12 nov. 2017

Ketha no trabaja sobre seguro, su música busca tendencias con poca atención y les da un carácter especial, son músicos que no buscan transcendencia, lo que buscan es logra concebir arte que sea congruente con sus ideas.



  • Genre(s):
  • Alternative Metal
  • Release Date:
  • 17 / Nov / 2017
  • For Fans Of:
  • Blindead , NIN
  • Links:
El metal es un género que se ha caracterizado por lo ecléctico que es a la hora de expresar ideas, emociones o conceptos. Existe un amplio abanico de herramientas de las cuales se han apropiado los artistas para poder darle una expresividad más significativa de lo que alguna vez pensaron que llegaría a ser este estilo.

En la actualidad existen muchas personas que critican esta postura, abordando la falta de rebeldía y la abundancia de “pretenciosidad”. Este puede ser un debate interesante si se dan aportes y argumentos relevantes, pero desde mi punto de vista esta crítica suele ser mezquina y anquilosada, además de que el arte pertenece a una situación y contexto especial. Exigir que se sigan presentando las mismas tendencias que dieron nacimiento al estilo, es desvirtuar el propósito mismo del arte. Es por eso por lo que cuando llegan álbumes como el de Ketha es fácil caer en el desprestigio.

0 hours starlight, no es un disco que impacte por su contundencia o su exposición de brutalidad, este grupo de artistas se toma su tiempo para dejar fluir sus ideas y las manifiesta de una manera más pausada y lo menos deliberadamente posible. Los riffs en su mayoría son oscuros y densos, te adentran en un cumulo de adversidad y decadencia propia de géneros como el post punk, pero sin dejar la esencia propia del metal. Pero donde más destaca esta placa es en la manera en la que utilizan las dinámicas que va creando la base rítmica y los arreglos. Estos últimos se nos van presentando a lo largo del disco en formas diversas, desde melodías minimalistas de piano, pasando por notas largas y potentes de trompetas, hasta sonidos electrónicos fríos y melancólicos.


Una de las cosas que más llama la atención es el tono de voz empleado en el álbum, nos encontramos con un timbre rasposo y casi declamatoria en la mayoría de sus versos, poco expresivo, esto para muchos puede resultar chocante y poco agradable, pero creo que es acertada su inclusión dada la estética misma que quieren transmitirnos en la obra, la cual se reafirma también en los matices que nos va mostrando la producción sobre todo en el trabajo de guitarra, donde se maneja una interpretación sobria y variada, que va desde requintos, hasta rasgueos punteados muy bien logrados que se antojan frenéticos y agobiantes. Aunque por algunos pasajes sentí que faltaba algo más de emoción, de explosividad, pienso que el resultado obtenido hubiera sido más satisfactorio si alguna que otra melodía dramática o armonía preciosista hubieran calado dentro de ese abanico de oscuridad.

Ketha no trabaja sobre seguro, su música busca tendencias con poca atención y les da un carácter especial, son músicos que no buscan transcendencia, lo que buscan es logra concebir arte que sea congruente con sus ideas. No voy a decir que sea una obra difícil, es más bien un disco en el cual hay que prestar mucha atención a los detalles, esperemos que la banda siga explorando más sonidos y pueda integrar melodías un tanto menos olvidables.


7.5 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB