18 oct. 2017

En esta ocasión los americanos continúan desplegando una faceta más moderna, donde los instrumentos contemporáneos resaltan por una amplia diversidad, la técnica de ejecución que han ganado con el tiempo hace escuchar una propuesta bastante engalanada



  • Genre(s):
  • Metalcore
  • Release Date:
  • 6 / Oct / 2017
  • For Fans Of:
  • Parkway Drive, The Ghost Inside, The Devil Wears Prada
  • Links:
En este mes de octubre la banda August Burns Red retoma actividad, con su octavo álbum de estudio, el cual lleva como título Phantom Anthem. Los estadounidenses pisan fuerte sus terrenos nuevamente y siguen demostrando que están a la vanguardia en la escena de su género. August Burns Red no es una banda de metalcore cualquiera, ya que poseen una técnica perfeccionista con grandes cualidades como la brutalidad y los cambios de ritmos de manera repentina, atributos que les han valido lo suficiente para posicionarse como una banda de jerarquía en el género.

En esta ocasión los americanos continúan desplegando una faceta más moderna, donde los instrumentos contemporáneos resaltan por una amplia diversidad, la técnica de ejecución que han ganado con el tiempo hace escuchar una propuesta bastante engalanada, no se limitan al momento de incluir ciertos segmentos que salen de lo cotidiano, además de proporcionar las propiedades de una buena producción.


August Burns Red ya es un grupo musical con una amplia trayectoria que le ha dado una experiencia para estar posicionado en un pedestal, desde sus inicios han llamado la atención por tener gallardía, la cual saben plasmar en su música, desde las temáticas como en el aspecto sonoro. En esta ocasión vuelven a plasmar sus cualidades de forma concisa, no muestran una evolución respecto a su trabajo musical anterior (Found In Far Away Places), pero logran mantener el nivel. Un rasgo muy importante en Phantom Anthem es el sonido en las guitarras y acá entra la importancia de la presencia de Brent Rambler y JB Brubaker tras los controles, que siempre se ha caracterizado en tener una textura electrizante. Fieles a la naturaleza del metalcore, la banda propone un sonido hiperactivo que no da respiro alguno, la batería es partícipe con golpes disonantes de forma continua que da a modo un sonido dinámico, esta serie de atributos que han desarrollado en estas últimas entregas hace muy atractiva a la banda para no perderles el rastro en un buen tiempo.

Adentrándonos al álbum nos topamos con “King of Sorrow” la cual guarda su esencia técnica en riffs con ciertas gamas frescas en las guitarras, la cual es acompañada con una voz rasgada y bastante potente por parte de su cantante. En el segundo tema nos aguarda “Hero of the Half Truth”, canción que suena orgánica y brutal, sobretodo la última marea de breakdowns en el cierre del tema. Ahora bien “The Frost”, la cual tiene un enfoque más equilibrado y con mayor sincronización por parte de los músicos, donde los sentimientos del melodrama en la temática se refleja en la forma de inyectar varias ideas en una sola canción. Con “Lifeline” se presencia una resonancia más melódica pero con el mismo sello que representa en estos momentos a ABR. En “Invisible Enemy” y “Quake” podemos confirmar el rumbo que ha tomado la banda, donde la parte de la melodía debe estar recalcada de técnicas exuberantes con un ritmo extremo, fluido y con puntos de quiebre melódicos. El álbum se fragmenta en varias canciones alargando su duración, tal vez sea ese su mayor pecado, aunque cada tema tiene su peculiaridad, cuando se escucha “Coordinates”, “Generations” y “Float” se expresa el mismo planteamiento en cada canción, donde lo único que cambia son los matices utilizados, por ende solo queda disfrutarlo hasta el final mientras se contempla el vacío y te dejas llevar por las ondas sonoras. Por último está “Dangerous”, la canción idónea para cerrar el telón, se podría decir que los norteamericanos dejaron lo mejor para el final, una canción muy movida y llena de energía con un interludio de guitarra acústica que logra conectar las dos partes del inicio y el cierre en la melodía que están llenas de agresividad.

La banda vuelve a confirmarse en esta nueva entrega como ese grupo singular de metalcore, que no ha necesitado recurrir a recrear su estilo para conservar o conseguir más fanbase. August Burns Red ha cumplido las expectativas con este disco, poseyendo un equilibrio de una ferocidad absolutamente devastadora y pasajes tan hermosos como melódicos. Después de escuchar varias veces este LP se puede inferir que la banda nunca renunciará a su género, pero siempre tratarán de evitar la monotonía con sus habilidades y talento nato. De antemano se le agradece a August Burns Red por regalarnos un trabajo musical de gran calidad a fin de reproducirlo varias veces en nuestro existir.

8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB