16 oct. 2017

Una obra que respira simplicidad y emoción en su concepción, no se ciñe en repartir complejas interpretaciones, es más importante el fondo que la forma.



  • Genre(s):
  • Post Metal - Post Rock
  • Release Date:
  • 10 / Nov / 2017
  • For Fans Of:
  • Blindead , Solstafir , Agalloch
  • Links:
El Internet nos ha abierto una ventana de posibilidades muy grande. Esto no solo se remite a los usuarios, sino a los artistas que la han usado como herramienta de difusión. Con esto, las personas apasionadas han encontrado un nicho y a su vez, compartido sus experiencias con obras de diversa índole y de cualquier parte del mundo. Proyectos honestos y con cosas interesantes que decir han llegado a nuestras manos sin importar la distancia.

Es así como desde una pequeña ciudad de un país europeo, Perihelion nos presenta su propuesta musical, que ronda sonidos ya contemplados, pero otorgándoles un sello propio de autor que se agradece. A pesar de que el álbum está completamente interpretado en su idioma natal, esto no representa un problema, puesto que yo soy de los que piensa que los idiomas no deben representar una barrera ante la música.


Örvény es el tercer disco de estudio de los húngaros, en el cual intentan darle más rienda suelta a su sonido profundo y vivaz. Caracterizándose por sus riffs opresivos y desgarradores, que se complementan de manera eficiente con una base rítmica sólida, pausada por momentos, pero nunca perdiendo la dinámica, han conseguido labrarse una importante carrera que los tiene hoy en uno de los sellos mas interesantes del panorama mundial.


La voz juega un papel fundamental en este nuevo álbum, con un tono grave e imperioso, es la encargada de dotarnos de esa angustia emocional que intenta transmitir todo el conjunto, el timbre de voz y la manera de frasear nos puede traer a la mente a Aðalbjörn (cantante de Sólstafir). Ésta controla las melodías a su antojo y logra exponernos una interpretación cruda y genuina. Es un rasgo característico que he ido encontrando en la mayoría de los proyectos del género en los últimos años, creo que el trabajo de voces le ha dado un toque revitalizante, y se han logrado grandes cosas.

Las guitarras son un gran acompañante armónico de las melodías vocales, saben cuándo y en qué momento atacar, durante muchos pasajes son un portento caótico y destructivo, pero en muchos otros, decoran tenuemente con trémulos y rasgueos sutiles. Los crescendos típicos del género están presentes, los cuales son bien construidos desde la base melódica para crear esa atmósfera onírica que buscan, los detalles armónicos de canciones como "Romokon", sobre todo en su parte final, hacen gala del esfuerzo y dedicación de los músicos por su obra. La producción remarca de manera sutil los detalles electrónicos y los arreglos de cuerda en los momentos de más alta algidez, siempre dándole la ambigüedad sonora que quieren conseguir a lo largo del material. Desde luego no es algo que rompa los esquemas, pero está logrado de una manera efectiva.

Esta es una obra que respira simplicidad y emoción en su concepción, no se ciñe en repartir complejas interpretaciones, es más importante el fondo que la forma, las diferentes maneras en la que promueven su viaje singular lo convierten en algo placentero, en esos cambios de tono, en esas armonías envueltas en un velo sublime, en los requintos pertinentes que abrazan la distorsión y sirven de regocijo ante las penurias, en la voz que nunca escatima en manifestar los distintos matices de sus sensaciones. Se esconde la maestría y sensatez de un buen proyecto.

8.5 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB