14 oct. 2017

No puede pasar desapercibido el evidente potencial musical, en particular por la mezcolanza instrumental que en su integridad, logra superar efectivamente la barrera de lo básico



  • Genre(s):
  • Blackgaze | Screamo | Post-Rock
  • Release Date:
  • 15 / Sep / 2017
  • For Fans Of:
  • Déluge, Toluca, King Apathy (Thränenkind)
  • Links:
Todo en esta vida se suele estancar, y no importa si es tarde o temprano, sucederá, al igual que el cause de un río donde sus aguas durante ciertas temporadas se detienen, hasta que de pronto un aire nuevo las hace transitar otra vez, para que en determinado momento vuelva a ocurrir la primer parte del ciclo, subsecuentemente; de dicho estancamiento no se salvan los géneros musicales, mucho menos hoy en día en donde la oferta es tan amplia, que a la demanda ya no le basta con escuchar formulas estáticas, sino que necesitan más dinámica, es decir, que las bandas le soplen a las aguas en que navegan para hacerlas avanzar de nuevo y no quedarse varadas a la deriva, como últimamente estaba sucediendo con el blackgaze, un género que si bien tiene poco tiempo de haber alcanzado su auge, prontamente llegó a un punto en que decenas de bandas ofrecían básicamente, el mismo producto, dejando insatisfechos a más de un melómano deseoso de escuchar algo renovado dentro de esa rama musical.

Como fiel amante del género, puedo dar cuenta de que el trabajo debut de Vel, una banda prácticamente recién nacida, logra safarse del esquema básico que se puede esperar de los estilos musicales en los que se les puede encasillar, manteniendo en su sonido las características de sus influencias musicales, pero añadiendo toques que no suelen estar presentes en bandas similares.

Obsidian es el nombre de ese material que acapara la atención al reproducirlo, y que logrará sacar a su geólogo interior, inmiscuyéndolos en una gama de sensaciones que los pueden llevar a disfrutar de una manera particular cada uno de los 5 temas que lo componen, los cuáles encuentran como temática central los cuarzos (rubí, jade, ópalo, zafíro y ónix) y muy probablemente el significado de cada uno de estos minerales, pues, por ejemplificar, la "obsidiana", que inclusive figura como portada del disco, representa una piedra que nos permite ponernos en contacto con nuestras experiencias más profundas y negativas, absorbiendo la energía, para luego expulsarla sutilmente, alejando toda energía negativa y violenta del entorno, como si de un espejo del alma se tratare, es decir, que el contenido emocional de Vel, se encuentra muy bien cimentado en el significado de minerales ancestrales que han figurado en cientos de culturas a lo largo de los años, y que hoy parecieran transformarse en un conjunto de canciones significativas y profundas dedicadas a cualquier alma en pena que esté dispuesto a adentrarse en ellas.

Ahora, si bien Vel no podría al menos con su debut, destronar o ponerse completamente a la par de bandas legendarias dedicadas a los estilos base de Obsidian, cierto es también que no puede pasar desapercibido su evidente potencial musical, en particular por la mezcolanza instrumental que en su integridad, logra superar efectivamente la barrera de lo básico al introducir elementos notorios de blues, que le dan un equilibrio perfecto al sonido que de pronto se torna caótico, y que nuevamente de manera tajante regresa a ser un sonido más tranquilo apegado a riffs que se suelen escuchar en lo que hoy en día conocemos como indie rock, siendo todos acompañados por una voz cuya técnica no se pretende apegar al quejido que arrojan las gargantas de frontmans de black metal, sino que busca irse por un camino más suave pero que guarde consistencia y una potencia suficiente para transmitir la nostalgia de las letras, lo cual sí logra concretarse a la perfección, sin tener que recurrir a la formula base que bandas como Alcest, Deafheaven, Bosse-De-Nage o Harakiri For The Sky han heredado a sus seguidores desde su nacimiento.


No puedo restar reflectores a la voz de Vel, que es la encargada de transmitir la emoción de la lírica que nos dice expresamente que la vida es plata, mientras que la muerte es oro, sin embargo, el punto fuerte de su disco que quiero resaltar es principalmente la estructura musical a que me refería en el párrafo anterior, compuesta de riffs, punteos y solos que no puede decirse más que están sumamente bien pensados, creados primordialmente en escalas bajas para hacer sentir una nostalgia penetrante y que es la que logra rescatar a la agrupación del campo de lo genérico, y que a mi gusto es más notable en temas como "Jade", "Rubí" (donde predomina el toque Blues) y "Onyx", cuya parte instrumental inclusive me recuerda a pasajes escuchados en la mítica banda mexicana "Austin TV" (escuchar su canción "Voces Iluminadas por Sonrientes" para entenderme).

Así pues, el extraño momentum melancólico que ocasiona el debut de este cuarteto alemán sin duda demuestra que buscan forjar su carrera en el camino difícil, formándose un sonido propio a partir de una química ya establecida, como si se tratara de extraños creando música en su propia casa, para intentar posicionarse fuera del mar de propuestas genéricas que hoy en día abundan, lo cual, al menos con Obsidian, ya lograron realizar, llegando a tierra firme para continuar únicamente con paso firme hacia adelante con lo que espero sean trabajos igual de maduros y bien hechos como éste.

8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB