guitarra y la voz, las distorsiones y la ambientación oscura son puntos claves destacables y fáciles de connotar en cada tiempo. Culminar con el desplante arcano de coros y lamentos, con una atmósfera de sollozos que claman caridad y misericordia que bautiza esta corta pero intrigante y deslumbrante labor por parte de estos genios de Toronto, nos hace rectificar el cuidado que tuvieron a la hora de crear y tratar de dejar en su registro uno de sus mejores trabajos profesionales.

Concluyendo, no es un trabajo fácil de digerir si tu oído no está entrenado para las profundas creaciones en el black metal, puedo asegurar que conforme se desarrolla el EP no hay momento alguno donde sientas repeticiones hastiosas en la ejecución de los instrumentos. La progresión y la técnica en la composición es clara y evidente. Puedo decir abiertamente que en lo que va del año, no hay mejor trabajo dentro de las etiquetas musicales que hasta ahora alcance esta joya de metal negro para mí. Lo recomiendo ampliamente al igual que sus trabajos predecesores. Bravo.

9.5 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB