11 oct. 2017

"I Am Become me ha atrapado en cada escuchada por esa sobriedad, su frialdad acogedora y la variedad musical que se escucha plasmada en todo momento..."



  • Genre(s):
  • Doom | Melodic Death Metal
  • Release Date:
  • 27 / Oct / 2017
  • For Fans Of:
  • Swallow The Sun, Katatonia, Paradise Lost
  • Links:

Misteriosos son los caminos de la música, es una lección que he aprendido bien a lo largo de los años y que se ha visto más accionada en los últimos meses que, perteneciendo a RTMB, me es necesario poner oreja en muchos más materiales y proyectos de los que solía recurrir tiempo atrás. En esta ocasión me tocó encargarme de escribir sobre Hanging Garden, unos finlandeses que se estrenaron en mis oídos apenas con este nuevo material traído a nosotros por Lifeforce Records, que a juzgar por mi puro presentimiento y sexto sentido (?) ya tenía claro que poseía algo que me iba dejar muy satisfecho.

Dije que apenas se estrenaron específicamente en mis oídos porque no son ningunos novatos o algo por el estilo, tampoco es su álbum debut, y no tienen uno o dos años como banda, nada de eso. La banda tiene más de una década desde su gestación y ya ha dado mucho de qué hablar en el pasado, cambios de formación, de su sonido en general y lo más importante, han mantenido intacta esa madurez que es palpable, lo noté al darle un pequeño repaso a su historial discográfico, verdaderamente destacable.

No es del todo mi terreno predilecto, pero he de decir que cuando verdaderamente le agarro el gusto como debe de ser a un álbum de este género, en ocasiones suelen atraparme por mucho más tiempo que aquellos que por suposición serían mis meros moles. Razón por la cual no dejo pasar la oportunidad de darle un vistazo a algo que potencialmente podría cautivarme, por el hecho de estar conformado por diferentes elementos que aún por sí solos pueden llegar a ser algo interesante.

Desde hace tiempo he encontrado una peculiar fascinación por la creación de trabajos musicales donde las polaridades entre lo extremo y lo suave estén marcadamente establecidas y por supuesto, hechas de buena manera, ya que intentarlo sin saber lo que se hace puede resultar en algo ridículo o simplemente infumable. Ese es el punto de partida al describir su quinto álbum que está próximo a salir a finales de octubre, I Am Become, la mezcla es un perfecto balance entre lo que les digo, una característica intrínseca de este death metal melódico que es lo que más peso posee durante esos casi 50 minutos, del tipo de melodeath que es sobrio y melancólico, no del “cheesy” que no tiene cabida en mis audífonos desde que tengo memoria.

La fórmula para hacer esto algo destacado y que le diera todavía un empujoncito más de distinción sobre otros lanzamientos es la carencia de miedo de los chicos al inyectarle diferentes porciones de otros estilos, por ejemplo en el sexto tema y en el último, “From Iron Shores” (con Niko Kalliojärvi de Amoral y Humavoid) y “Ennen” (donde colabora Riikka Hatakka de Swallow The Sun y que nos despide de la manera más nostálgica posible) respectivamente, hacen un uso espléndido de metal progresivo, surfeando sin temor a resbalar en esas olas instrumentales que de repente van haciéndose gigantes y pequeñas sin previo aviso. En otros como “Our Dark Design” (también con Niko) y “Elysium” está a flor de piel el sentimiento muy a lo Katatonia, la melancolía invade en forma de una densa neblina que humedece todo el ambiente a nuestro alrededor gracias a una destacada vocalización que hace suya la instrumental, adaptándose cual pez en agua, , con un aroma dulce delicioso que contrasta con esos segmentos pesados (que incluyen tanto guturales como gritos más agudos) de forma fenomenal. La oscuridad es producida en cantidades enormes también durante las 9 canciones, donde destaco a “Hearthfire” (donde participa Tomi Joutsen de Amorphis) y “One Hundred Years”, siendo en éste primero donde se nota mucho mejor que tan bien están hechas esas colisiones del sonido atmosférico y melódico con el doom que llega a ser macabrísimo y muy delirante, algo que no deja de ser parte esencial de ellos y como les decía, lo han trabajado notablemente, ya que el complemento con los demás elementos de su amalgama es algo preciso, todo un gozo para aquellos que como yo disfruten de este atributo. Y como si todo lo que he descrito no fuera suficiente, me gustaría mencionar la acertada inclusión de los detalles electrónicos, como “Kouta” que está completamente basado en la pauta de un sintetizador y, aunque a veces no se note tanto, no dejan de estar presentes en distintas partes a lo largo del material.

Sin nada más que agregar por el momento, ya ha quedado escrita mi recomendación hacia Hanging Garden, el aventurarme una vez más en algo de lo cual no tenía la certeza de que terminara agradándome ha rendido frutos y de gran manera. I Am Become me ha atrapado en cada escuchada por esa sobriedad, su frialdad acogedora y la variedad musical que se escucha plasmada en todo momento, estoy seguro que varios de estos temas no se moverán de mi reproductor por un buen rato.

8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB