24 oct. 2017

Refuerza una de las características más notables del género, que es recrudecer y maximizar al oyente en una liberación enérgica que resulta en una purificación de su ser al converger con semejante braviedad.




  • Genre(s):
  • Blackened | Brutal Death Metal
  • Release Date:
  • 20 / Nov / 2017
  • For Fans Of:
  • Nile, Narcotic Wasteland, Suffocation, Lykathea Aflame
  • Links:
Pertenecer a un gran proyecto siempre te dejará marcado. Tocar la cumbre, desarrollarte dentro de las grandes ligas e influenciarte de las grandes mentes, siempre será beneficioso y determinará tus planes y acciones futuras. Esta premisa está presente en la vida de todo ser humano y también en el death metal. Todos tenemos una referencia de Jon Vesano por aquel Annihilation of the Wicked en el que era el bajista de la legendaria banda Nile, este trabajo es uno de los más sobresalientes, referencia marcada del death metal del nuevo milenio y cita obligada dada su calidad, que marcó un antes y un después en tan imponente banda.

Vesano ha seguido presente en Nile a lo largo de estos años, ya no como un miembro fijo en el bajo, pero su mano se nota desde su incursión en la banda hasta el último álbum What Should Not Be Unearthed, con un tono vocal que converge en perfecta armonía con el de Sanders y con la del ahora ex-miembro Dallas Toler-Wade, que daba un elemento más a la apocalíptica visión de la banda.

In-Defilade presenta su segundo trabajo con el título Elude, adhiriendo a Erik Schultek en la batería, otro integrante influenciado por la temática egipcia death, dado que fue integrante de Narcotic Wasteland, banda perteneciente a Toller-Wade y razón de su abandono a Nile, el cual por cierto es invitado para este álbum. Presta atención y serás recompensado, estos solos sonaran muy familiares. El álbum se presenta como una vorágine de sensaciones poderosas, Vesano presenta lo que puede ser el mejor trabajo vocal de su historia, brutalidad que se puede apreciar con una claridad envidiable en cualquier grabación actual, donde expone su displicencia hacia la debilidad humana, proponiendo cambios con una visión radicalista y cruel.


El trabajo no te hace esperar, te entrega lo que quieres en seguida y en continuidad, no intenta ser contemplativo, ni pretencioso, se presenta con orgullo exponiendo sus mejores cualidades: brutalidad, velocidad y complejidad. En un tono casi intimidante las canciones tienen un trabajo épico elaborando escenarios gigantescos con detalles que hacen de cada canción una experiencia diferente, envolviéndote rápidamente en un ambiente que pesa y cada golpe instrumental se puede sentir aplastante.

Dada la calidad de manufactura de los riffs se disfrutan en constante repetición en algunas canciones, con transiciones rápidas que construyen un camino en subida para la explosión siguiente. El trabajo armónico es sobresaliente y familiar dado las vocales y los solos, que no intentan despegarse de lo presentado en Nile, tampoco digo que sea igual, solo parecido. Aun así, es una fórmula que no tiene pierde, y refuerza una de las características más notables del género, que es recrudecer y maximizar al oyente en una liberación enérgica que resulta en una purificación de su ser al converger con semejante braviedad.

El disco resulta indiferente a tu estado de ánimo, igual te aplastará. Es de esos trabajos en los que no necesitas involucrarte más de lo debido, obtendrás lo que estabas esperando inmediatamente. Con una duración de 50 minutos, después de ser escuchado a un volumen acorde a lo presentado obtendrás además de la posible sordera, la satisfacción de liberar todo eso que acumula la difícil vida diaria.

8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB