19 nov. 2017

Trabajo solista capaz de alterar el estado anímico hacia cualquier lado de la balanza y eso no es fácil de lograr.



  • Genre(s):
  • Post-Rock
  • Release Date:
  • 07 / Nov / 2017
  • For Fans Of:
  • And So I Watch You From Afair, Do May Say Think, Paint the Sky Red
  • Links:
Si existe algo de mi país que tanto me encanta, dejando de lado la decadente situación social en que vivimos, es que como individuos siempre logramos involucrarnos poco a poco en temas que internacionalmente tienen un auge mayor del que en México se ha podido dar cuenta. La música no es la excepción, y es que conforme avanza la tecnología y las comunicaciones, es más fácil que nuestros compañeros de patria involucrados en este bello arte vayan poco a poco igualando en lo que refiere a calidad, respecto agrupaciones extranjeras cuyo trabajo es exquisito.

En el caso del post-rock mexicano, bandas como A Shelter in the Desert, In Suspended Atmosphere, Vyctoria o The Polar Dream, por mencionar algunas, han hecho crecer la escena nacional de un género poco valorado, que no había mostrado verdaderos avances hasta hace un par de años con la difusión que las promotoras apostaron por darle. Blazing Scapelands también es uno de esos proyectos nacionales que traía de la mano desde hace ya bastante tiempo una excelente propuesta que quizá con anterioridad no había logrado tener el alcance que se merecía por la falta de apoyo, sin embargo, con el lanzamiento de su disco titulado La Genealogía del Hundimiento, el proyecto se logró concretar a un nivel excelente que bien merecido tiene ser escuchado en cada rincón de la nación, y por supuesto fuera de ella. Al hablar de La Genealogía del Hundimiento, hablamos del trabajo de un solo hombre llamado Bryan Luna Bayona, él es un músico entregado al arte a que se ha dedicado a hacer, al grado de elegir la música como su carrera; le dio vida a su proyecto Blazing Scapelands desde hace años, cuando no existía plataforma suficiente hacia con ese tipo de música instrumental, pero no dejó caer en ningún momento los ánimos, haciendo madurar su propuesta hasta que logró dar frutos en el disco del que hoy les hablo un poco.

El material tiene un toque curioso y distintivo para lo que la mayoría solemos identificar al hablar de post-rock, género que solemos relacionar inmediatamente con melancolía, tristeza, desahogo, y un sinfín de estados conectados con emociones y sentimientos de connotación nostálgica. Y es que La Genealogía del Hundimiento más que irradiar melancolía, transmite un sentimiento vívido, una clase de energía y vibra optimista que contagia al son de una melodía alegre; claro que esto no sucede en todos los temas, pues sí existe un par de composiciones relajantes que mueven la balanza para el lado de la nostalgia. La manera en que el disco está compuesto varía de tema en tema. La fortaleza principal en su estructura se debe a fijar una base instrumental y, a la misma ir agregándole elementos fuertes como golpeteos a la batería de resuene sentimental, punteos con una influencia nata de jazz, alguno que otro aplauso y arreglos de piano que le dan a tracks como "Gestación" o "Algunos textos sienten más la oscuridad", una clase de crescendo bien logrado que no cae en la monotonía que muchas bandas rayan al hacer mal uso de esta técnica, misma que en el caso del trabajo de Blazing Scapelands, eleva bastante los ánimos gracias a esa positividad que irradian los instrumentos.

Dos de mis temas favoritos en los que la base es distinta, son "Nadie nos dijo que despertar tenía un precio" y "El Hombre y el Torbellino", ambos son los temas cuya tarea parece que fue la de dar al disco esa connotación de melancolía de la que comentaba que convivía un poco con el optimismo del resto de canciones; en el primero de los temas lo más destacable es el uso del piano y de la batería, los cuales son los protagonistas, dejando de lado los reflectores por muy poco tiempo a los punteos de guitarra eléctrica que aquí no son los que se encargan de dar un peso emocional al tema; para que me entiendan, bastará con que escuchen con atención a partir del minuto 2:45, y dar cuenta de qué instrumentos son los que efectivamente llevan la batuta. En el segundo de los temas es la culminación de la nostalgia de este disco, aquí si tienen principal auge las guitarras que pasan de lo acústico a lo sucio en el momento idóneo, con el delay apropiado para dar una profundidad notable, y por supuesto, para transmitir esa clase de rabia entristecida con la que parece haberse compuesto el tema.

Sobre "Hundimiento", "El primer día sin hora", "Todo se irá en tres tiempos" y "Los cimientos más firmes también tienen miedo", el trabajo también resulta estar bastante pulido, entre los mismos habrán de encontrar diversos matices que prefiero dejárselos como sorpresa para no hacerles tan larga esta lectura. Finalizo con un punto importante a relucir, y es que si bien el disco propiamente entra en el catálogo del post-rock, existen temas en los que se le inyectan algunas influencias de math rock notables y recuerdan de pronto a pasajes de bandas como And So I Watch Tou From Afar; uno de los ejemplos que torna evidente esto es "Ciclo", el cual es de los temas más activos del disco a la par de "Lo único artificial aquí, es la inteligencia", donde la velocidad en los compaces se torna evidente en compañía de la energía que se irradia de los amplificadores, y que sin duda dan un toque distintivo de excelente encaje con el resto de pistas que son la prueba de que este es un prometedor proyecto de post-rock con mucho futuro, del cual sinceramente espero reciba al menos la atención, si no es el reconocimiento que se merece. Este trabajo solista es capaz de alterar el estado anímico hacia cualquier lado de la balanza y eso no es fácil de lograr.

La Genealogía del Hundimiento es resultado de lo que el empeño, inspiración y dedicación son capaces de lograr, y aún en una tierra donde todavía existe una notable falta de apoyo hacia determinados géneros y sus derivados, un gran esfuerzo como el vertido en este disco, jamás podría pasar desapercibido.

7 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB