20 sep. 2017

"From The Unforgiving Arms Of God es una oda a la naturaleza salvaje de un Dios que ha perdido las riendas de su creación y como tal, no se mueve como un álbum lleno de esperanza, si no uno carente de todo sentimiento de redención..."



  • Genre(s):
  • Metalcore | Hardcore
  • Release Date:
  • 8 / Sept / 2017
  • For Fans Of:
  • Circuit Of Suns, Converge, Norma Jean, Full Of Hell
  • Links:
Este año se ha convertido en uno de los más interesantes para su servidor, puesto que a medida que han transcurrido los meses me ha presentado diversos materiales, en diversos géneros que han llegado a sorprenderme de manera satisfactoria, y me han permitido conocer nuevas propuestas, nuevos estilos y nuevas ideas. A su vez, este 2017 nos ha mostrado el génesis de muchas agrupaciones que han demostrado que han venido para quedarse, con placas titánicas que demuestran una solidez que grupos de antaño no han podido lograr ni con esfuerzos inhumanos; este presente mes se encargó de mostrarme a uno de los grupos que desde la primer escuchada, me hizo quedarme boquiabierto, desde su line-up, hasta su crudisima propuesta, siendo el supergrupo END, que se mueve y danza fríamente en la brutalidad existente del hardcore y que con extrema facilidad han presentado uno de mis materiales favoritos de este mes, titulado como From The Unforgiving Arms Of God.

Entrando en contexto acerca de quiénes son END, el grupo está conformado por Brandon Murphy, actual vocalista de Counterparts y que da rienda sueltas a toda la ira y furia presente en su persona, con un rango vocal impresionante y que no hacía gala desde hace años. En las guitarras tenemos a Will Putney de uno de mis grupos de deathcore favorito, Fit For An Autopsy, que hace pareja con Gregory Thomas, que en su momento formó parte de Shai Hulud y Misery Signals, terminando el trío de los instrumentos de cuerda con Jay Pepito de Reign Supreme, demostrando que la crudeza en este campo hace gala en tres mentes diferentes, pero que conocen lo que componer salvajemente significa. Finalmente, la batería corre a cargo de un favorito de muchos y que por años demostró una técnica fenomenal, siendo Andrew McEnaney el maestro en cuanto a la parte de la percusión se refiere, sonando más salvaje que nunca, demostrando que su estadía en Structures dio unos temibles y pútridos frutos que relucen a la perfección en este nuevo grupo.


Como podemos notar, las filas de END se componen de músicos que se mueven en diferentes círculos, pero que de una u otra manera, siempre se ven influenciados por estilos o elementos similares y que muy sabiamente han sabido explotar con el pasar de los años, creando así a un supergrupo capaz de demostrar las capacidades de cada músico a plenitud, proveyendo un protagonismo muy balanceado en cuanto a los papeles de cada miembro se refiere, brindándole al disco un sentimiento de madurez compositivo que deleita a los oídos, a pesar del constante choque violento de los estridentes instrumentos. Un exquisito punto a favor de este EP.

El estilo de este EP se mueve entre una amalgama de un violento hardcore con tintes de un metalcore bastante tosco, presentando temas de corta duración pero que condensan el estilo del grupo de manera fenomenal, alcanzando el más extenso los casi 4 minutos de duración. Desde la apertura del mismo, “Chewing Glass” es posible notar el marcado camino que la banda ha decidido tomar y el mantenerse dentro del mismo evita la experimentación incorrecta de sonidos y por ende, evita la presentación de resultados fatídicos que puedan restarle puntos a un trabajo debut que es vital para colocarlos en el mapa. From The Unforgiving Arms Of God es una oda a la naturaleza salvaje de un Dios que ha perdido las riendas de su creación y como tal, no se mueve como un álbum lleno de esperanza, si no uno carente de todo sentimiento de redención.


From The Unforgiving Arms Of God no supone una exploración hacia nuevos terrenos para cada músico de la banda, por lo que de inicio a fin es posible afirmar que es un disco de deliciosa sencillez, siendo muy tosco y que da cero momentos de pausa o descanso, buscando únicamente ser lo más violento posible, todo gracias a la inclusión de breakdowns potentes, haciendo una rápida referencia al presente en “Necessary Death” junto a guitarras estridentes y con mucha distorsión, reforzadas por un juego en la batería que he de alabar por su solidez, con tempos muy bien logrados y que nos permiten escuchar de nuevo la habilidad de Andrew, prueba viva el cierre del mismo, “Survived By Nothing”. A su vez, Brandon es uno de los encargados de darle ese toque salvaje a esta producción, escuchándose con gran poder y fiereza, camuflando de forma sublime su ira con un alto nivel de frustración, como lo hace en uno de mis cortes favoritos, "Love Let Me Die", y he de atreverme a afirmar que el sonido de END ha influenciado en mayor o menor medida en el sonido de la nueva producción de Counterparts, pero eso es aventurarme en planos ajenos a este disco.

Uno de los grandes problemas existentes en supergrupos como este, es que las diversas influencias generalmente dan a luz una mezcolanza de elementos e ideas que en conjunto no logran sonar bien, puesto que se siente como si van hacia un lado y terminan en otro, empiezan por aquí y terminan por allá y simplemente suenan en un descompás desagradable al oído y que se vuelve tedioso de escuchar, pero en el caso particular de END, han sabido utilizar las diversas ideas que poseen y las han sabido encaminar inteligentemente por el mismo y satisfactorio camino, dando un trabajo debut con mucha fuerza y que es capaz de alzarse por sí mismo y nos demuestra la sintonía que el quinteto consiguió, todo gracias a moverse en espacios similares y a ser capaces de agregar lo necesario y no utilizar elementos innecesarios.

En conclusión, From The Unforgiving Arms Of God es la carta de presentación de un supergrupo que se ha decantado por un sonido muy crudo lleno de furia con una pizca de desesperanza, un estilo que han sabido manejar a la perfección y presentarlo de manera condensada y muy entretenidamente y que no se vuelve cansada para los oídos, ésto nos ha permitido escuchar a un quinteto que logró tocar al unísono y sacar provecho de eso mismo, encaminando sus mentes hacia el desolador sentimiento de la depresión en vida. END no suponen una revolución en el género ni pretenden llevar los límites del mismo hacia nuevos puntos, únicamente pretenden causar el mayor daño posible, lográndolo de una sencilla pero muy trabajada manera.

8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB