18 nov. 2017

No es dedicado al que gusta de lo fácil, sino al que busca de un ensamble maduro y complejo



  • Genre(s):
  • Progressive Death, Post-Metal, Experimental
  • Release Date:
  • 17 / Nov / 2017
  • For Fans Of:
  • Wrath, Of Modern Architecture, Between The Buried And Me
  • Links:
Hay que tener talento en la música que compones para hacer tu debut de estudio con el respaldo de una casa disquera importante como lo es Good Fight Music, que además cuenta con un catálogo de bandas comerciales de gran influencia en la actualidad, albergando a: The Contortionist, Fit For An Autopsy o Within The Ruins, solo por mencionar nombres relevantes en el año. Pero no basta ser buenos, asumo que debes tener un carácter especial para presentar un trabajo que no se enfoca en encajar sino en presentar una postura propia, la cual además, proviene de cuatro individuos desconocidos en la escena. No hay que descartar la realidad del negocio de la música en el mundo que vivimos y que las oportunidades en casos como este, seguro son pocas. Las disqueras no se han mostrado interesadas en apostar por trabajos como este.

Bien, talentosos y especiales entonces, esa la primera conclusión a la que llegué con Cryptodira al enterarme de que finalmente habría álbum de larga duración titulado The Devil’s Despair en estas condiciones. Son un grupo originario de Long Island y de nombre que no se olvida fácilmente, por eso los recuerdo desde el acercamiento que tuve a su música un par de años atrás con la única canción en el Split que lanzaron junto a East of the Wall. Aunque les perdí la pista todo este tiempo, dejaron una sensación de agrado y por supuesto la noticia fue bien recibida por acá, así apenas pude busqué la manera de hacerme de él con la intención de presentárselo a ustedes como es debido, la noche del estreno oficial.


Ellos auto-proclaman experimentar con el post-metal y el progressive death metal. Yo no los catalogaría precisamente como tal, ya que su estilo no apela al gusto colectivo que nace de ese tipo de sonidos en las voces e instrumentación, pero es cierto que no se excluye de ambos; en el modo que se desenvuelve, los tonos y matices, pertenecen más a otro tipo de tendencias juveniles en el metal progresivo y parte del metalcore (también algo hay de caos mathcore) que se acoplan a los grupos que maneja su sello discográfico, aunque a mi entender, tampoco llegan de lleno en lo que llamamos “moderno” en los géneros, pues las canciones no son tan complacientes como este término nos tiene acostumbrados. Ya sé que suena enredoso y rebuscado pero es prudente esclarecer las áreas perimetrales en el disco.

Cryptodira se inspira de emociones densas sobre el mal de la sociedad que llevan al título de la desesperación del diablo, dicho de otra forma, el mal de los males. Tenemos títulos como “Medusa Misgendered”, “The Fascist's Phantasy” o “Negation Consumes Itself” que ya nos hablan de un álbum asimilado bajo fuertes presiones negativas y eso pretende reflejar el contenido. Cada tema esta permeado simultáneamente de contrastes en los que instrumentalmente todo puede pasar, ya sea blasts o una melodía creciente acarreada de tristeza que puede incluso llegar a tornarse como tema ambiental. En cuanto a las voces también hay variedad que va desde las voces harsh hasta los cleans, casi decorados a contrapunto unas de otras y eso le da el valor de ser un trabajo con refracción de mezclas inusuales en el humor del disco, las cuales derivan en un balance original con ángulo único, similar a la academia de sonidos que ha hecho Between the Buried and Me por ejemplo, dígase la usanza de romper la dirección que lleva la música sin abusar, o manejarlo con irreverencia en el sonido. Es decir, elabora cuidadosamente sus detalles convirtiéndose en un impresionante collage fuera-de-género que en algún lugar se cruzó con el prog.


Entonces qué implica el hecho de no enfocarse en encajar sino en presentar una postura propia en una escena plagada de sonidos y referencias similares, pues justamente lo anterior, y que en consecuencia, las ideas que se disparan al escuchar un trabajo cualquiera no aplican directamente con The Devil’s Despair, no se asimila pronto, no hay un punto de comparación clave para entenderlo o descifrarlo, y aunque al escucharlo sabes que te gusta, se vuelve un reto el observar las molduras que lo componen y luego entender la razón.

En primera instancia es un material que no está dedicado al que gusta de lo fácil, sino al que busca de un ensamble maduro y complejo, a tal grado de suponer un reto al oído y, en la medida que lo haga, después puede volverse decente e incluso fascinante al gusto de cada quien. En ese aspecto está bien considerarlo un trabajo recomendable a los seguidores de los géneros que dicen ser. Es el tipo de debut al que no vas a querer dar la espalda.

8.5 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB