3 nov. 2017

Este debut va mucho más allá de ser "un disco muy similar a otro", puesto que los sonidos que en él se mezclan, su limpieza, sus diversos detalles y matices, hacen de él un trabajo con personalidad propia.




  • Genre(s):
  • Post-Black Metal | Blackgaze
  • Release Date:
  • 6 / Oct / 2017
  • For Fans Of:
  • Deafheaven, Oathbreaker, Bosse-de-nage, Heretoir
  • Links:
La música sin duda es uno de los mejores y más íntimos canales artísticos para transmitir experiencias, emociones, sentimientos y vivencias a todo el mundo; siempre nos va a resultar fascinante el hecho de que las agrupaciones logren moldear y mezclar los diversos talentos e ideologías de cada uno sus integrantes, pariendo al mundo como resultado de ello, melodías que llegan a impactar súbitamente el estado anímico de quien los escuche, gracias a esa peculiar magia que dicho arte tiene, y si la música creada por un conjunto de personas es en muchas ocasiones de una índole entrañable y personal, obvio resulta el hecho de que tratándose de un proyecto puramente solista, la intimidad prácticamente se cuadriplica, pues frente a un material creado por una sola cabeza, nos posicionamos únicamente ante un solo individuo que tuvo la suficiente valentía de lanzarse a la escena artística con una placa creada en su totalidad por sus ideas, desnudando su alma para el deleite de muchos que se habrán de sentir identificados o conmovidos con su trabajo.

Seconds es precisamente uno de esos trabajos creados en su totalidad por un solitario individuo de nombre Frank Riegler, personalidad a quien aún y cuando la conocí hace un mes, ya se ganó mi total respeto en virtud del material tan pulcro con el cual acaba de hacer debutar su proyecto solista llamado Dreamshift, sobre el cual a pesar de que han pasado un par de semanas de su lanzamiento, no existía manera en que pudiera quedarme con las ganas de hablar de él en este medio, pues este álbum definitivamente merece circular a través de toda la Internet y llegar a los oídos de todos, en particular de los amantes del post-black metal bien forjado, con un estilo muy apegado a lo que Deafheaven hizo en su aclamado y polémico disco titulado Sunbather.

Esta última referencia musical no la menciono únicamente por mi percepción personal, sino porque ya me he topado con varias reseñas y muchos comentarios (inclusive del propio Riegler), respecto de que comparan a Seconds con Sunbather, y no voy a mentir, a mi también me gustaría ahondar un poco en ese tema ya que efectivamente, el disco tiene una notable influencia de ese material al grado de que quien escuche temas como "Just Like Rain" de Dreamshift, bien podría pensar que se trata de un bonus track del disco rosado de la banda proveniente de San Francisco, sin embargo, yo creo que este debut va mucho más allá de ser "un disco muy similar a otro", puesto que los sonidos que en él se mezclan, su limpieza, sus diversos detalles y matices, hacen de él un trabajo con personalidad propia.

Ahora, sé que que la metamorfosis entre el black metal, el post-rock y el shoegaze ya no es cosa reciente ni novedosa, que ya existen prácticamente decenas de bandas que se han ido integrando a la escena pariendo material "decente" al mundo, sin embargo, el trabajo de Dreamshift logra traspasar esa barrera diferenciándose del resto de bandas similares, identificándose con una placa ordenada e inmaculada que no podría rayar en lo absoluto dentro de la clasificación de un material promedio.

El disco en la totalidad de sus partes, goza de una limpieza envidiable, tanto en la cuestión del arte gráfico y en la temática de la lírica que pretenden en conjunto reflejar cuestiones sociales y personales inherentes a la existencia y melancolía arraigada a la misma, como en la base instrumental suave y a la vez potente (según a conveniencia), así como en el excelente trabajo vocal de las canciones que lo componen que dependiendo del track de que se trate, van de sube y baja en la intensidad, impactando de diversas formas a distintas emociones que oscilan entre la ira, la melancolía y la tranquilidad.

Lo que a mi parecer destaca más de Seconds es el dinamismo que hay entre cada tema e inclusive dentro de cada uno de ellos, ya que se logran advertir matices contradictorios entre sí como sucede en una de mis canciones preferidas titulada "Just Like Rain", cuyo intro prácticamente suena a una canción de Explosions in The Sky, que pronto se torna más oscura como el toque que Deafheaven le dio a su estilo en New Bermuda, pasando posteriormente a un sonido aún más crudo y sombrío justo a mitad de canción, adjudicable a la influencia de un black metal más puro, en el que hace resaltar todavía más esa atmósfera el desgarrador trabajo vocal de Reagler que sinceramente es uno de los mejores que he escuchado en el género a lo largo de todo este año, bien nivelado y sumamente pulido, finalizando todo ello con un par de guitarras acústicas increíblemente tranquilizantes, habiendo ocurrido todo esto en tan sólo 7 minutos 13 segundos que dura el track; a diferencia de este ejemplo, "Flowers" se posiciona como un track más dulce (entre comillas), por el uso de punteos bastante marcados y robustos sobre las cuerdas agudas de las guitarras que dan ese efecto de suavidad y afabilidad que sólo se ve interrumpido por pasajes abrumadores en contadas ocasiones, prácticamente como sucede en "Growin up", donde la estructura musical se ve compuesta en su mayoría de acordes mayores que propician un sonido irónicamente "feliz", lo que pongo entre comillas debido a que posterior a su terminación entra al plano "Everything", una clase de interlude compuesto por una sutil atmósfera de nostalgia, un piano melancólico y depresivo, y un monólogo (cuya autoría no logro identificar) que escupe frases plagadas de autocrítica como especie animal, tal y como "esta generación de autodestrucción... ya lo veo más claro, tú no mereces nada, yo no merezco nada, no somos nada, somos un peligro, todo en este planeta estaría mejor sin nosotros";"Bright eyes" sea quizá el tema más abrumador del disco, en el cual el black metal y su influencia pura predomina sobre la suavidad que otorgan los arreglos de shoegaze y post-rock característicos del género (en el que existen riffs exquisitos como los existentes en el trabajo de bandas como Harakiri for the sky) y en donde la voz hace particular aparición con un nivel exquisito de screams de alta frecuencia, que se encarga de robustecer el impacto emocional a que conduce la canción hasta llegar al minuto final donde existe un crescendo instrumental excelso que hace al tema culminar con broche de oro.

Si de algo estoy plenamente seguro cada vez que finalizo de escuchar completamente Seconds, es que las palabras sobran al intentar describir este material debut de Dreamshift, pues el trabajo de este solitario Alemán habla por sí solo, y en verdad dudo que no estén de acuerdo en lo que acabo de resumir, Frank Riegler sin duda lanzó al aire un disco que perfectamente se puede colar al podium de los discos que valen la pena escuchar dentro de esta corriente musical, y probablemente de mucho más de qué hablar en un futuro esperemos no muy lejano.

8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB