25 nov. 2017

"Un trabajo cálido, capaz de conectar con el escucha mediante las emociones, presentando un sentimiento de esperanza y ánimo en los 46 minutos que lo componen..."



  • Genre(s):
  • Progressive Metal | Djent
  • Release Date:
  • 06 / Oct / 2017
  • For Fans Of:
  • Akeldama, The Northern, The Healing
  • Links:
Johari es una agrupación proveniente de Kentucky, Estados Unidos, personalmente les tengo un enorme cariño por lo que representaron para mí en el 2015, uno de los mejores años que he podido experimentar, musicalmente hablando. La banda, para aquellos que no están familiarizados, se mueve en un interesante estilo de progressive metal cuya característica especial es la constante inclusión de pasajes atmosféricos junto a breakdowns rítmicos y un balance medido entre voces limpias, voces raspadas y guturales. Los chicos demostraron desde sus inicios una personalidad única en su estilo, puediendo tomar todos los elementos básicos del género para moldearlos a su manera, construyendo de esta forma, piezas muy atrevidas con un nivel de complejidad sencillo de digerir y sobre todo, piezas armadas con pasión tangible que desprenden oleadas de emociones en cada nota, demostrando así el interés por balancear su producto entre algo con alto nivel de preparación pero que no deje de lado el sentir humano.

Hace dos años lanzaron un fenomenal Pale Blue, su primer disco de larga duración que fue una reinvención de lo que su EP homónimo presentó, siendo sencillo el escuchar la evolución que había sucedido dentro de las filas del grupo. Recuerdo muy bien como días antes del lanzamiento de éste, un amigo en Facebook compartió uno de sus temas bajo la premisa de “Being As An Ocean meets progressive metal” y un amante de BAAO como yo, no podía perderse de algo así y luego de darle una escuchada a lo que habían preparado, caí enamorado tras una primera reproducción y luego me tuvieron a sus pies tras una segunda y tercera, debido a la estructuración bien planeada que presentaron, añadiendo a la formula esa emoción a flor de piel que podía palpar con facilidad.

Luego de un merecido descanso, el quinteto escogió el pasado octubre para el lanzamiento de su segunda placa oficial bajo el título de Terra, que presentó el siguiente paso en la propuesta musical de los estadounidenses. Es importante señalar que en los once temas que lo componen se siente la esencia de Pale Blue llevada a un contexto diferente, permitiéndoles explotar sus ideas de formas nuevas, sin perder la sustancia que ha existido muy en el núcleo de su música. Es una aproximación diferente al material que han presentado y es este mismo factor el que nos da la posibilidad de descubrirlos desde un ángulo diferente.


En una vaga comparación de ambos discos, afirmaría que Pale Blue es un disco frío, calculador, con una premisa de sentimiento nostálgico no triste, sino crudo, tal cual sentimiento humano; por su parte, Terra es un trabajo cálido, capaz de conectar con el escucha mediante las emociones, presentando un sentimiento de esperanza y ánimo en los 46 minutos que lo componen, cerrando de esta forma el capítulo de las comparaciones.

Adentrados en Terra, estos chicos dan rienda suelta a sus ideas más creativas y si alguien pensó en algún momento que era una tarea titánica alcanzar la propuesta de su álbum anterior, el quinteto demuestra muy al inicio que el estilo que les caracterizó puede y no solo ello, ha sido redefinido para acercarse a una composición diferente, una que, como mencionaba anteriormente, es más cálida. Esto es demostrado con el alto uso de cleans que encajan como anillo al dedo a las construcciones instrumentales que han creado en esta ocasión, siendo una luz guía para los demás músicos, formando en conjunto un nicho propio para sus ideas. Instrumentalmente éste no presenta la complejidad de su hermano mayor, decantándose por mayor uso de pasajes atmosféricos y rítmicos que le añaden un nivel de groove fenomenal a cada corte, presentando así un disco que te hace mover la cabeza de arriba abajo una y otra vez, sin dejar de lado una faceta progresiva más seria.


Continuando con el análisis instrumental, en los instrumentos de cuerda tenemos el trío de Kyle Meredith, Cameron Harden y Aaron Branham que también cumple el papel de vocalista. El trabajo de estos genios es uno de los pilares en Terra, puesto que nos muestran riffs melódicos, con un constante juego entre las guitarras y la inclusión de solos cortos o momentos más progresivos, dan un mayor sabor a su producto, reforzando esta idea con la genialidad presente en "King Tide" o "Void", que fácilmente se alzan como puntos fuertes en la producción. La batería por su parte, no tiene un nivel protagónico excepcional pero cumple bien con la función de pavimentar el camino para momentos más fuertes, claro ejemplo, su destacado papel en “In The Garden Of Beasts”, el tema más directo de la experiencia sentimental. Finalmente, las voces que forman el dueto del destacadísimo Connor Hill con el mencionado anteriormente, Aaron Branham, son simple y llanamente, una delicia para el oído, no hay otra forma de describir lo que éstas representan, ambos suenan con madurez increíble, haciendo gala de sus técnicas vocales de inicio a fin y qué puedo decir, esas voces limpias merecen mil y un reconocimiento por lo bien trabajadas que están. “Vain”, “Bloom” o la homónima, no tendrían ese estilo de no ser por el magnífico trabajo vocal. Este quinteto se ha tomado su tiempo para llevar la técnica que tienen a un nivel superior y los resultados son completamente favorecedores.

Otro de los puntos fuertes de este LP es la producción que presenta y es un punto que constantemente llegamos a criticar porque suele arruinar la experiencia de trabajos sublimes, pero muy para mi satisfacción, Johari han sabido cómo mantener limpio y pulcro su disco, es completamente sencillo el escuchar y discernir cada instrumento, el papel que están desempeñando y por dónde están moviéndose. A su vez, este punto refuerza a las voces, a los sintetizadores y a los puentes ambientales que logran sonar de maravilla y no podrían alcanzar este nivel de calidad con una producción sucia; este es un recordatorio de la importancia que reside en el saber cómo mezclar y producir, algo que no mencionaría si no fuera factor en Terra.

Es muy complicado el nombrar puntos negativos puesto que de inicio a fin es de notar el inmenso interés del grupo para la preparación de esta placa y no hay puntos débiles, ni momentos tedioso o aburridos. Cada tema sigue la misma línea o una muy similar pero sin caer en la repetición de elementos o momentos que puedan causar cierto cansancio, por el contrario, cada canción puede presentar al álbum desde ángulos diferentes para brindar una experiencia sin igual. En conclusión, Johari han hecho muy bien su tarea, han sabido cómo mejorar sin perderse en el proceso y Terra es el paso lógico en cuanto a su propuesta; el resultado de la preparación del mismo es completamente exitoso para la banda y si algo han demostrado desde su génesis, es que están en constante renovación, no me queda duda que ya aprendieron cómo vender su productor al público y las nuevas estrategias para lo próximo en venir serán una prueba de la pasión existente detrás de la mente de estos genios por ser mejores y ganarse su merecido puesto en esta gran escena.

8.5 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB