7 nov. 2017


La gama de colores mayormente opacos y grises en las portadas de esta entrada no son una simple coincidencia. Desde el nombre de estas reseñas cortas se le da la bienvenida a toda aquella persona que de alguna u otra forma sienta una atracción singular por la música que pone por encima de todo los sentimientos a flor de piel, haciendo alusión a experiencias tristes o bien solamente tomando como base estos pesares en sus creaciones como un modo de superación, ya que la vieja creencia de que combatir fuego con fuego puede solucionar un problema paradójicamente suele funcionar.

En esta edición especial de mini-reseñas me complace empaparme de melancolía y echarme un clavado en las peligrosas y profundas aguas de algunos materiales recientes que gozan de esa característica. Una vez más, agradeciendo el término a los chicos de Acres y dándole su merecido reconocimiento por hacerlo popular en algún momento, porque a algunas personas nos cae como anillo al dedo; les presento cuatro paquetitos de sad songs for sad dudes.


Sufferer - Sufferer

Post-Hardcore, Progressive Rock, Experimental (22/Sep/2017)
4.5 / 5

A principios de septiembre hicimos una entrada especial en la cual dábamos a conocer las noticias que en Sufferer hicieron públicas alrededor de esos días, ya que tras más de dos años de espera (después de haber logrado recaudar los fondos necesarios a través de una campaña en Kickstarter), el álbum debut de la superbanda de post-hardcore estaba listo, con un tema de adelanto que nos dejó a todos al borde de nuestros asientos. Fue el día 22 de ese mismo mes cuando el álbum homónimo fue revelado en Bandcamp en su totalidad, se abrió el telón y los diez capítulos salieron a escena para asegurarse un lugar entre los mejores álbumes conceptuales del año, sin ninguna discusión.

El principal atractivo que obviamente llamó mi atención y la de miles de personas es la integración de sus miembros hacia el concepto, ya que si bien esa conceptualización por sí misma es muy interesante, el saber que estos tres vocalistas tan talentosos le darían vida a esas ideas fue una jugada muy clave a la hora de que el proyecto se consumara.

Un día en la vida de una persona que sufre de ansiedad severa y todos los problemas que ésta arrastra; depresión, pánico, estrés, miedo, etcétera. Una jornada infernal desde que el sujeto se despierta hasta que por fin logra volver a dormir, así se nos anunció y el trabajo en la decena de canciones es increíble. Desde el primer capítulo nos hacen sentir en carne propia ese desconcierto en el fondo de una mente trastornada, quien confundida se cuestiona cosas sobre su mísera realidad y sus densas divagaciones en un mundo donde de repente hasta lo más bello e inofensivo parece una amenaza. El dinamismo entre los diferentes rangos vocales de Cory Lockwood (A Lot Like Birds), Shane Gann (Hail The Sun) y Forrest Wright (A Perception) hacen muy sobresaliente y entretenida la batalla interna de la persona en cuestión, cosa que junto a las transiciones instrumentales poco convencionales en un género como el post-hardcore (que en la mayor parte es del tipo de la vieja escuela) y la energía descomunal tras la batería de Blake Dahlinger (I The Mighty), logran confirmar mis palabras, estamos frente a uno de los lanzamientos más sobresalientes del género en los últimos años.

Se creó un proyecto muy grande y muy ambicioso con un trasfondo fenomenal, el inicio con este debut ha sido sobresaliente para Sufferer y esperemos que le den la continuidad que todos desearíamos, dado el buen recibimiento que ha tenido hasta ahora y lo satisfechos que nos dejan con esta joyita, de la cual, por cierto, un 35% de sus ganancias se estará donando a Anxiety and Depression Association of America (ADAA), un grupo de personas que labora apoyando a personas en esa situación desafortunada.
"Si tuviera que explicarlo de manera simple, entonces estoy seguro que no diría absolutamente nada,
cómo se amontonan los pensamientos en mi cabeza, o cómo todo me hace sentir tan insignificante.
"
Facebook | Bandcamp





Hotel Books - Equivalency

Melodic Hardcore, Spoken Word (27/Oct/2017)
4 / 5

Desde hace algunos años he mantenido firmes a un par de referentes en cuanto a música "triste" se refiere; por un lado Being As An Ocean (ya tuvieron su espacio aquí con su más reciente álbum), una banda espléndida ya mundialmente reconocida y aclamada, y por el otro está Hotel Books, proyecto de Cam Smith que con cada lanzamiento deja mal parados mis cuestionamientos sobre si logrará mantener la calidad de sus materiales anteriores.

Creo que la principal fuente de mis inseguridades se basa en el hecho de que en realidad no hay muchas variaciones en el estilo que profesa. Cosa que ciertamente también ahora en Equivalency pasa a un segundo plano de menos importancia cuando con los mismos recursos y las mismas temáticas logra discernir las diferentes situaciones dentro de esos temas y atacarlos desde diferentes ángulos; aprovechando así todo tipo de recursos que ese hardcore melódico le provee en función de la obvia primordialidad del spoken word en su arte. Y menciono la palabra "arte" porque por personas como Cam es que tenemos un acercamiento tan próximo a los sentimientos humanos que a veces es difícil de creer, creándolo desde una perspectiva meramente personal pero lográndose proyectar en miles y miles de otras personas.

En general eso es este álbum que combina una poco compleja musicalidad sincera con poesía y pensamientos profundos, una obra muy redonda de alguien que al parecer nunca deja de crecer como artista y de producir cosas magníficas. Sugiero que escuchen Equivalency en su totalidad y juzguen por ustedes mismos, está repleto de grandes momentos, aunque si tuviera que escoger temas para recomendar, serían "Celebration", "Van Nuys", "Fears We Create" (con Chase Huglin cantando de manera increíble) y por último "Take Very Little" (junto a un experto en spoken word, Chris Bernstorf), esta última de donde sale un fragmento con el que me quedé al final del álbum:
"Y recuerdo haberle dicho que yo ya había vendido diez mil discos y sentía que ya había dedicado demasiado tiempo para al menos llamarme a mi mismo un artista. Y ella me dijo que crear entretenimiento y crear arte son cosas muy diferentes, me dijo que la única forma de crear arte verdadero es si éste es la honesta expresión de algo. No te puedes expresar a ti mismo si no sabes quién eres."
Facebook | Spotify





Echoes - Cornerstone

Ambient, Post-Rock, Progressive, Post-Hardcore (25/Oct/2017)
5 / 5

En un ámbito sonoro un tanto contrario a lo que hace Hotel Books, la instrumentación es la principal fuente de creación de emociones en la música que Echoes hace; tercera banda que forma parte de este tributo a las intensas sensaciones internas, dejando un poco en descanso la temática de canciones tristes, su sonido es melancólico y genera nostalgia, pero al final es todo prosperidad.

El segundo álbum del cuarteto originario del Reino Unido (después de 3 años de un debut bastante bueno) tuvo que tardar más de lo esperado en llegar a nosotros no solamente por el esfuerzo aplicado en el proceso creativo y en el estudio de grabación, sino porque hubo una razón más que atrasó la gestión de Cornerstone y que, dentro del bajón de la situación, siento que le dio un toque especial y se siente, de verdad. Un familiar de uno de los miembros de la banda tuvo un problema de salud en el sistema linfático, enfermedad de Hodgkin, o para entender de manera simple, cáncer. La batalla afortunadamente tuvo un desenlace totalmente agradable, ya que los chicos aclaran que hoy día esa persona ha logrado vencer el martirio y está de regreso en esta jungla llamada vida.

Pues bien, hacerles saber el contexto de la tardanza en la salida del álbum tiene más razón que solo el tiempo de espera, ya que aparte de concientizarnos con la historia y el sufrimiento que pasa una persona y sus allegados a través de esa situación, Echoes ha decidido donar el cien por ciento de las ganancias obtenidas con este material a The Claire Sadler Trust Fund, una pequeña organización que se encarga de brindar apoyo a quienes sufren del mismo padecimiento y que ciertamente ayudó a esta persona de manera increíble, en palabras de ellos mismos.

Todo esto lo supe mientras escuchaba el disco y a decir verdad sí influyó el tomar eso en cuenta porque, como les decía, se nota una clara inyección de sentimientos reales y sinceros en su música que pudieron haber sido proyectados por aquella dificultad. Las atmósferas post-rockeras creadas en los diez tracks están en un nivel de otro planeta, al escucharlo somos testigos de una relación asombrosa entre cada nota tocada por cada instrumento y esa manera en que las voces están agregadas también es algo que en ratos parece inconcebible; combinando en diferentes momentos cantos celestiales lentos, frases que parecen lejanas o cercanas dependiendo la perspectiva, gritos desesperados y explosiones instrumentales durante casi cincuenta minutos nos aseguran un trance lleno de gozo que nos dejará con una sensación de plenitud difícil de describir. Todos los temas son geniales, pero recomiendo especial atención a "Bridges Built", “Love, Let Go”, “Embers” y “Tiger Teeth” (esta tercera una de mis favoritas en lo que va del año).
"El mundo está en la miseria,
pero aún hay amor alrededor de mi...
"
Facebook | Bandcamp





nothing,nowhere. - Reaper

Cloud Rap, Trap, Emo (20/Oct/2017)
4 / 5

Si bien el denominado cloud rap ya tiene tiempo circulando notablemente en los reproductores de niños con baja autoestima y pensamientos suicidas sus seguidores (con un fuerte movimiento underground principalmente en Norteamérica), es apenas en años recientes que se le ha dado la oportunidad de dar ese paso importante hacia un reconocimiento más popular.

Asunto del que me he enterado el protagonista de esta última recomendación está sacando provecho en búsqueda de eso, dejando atrás el anonimato y tomando toda clase de oportunidades grandes que se le están presentando.

Joe Mulherin decidió hace no mucho dar la cara públicamente por primera vez, después de un par de años haciendo música bajo el nombre de nothing,nowhere. y haberse mantenido fuera de los reflectores a pesar de ya haber realizado algunos enérgicos shows en distintos lugares de su país natal, Estados Unidos. Este audaz movimiento ha sido a través de plataformas como The New York Times y Rolling Stone, después de haber lanzado Reaper, su primer álbum formal con una disquera de renombre (Equal Vision Records), una respetable decisión del chico de veinticinco años que busca llevar su proyecto más allá, y lo está logrando.

El primer track que me logró atrapar fue “Clarity In Kerosene” (y sigue siendo mi favorito, junto a otro que no forma parte del álbum), un viejo conocido que desde la primera escuchada me hizo saber de qué se trataba todo esto y que afortunadamente es parte de los nueve elegidos para ser parte de este lanzamiento. La base ambiental característica de varios artistas que lograron un considerable porcentaje de fama gracias a la plataforma Soundcloud está inclinada hacia un sonido melancólico brindado por los diferentes sampleos y el constante vaivén del teclado. Sobre ese tipo de base el buen Joe hace gala de diferentes recursos, destacando obviamente los fraseos rapeados rápidamente, los cambios constantes de ritmo, un par de colaboraciones en dos temas (Lil West en “REM” y Dashboard Confessional en “Hopes Up”) y sobre todo los versos cantados empapados de lo grisáceo de su background y las historias sad que les preceden (razón por la que también se le ha acuñado el término emo a sus temas), todo un manjar para quienes buscan algo diferente y estén abiertos a este tipo de propuestas.

Reaper ha logrado con creces el acometido de nothing,nowhere. y lo que se viene para su futuro me parece inmenso, ya que, para empezar, gracias al momento que está pasando y la aceptación en general del público, la tristeza con su respectivo envoltorio hip-hopero ya tiene fechas próximamente en el Reino Unido, comenzando así una muy posible globalización a mediano plazo.
Espero que te ahogues mientras duermes, mientras sueñes conmigo,
que te sofoques en tus sábanas, así seré lo último que veas...
Facebook | Website


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB