17 nov. 2017

Existe una excelsa oda a las lágrimas, un exquisito himno al sufrimiento y desesperación que la soledad causa; Requiem es su nombre...



  • Genre(s):
  • Post-Rock | Cinematic | Orchestral
  • Release Date:
  • 18 / Nov / 2017
  • For Fans Of:
  • Shy Low, Be water, Sleepstream, BLAK
  • Links:
Cuando la noche cae, la melancolía llega e invade hasta los rincones más íntimos de nuestro ser. Estar solos únicamente con nuestros pensamientos y reflexiones en mente muchas veces nos aterra y llegamos al grado de sentir una irremediable ansiedad al estar contemplando nuestra existencia llena de errores, de dolor y de agonía, y todo ese proceso de reflexión ocurre en su mayoría mientras permanecemos inhertes frente a la gran sombra envolvente del silencio, pareciera que la falta de sonido es lo que hace perfecto que ese momento de autoexploración psicológica tenga un impacto revelador en nuestro estado anímico al menos durante la noche, pero ¿qué si existe un soundtrack que refleja perfectamente la majestuosidad del vacío y de la eterna remembranza?, ¿lograría acaso alguna melodía superar la profundidad, calma y nostalgia inherente al silencio y a la meditación a que este invita en las noches?, ¿puede una melodía complementar mucho mejor la meditación que el propio silencio?

A mí en esta fría madrugada me acaba de quedar claro que sí existe algo mejor que el silencio, una excelsa oda a las lágrimas, un exquisito himno al sufrimiento y desesperación que la soledad causa; Requiem es su nombre, y corresponde al segundo lanzamiento de los franceses anónimos de Silent Whale Becomes A° Dream, quienes de manera oficial justamente hoy, acaban de lanzar al mundo un conjunto de profundas piezas capaces de trastocar las fibras más sensibles de quienes se permitan escucharlos, pistas que fungen a la perfección como el reflejo de una eternidad decadente llena de pérdida y de una inevitable nostalgia.

No es secreto para quienes me conocen, que uno de mis géneros favoritos es el post-rock, siempre me ha fascinado la especialidad de dicho género para causar emociones tan variadas que van a veces de polo a polo, y casi por lo regular sin tener que recurrir al uso de una voz y un mensaje compuesto con palabras para esparcir el sentir de los compositores. Es curioso que prácticamente las melodías de ese género fueron fieles acompañantes mías durante el periodo en que caí en una severa depresión, a través de estas tenía una vía de escape para dejar que el dolor se esparciera y que la música lo absorbiera, para dejar así de afectarme a mi mismo; sin embargo fueron contadas las bandas que realmente considero se llevaban el premio al mejor consuelo, galardón que muy probablemente se hubiera llevado este conjunto de haber liberado su segunda placa en aquellas épocas oscuras.

El material se compone únicamente de cuatro temas titulados "Dies Israe, Dies Illa", "Cor Contritum Quasi Cinis", "Recordàre" y "Lacrymosa Dies Illa" que por cantidad podrán parecer pocos, pero tratándose de calidad la diferencia es abismal; cada canción es una travesía, no solo un conjunto de compases, sonidos y ritmos; a través de los instrumentos, se nos susurran al oído pequeñas y profundas historias sin palabras, pequeños relatos que muy probablemente son el reflejo de las vivencias de sus integrantes que desde un inicio han optado por el anonimato, para que lo único importante sean sus creaciones y no sus autores; el uso de elementos orquestales está presente a lo largo de los 57 minutos que dura el disco, y son ellos los encargados de crear la atmósfera envolvente y de ensueño que vuelve a las emociones un arma poderosa en contra de uno mismo.

Los matices individuales de cada uno de los temas son fascinantes en el sentido de que la banda logra sumergirse en diversos compases que logran encajar a la perfección como si sus creaciones se tratasen de un rompecabezas cuyas piezas embonan a la perfección entre una y otra. Para ponerlos en contexto, podemos poner como los mejores ejemplos mis dos temas favoritos del disco, primero a "Dies Israe, Dies Illa" la cual se divide en diversas etapas, que a mi me gusta comparar con las etapas del duelo; durante los primeros tres minutos los arreglos de cuerdas transmiten una vibra de negación, como cuando pretendemos reprimir el sufrimiento que a todos nos aqueja día con día, a partir de ese momento ingresa el sonido de las baquetas que golpean con gran sentimiento todas las partes de la batería, que pronto se ven acompañados por un par de guitarras verdaderamente pesadas que reflejan adecuadamente la ira, durante los siguientes 5 minutos la tensión aumenta, y la agresividad de los instrumentos eléctricos se torna aún más patente con el uso de rasgueos sucios que posteriormente se interrumpen por la calma y pequeños punteo que reflejan finalmente un sentimiento de tristeza y aceptación.

En segundo lugar tenemos a "Recordàre", donde la premisa principal parece ser por otra parte la remembranza, aquí no existen diversas etapas como en el otro tema, aquí es más evidente una homogeneidad apacible y más tranquila que se avoca única y exclusivamente a elevarnos a un nivel distinto en el que es posible mirar en retrospectiva toda nuestra vida, con un toque mucho más cinemático que el resto de temas, viéndose apenas interrumpido por el estruendo eléctrico de las guitarras que sólo hacen la aparición suficiente y necesaria para robustecer un poco más el sentimiento generado.

En esencia, el disco esta hecho con una evidente pasión y entrega, y sin duda fue creado con la fija idea no de pretender romper las molduras de su género, sino tomar lo mejor de este y mezclarlo adecuadamente con la emoción que provoca el sufrimiento anónimo con el que todos podemos identificarnos en algún momento de nuestras vidas, quizá de ahí resulte lo exquisito que Requiem resulta ser; probablemente Silent Whale Becomes A° Dream no necesite estar en algún pedestal para sentir que tiene éxito, aunque definitivamente lo merece y ello lo seguirán demostrando con el pasar de los años, mientras que yo además espero que estos franceses siempre tengan en su mente la definición propia de su trabajo, cito:

"Silent Whale Becomes A° Dream, es una oda a la lentitud y al arte de sentir el mundo, un tributo a cosas raras, a cosas que necesitan tiempo para ser, queremos contarte historias minimalistas y profundas, historias sobre el cielo infinito sobre tu cabeza, sobre el duro suelo bajo tus pies, tan prometedor y aterrador como el vasto océano frente a ti".

9 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB