29 nov. 2017

...uno de los materiales más amenos y divertidos que he escuchado en el año, es una experiencia que solo músicos de la estirpe de Panzerballett pueden ofrecer.



  • Genre(s):
  • Progressive Metal | Jazz Fusion
  • Release Date:
  • 24 / Nov / 2017
  • For Fans Of:
  • Tribal Tech , Spastic Ink
  • Links:
A lo largo de la historia del rock son muy pocos los artistas que han usado el humor como una herramienta poderosa para su propuesta musical, quizá el exponente más influyente del género fue Frank Zappa, y tal vez aquella rareza de nombre Mr.Bungle. Con una propuesta humorística y fresca, inspirada en los sonidos promulgados por aquella escena noventera de metal técnico liderada por Planet X, Tribal Tech y un largo etcétera, nacería a mediados de los dos mil, Panzerballett, los cuales en 2017 nos presentan su quinto trabajo de larga duración. X-Mas Death Jazz es el título que decidieron darle a este nuevo material, donde fieles a la tradición de su tierra aportan grandes dosis de técnica a su sonido, dado que éste es un proyecto de músicos de profesión, los cuales a lo largo de su trayectoria se han destacado por mantener interpretaciones soberbias y limpias. En este material nos vamos a encontrar con una iniciativa un tanto peculiar, dado que el concepto principal del álbum es hacer una re-interpretación de las melodías navideñas más conocidas.

Desde el minuto uno nos vamos a encontrar con esa particular forma que tiene este conjunto de crear su sonido, en “White Christmas” tenemos esos coros de apertura tan joviales y jocosos, los cuales son acompañados de un ataque de riffs trepidantes y atascados, que luego van dando apertura a ese jugueteo dinámico de notas, donde esos pequeños feels, muy de jazz, crean ese colchón armónico para que la guitarra pueda estar en libertad de darnos solos de gran calibre.


Cabe resaltar la manera en la cual este grupo integra las melodías populares a su idea musical, lo hacen de una manera sencilla y sin que se note forzada, son presentadas de diversas formas, y los arreglos son las principales herramientas de esta exposición; la melodía imperiosa y sutil del saxofón que acompaña a esos requintos contundentes durante la primera parte “Kling, Glöckchen” son geniales, y el final de la misma, es un desenfrenado ataque sónico donde prevalece la risueña atmósfera de la noche de paz.

“Little Drummer Boy” es un de mis cortes favoritos, la interpretación que dan en éste es un deleite, con esas voces profundas y rítmicas a la mitad de la canción, que recuerdan al sonido que utilizaba zappa, además de como la melodía principal va cambiando del saxofón a las guitarras manteniendo un dinámica ingeniosa y fresca, las cuales son aderezadas con esos toques funk que le imprimieron a la pieza, hacen de esta una notable exhibición de creatividad y talento.

Otro de los puntos más álgidos de esta odisea de noche buena, es el single “For Whom the Jingle Bells Toll” un ingenioso juego de palabras entre las famosas "From Whom The Bells Tolls" (Metallica) y "Jingle Bells". En ella nos vamos a encontrar con una pasión y emoción que impregnan al escucha, durante muchos momentos me surgió una sonrisa en el rosto al escuchar esa dualidad entre lo acogedor y lo umbroso, de cómo iban pasando de un lado a otro sin previo aviso, esto se veía claramente en la ambigüedad de sonido entre la guitarra y los demás instrumentos, el culmen del absurdo llega al final del tema con un blastbeat caótico, casi sacado del black metal, no presentan todo un abanico de posibilidades musicales.

A pesar de mis reservas con esta obra, puedo decir con plena seguridad, que ésta no decepcionara a los fans más acérrimos, y que éste ha sido uno de los materiales más amenos y divertidos que he escuchado en el año, es una experiencia que solo músicos de la estirpe de Panzerballett pueden ofrecer.

8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB