5 oct. 2017

"...un paseo interno en nuestra mente, denso y muy agradable que nos dejará con ganas de emprenderlo una y otra vez, como una droga auditiva que nos da placer en cada segundo."



  • Genre(s):
  • Alternative | Dark | Post-Rock
  • Release Date:
  • 12 / Oct / 2017
  • For Fans Of:
  • The Woken Trees, The Vintage Caravan
  • Links:
Encuentro algo fascinante y siento cierta atracción especial por proyectos donde participan personas que son familiares de sangre, en este caso hermanos, ya que pues con mi hermana el lograr al menos un saludo de manera satisfactoria es casi una proeza.

Estamos hablando de un proyecto originario de Dinamarca, que a pesar de contar con uno o dos integrantes más en sus presentaciones en vivo, los fundadores y mentes creativas son Simon Westmark y Andreas Westmark, los cuales dieron vida a Get Your Gun allá por 2008. Muchas bandas con todos estos años ya tienen una amplia discografía, pero este par se lo ha tomado con calma, ya que no fue sino hasta el 2014 cuando lanzaron su álbum debut de nombre The Worrying Kid, el cual les abriría un camino muy vasto en cuanto a trabajo se refiere, porque los llevó a tocar en diferentes países aparte del propio; Alemania, Inglaterra y Francia, por ejemplo.

Después de todo el movimiento generado por el éxito de aquel álbum, se dedicaron a la escritura de su siguiente trabajo, el cual se esperaba que estuviera a esa misma altura y debo decir que lo han logrado con creces. Este segundo material en su currículum de nombre Doubt Is My Rope Back To You será lanzado el día 13 de octubre a través de Empty Tape y como ya lo saben, tenemos la fortuna de contarles qué tal está a unos días del esperado lanzamiento.

El primer tema de los siete está buenísimo, “Love Like Feathers” nos recibe con caricias de unas tersas plumas que progresan lentamente y se empapan de diferentes elementos preparándose para el encuentro con la voz de Andreas, la cual produce el paisaje melancólico, oscuro e hipnótico por el modo que llega a encajar con lo instrumental, un gustito para los oídos. El segundo es misteriosamente dulce, “Stray” es la prueba de cómo con relativamente poco sonido bien conformado se pueden lograr grandes cosas, las capas atmosféricas toman un papel crucial que dibujan en el aire las complejas ondas que nos invitan a la meditación, un esplendoroso viaje en picada o en ascenso (eso ya depende de la percepción de cada quien) hacia un lugar maravilloso que nos dará tranquilidad y una relajación extrema, todo un trance que se finiquita con el auge del órgano que suena exquisito.


La vocalización sigue siendo quizá la pieza más destacada, la manera en que fue grabada trae una reminiscencia a décadas pasadas, en temas como “Haywire”, que tiene ya más destreza instrumental, se hace cómplice de los cambios rítmicos que conforman el track y se desliza en algo que sin duda está hecho para eso, poco más de siete minutos que experimentan en diferentes géneros y culminan en una suntuosidad. “Joy Of Recognition” pone en evidencia la profundidad con la que canta este señorón (que en momentos me recuerda fuertemente al difunto rey lagarto, Jim Morrison de The Doors), dándole feeling agridulce a esa ambientación que despide una sobriedad desoladora que se siente a flor de piel. El órgano y el dinamismo instrumental impredecible en “You’re Nothing” se vuela la barda, tema que ha sido su promocional desde hace algunos días y que ya cuenta con su respectivo video, donde el asunto de los efectos sobre nuestra conciencia se percibe al cerrar los ojos y dejar que la imaginación se nos vaya a donde le plazca, sin preocupación porque seguramente terminará en un sitio mejor del que nos encontremos actualmente. “Open Arms” contiene la característica de esos cantos al estilo del medio oriente en cortos segmentos que me cautivaron. Se trata de un tema que en general es muy tranquilo, trayendo paz a nuestros sentidos en forma de una armonía que va creciendo con el pasar de los minutos; las teclas, los acordes y los graves golpeteos se unen en una sola línea que suena fenomenal, puro sentimiento. Para finalizar está “Enough For Everyone”, el tema más largo en el álbum, alrededor de diez minutos y medio donde se aprovecha todo ese tiempo para trasladarnos a diferentes estados profundos de la psique, el más trascendente siendo la explosión que llega a mediados de éste, un momento que al menos yo esperaba canción tras canción. Hacía falta un encuentro de esa magnitud que aunque sea corto, sucede en un par de ocasiones y canaliza las emociones en un tipo de post-rock experimental increíble que ve su culminación llegando a un desequilibrio vocal que para qué les cuento.

A veces me da por recomendar los álbumes para cuando estemos realizando ejercicio, otros para cuando leemos, otros para estar con los amigos, pero también sé reconocer cuando un material está hecho para disfrutarse a solas, ya sea bebiendo una taza de café o sentados a placer en un lugar tranquilo, así se disfruta Doubt Is My Rope Back To You en todo su esplendor. Get Your Gun nos propone un paseo interno en nuestra mente, denso y muy agradable que nos dejará con ganas de emprenderlo una y otra vez, como una droga auditiva que nos da placer en cada segundo.

9 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB