15 oct. 2017

"Es una plaga negra, voraz, hambrienta y llena de oscuridad que evoca al horror mitológico de esta nación, tan solo el folclor otorga una negra perspectiva al oyente y al mismo tiempo su toque de gracia y elegancia"




  • Genre(s):
  • Melodic | Folk Black Metal
  • Release Date:
  • 18 / Sep / 2017
  • For Fans Of:
  • Whispered, Nine Treasures
  • Links:

El año pasado tuvimos un vasto repertorio de música a la cual muchos tuvimos la oportunidad de poder escuchar y valorar, con la lluvia que nos caía en cada parte de nuestro cuerpo se escuchaba cada melodía que yacían dentro de ese húmedo mundo que eran las bandas, fue difícil pero mientras enfocábamos nuestra mirada al cielo limpiándonos los ojos de aquellas bandas genéricas se pudo distinguir a la distancia una gota de colores más claros y brillantes que al tocar nuestra piel dio una sensación suave, relajante y de dócil textura, una pequeña probada caída del cielo que muy pocos notamos. Black Kirin entregó uno de los trabajos folk mejor recibidos con “Xiao Shao” su segundo disco. Muchos que desconocemos ese continente nos carcome una inmensa curiosidad sobre su cultura y que mejor que un disco instrumental para trasladarnos a esas lejanas tierras y presenciar esa fascinante cultura en un viaje étnico. Fue extraño e inesperado, el mismo acontecimiento volvió a suceder y casi de la misma manera nuestra distracción no nos dejó percatarnos de otra gota de extraña procedencia, pero ahora de textura aceitosa, colores oscuros, como un rojo muy opaco, no la pedimos y llego sin aviso, ahora en nuestras manos esta su nuevo título “Nanking Massacare” el nuevo disco de la banda china, una retrospectiva a ese hermoso pasado.

No puedo estar siempre de acuerdo con que la gente haga comparaciones (Ni siquiera a mí me gusta hacerlas) pero el escenario es perfecto para entregar una pequeña demostración de lo que fueron sus trabajos pasados y el nuevo. Para empezar, “National Trauma” tuvo una interesante potencia en sus notas y ejecución, el lado folclórico del disco fue delicioso y sumamente abrazador pero tenía una extraña forma de narración en segundo plano por una voz femenina DEMASIADO chillona que daba a entender que narraba una historia o algo parecido pero la verdad a mi punto de vista se sentía más como un estorbo, algo no deseado, fuera de foco, aun así su primer disco fue como un platillo enorme, carnoso, bien jugoso con acompañamientos que resaltaban el sabor de la carne y algunas verduras escondidas que no podíamos evitar comerlas (o usen cualquier otra analogía referente a comida que no les gusta) preparado y entregado de una manera casi perfecta. “Xiao Shao” dejo a un lado la característica tenebrosa metalera de su predecesor para entregar media hora de una travesía zen que parecía más un disco de relajación para hacer yoga, la armonía y la gracia de sus notas plagaban los aires con pétalos rosados de prunus. Un esplendor musical que no teme a entrar al más áspero de los espacios para amenizar toda clase de malas vibras.


Con “Nanking Massacare” regresamos a lo que fueron las sombrías melodías de “National Trauma” reduciendo las voces de segundo plano, sin tanto diálogo obstruyendo o quebrando la atmosfera, fue un alivio escuchar simplemente lo que veníamos a apreciar sin miedo a pensar que podría haber algo más escondido que nos borre la sonrisa de nuestros rostros. Mantuvieron la esencia que amamos de este disco, abordando atmosferas muy pesadas, gloriosas, danzantes y extenuantes guitarras, baterías implacables y un toque folclórico muy bien pensado dentro de todo el black. Es potente, es una plaga negra, voraz, hambrienta y llena de oscuridad que evoca al horror mitológico de esta nación, tan solo el folclor otorga una negra perspectiva al oyente y al mismo tiempo con su toque de gracia y elegancia. Es persistente en demostrar una hermosura estética digna de su disco predecesor, pero con ese lado negro que percibimos en las notas pintadas con sangre y entregadas con llantos y desesperaciones.

Para ser una de esas bandas que entran en el arriesgado terreno de entregar algo cada año, Black Kirin no comete el pecado de dejar a sus oyentes con ideas erradas, genéricas o sin sustancia, cada disco es único y no peca de ser como los anteriores, el salto de su disco instrumental fue un ingenioso modelo de mercadotecnia musical y creatividad de entrega para resaltar a este título, las mejoras se perciben al instante, el más puro sonido folclórico sigue manteniendo el equilibrio con el black, dejando esa insana presencia que indaga en la oscuridad pero conserva trazos de toda la paleta de colores que estas tierras nos pueden ofrecer.

Con esta banda no hay error, no hay pasos mal dados ni musicalidad vacía, es claro que el folclor de esta parte del mundo no es muy abundante en el mundo del metal, son pocas las bandas quienes lo plasman en melodías, aun así, sea el caso opuesto Black Kirin se mantiene como una de esas cuyo sonido es fácil de identificar, ya que no suenan como cualquier banda black, su modelo de composición tiene las bases pero la ejecución es muy diferente, otorgando variedad tanto en guitarras, voces y en el mismo folk, crecen bajo su propia tierra y se expanden gracias a la sin igual creatividad de estos músicos. Personalmente hubiese apreciado una duración de temas más amplio pero supongo que la idea de estos muchachos era fusionar sus trabajos anteriores en uno dando temas relajantes de corta duración por separado y dejando que el black brille por su “ausencia” de pocos minutos. “Nanking Massacare” es un glorioso rencuentro con la oscuridad oriental, tenebroso como un Taotie, enigmático como un Kui pero de belleza incandescente como un Feng Huang.

8.5 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB