24 oct. 2017

...Hasta este punto dejé claro en mis anotaciones que esto se trataba de un evidente revoltijo de puntos referenciales del metal de inicio del milenio...



  • Genre(s):
  • Thrash | Melodic Death Metal
  • Release Date:
  • 27 / Oct / 2017
  • For Fans Of:
  • Children Of Bodom, Wintersun, Omnium Gatherum
  • Links:
Recibir material bajo una etiqueta atractiva a veces puede traernos una gran expectativa y una ansiedad por escuchar lo que tienes en tu poder de principio a fin sin interrupciones. Que una banda tenga colgada en su categorización la marca “melodic death metal”, es para mí un salto seguro de mi asiento y un sudor de manos inmediato debido a esas grandes obras que nos dejaron (y nos siguen dejando) aquellas potencias de la melodía extrema como lo es Suecia, Suiza, Dinamarca, Italia o incluso EUA. He aquí uno de esos ambiciosos momentos de apreciación en mi labor como creador de reseñas con Of Curses And Grief de la banda Torchia. Aún cuando su lanzamiento está pensado para el 27 de octubre del presente año, me tomé un tiempo previsto para analizar, testear y saborear este LP de diez pistas creado en conjunto del sello Concorde Music Company para inferir en lo siguiente.

Lo que debió posicionarse justo en medio del álbum como un descanso instrumental, aparece sin más como una pista extraña en formato sampler que nos deja percibir lo que se traduce como una especie de misa negra con algo de ambientación oscura, fungiendo como intro. El inicio, “Face Of Hate”, resultó para mí un repetitivo ciclo de riffs, una ausencia de notoriedad a la batería y el bajo, un truncado desempeño vocal. El tema de apertura funciona como un previo para “Shame”, una canción batida en las marcas del black metal, el melodeath clásico y ápices minúsculos de arreglos acústicos. Después, esperando tener un activo tema que me ayudara a despertar, sonó “Fury”. Con un coro sin voz, lo único destacable aquí es la breve transición instrumental que divide el solo del último verso. Hasta este punto dejé claro en mis anotaciones que esto se trataba de un evidente revoltijo de puntos referenciales del metal de inicio del milenio. Hay una considerable mejora en “My Land Shall Burn”. De hecho creo que puedo elegir éste como el mas destacado de todos los temas por su diferente forma de interpretación y estructura. Una labor groove en las guitarras, una lucidez en la voz y una línea llena de ejes de fuerza crean un sonido en extremo agradable. “Headshot” mejoró también la perspectiva como aunada pista convirtiéndose en el par de mi preferencia. En composición, un sampler de cuervos crea algo de suspenso y después el riff base cuaja un ritmo interesante, de captura y dinámico. Los gritos grupales que dejan claro el nombre de la canción quedan bien ante la primera variación notable de growleo que encontré. Buenas ideas aquí.


En “Ending Beginning” muestran un ligero desprendimiento de la primera influencia y escuchamos algo bastante similar a Omnium Gatherum (aclaro, sin las notas de teclado) en los versos para retomar ese infaltable sólo de cuerdas con escalas y sweep picking. El puente es un degrado marcadísimo de intensidad para abrirle puerta a un riff blackero acompañado de su respectivo blast beat. Determiné una fundición entre Children of Bodom, Dew Scented, Wintersun y cualquier ejemplificación de thrash genérico, esto al menos en la primera mitad. “Light My Path” integra por vez primera synths de órgano para darle un toque épico al asunto, sin embargo el parafraseo en la vocalización se escucha pobre, forzado y sin intensidad. “Wish For More” comienza a darnos indicios del final en el trabajo de larga duración con un inicio larguísimo instrumental donde de nuevo se deja todo espacio necesario para hacer destacar a la guitarra. Lento y en ascendencia, pretende crear balanceo con arranques de ritmo y bajas del mismo, pero desafortunadamente no consigue su cometido. Arrancamos con el outro. Una furia percusionista clara dentro de una pista titulada “Dark And Cold” que en cierta manera me dejó esperando una conexión congruente con el intro para crear una ambientación atrapante y así despedirme al menos un poco satisfecho con el álbum, sin embargo no existe, llevándome así la última desilusión. Conforme avanzan los segundos se percibe una gran influencia de la marca que dejó particularmente los solos de guitarra implementados por el señor Alexi Laiho de COB. La velocidad en los tiempos y en la gran mayoría de la estructura musical vienen ejecuciones de regla que manejaría cualquier banda de thrash metal contemporánea y no me refiero sólo a este tema de apertura sino a el disco en su totalidad. Así es como bajo una estela artificial de notoriedad lírica y abuso de la virtuosa manera de ejecutar sólos de guitarra, finaliza un material que no seduce mis estándares en el death metal melódico.


Para terminar, creo que no todo es a causa de las ideas faltas de contundencia e innovación en la banda que el álbum se termina sintiendo aburrido y pesado para disfrutar; un gran responsable también se encuentra en la producción que sin más no se preocupó por hacer un adecuado mix y pulimento de la ambientación y más que eso, de la voz que en muchos momentos a lo largo de la escucha se torna en perspectiva personal débil, no apta para destacar en el género. Deseo que la senda que tomen estos muchachos sea diferente a la que ha dejado ya el mayor éxito que pudo recolectar la sobre explotación del sólo de cuerdas y la ausencia de impulsión a el resto de los componentes instrumentales en su música, eso en definitiva los está relegando del área adecuada para destacar, pero venga, es el LP debut. Aún falta mas experiencia por recolectar.

7 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB