7 sep. 2017

«La elegancia de sus ejecuciones y composiciones son algo que seguramente muchas otras bandas quisieran tener, lo saben y es por eso que se jactan de ello justo en la medida correcta»



  • Genre(s):
  • Atmospheric | Progressive Black Metal
  • Release Date:
  • 25 / Aug / 2017
  • For Fans Of:
  • Harakiri For The Sky, Agrypnie, Endstille
  • Links:
Una de las formas en que el paso del tiempo se siente más es cuando escuchamos a bandas como Der Weg einer Freiheit, cuyo black metal fue uno de los marcadores a finales de la década pasada de un black metal moderno, que si bien no representaba un avance en terreno inexplorado, tampoco era una emulación más de aquellos años en que el género tuvo su auge. Con un rápido ascenso en el viejo continente, rápidamente se hicieron de contactos que les ganaron publicidad y formas para continuar grabando. Actualmente la banda se encuentra bajo la firma de Season of Mist, que ya dice mucho de la calidad de la banda. Con cuatro LP's y dos EP's, el currículum de los alemanes es muy rico para una banda cuya existencia no llega siquiera a los diez años.

La progresión de la banda es tan tangible que podríamos tomar una regla y ver cómo con cada nuevo lanzamiento su sonido, si bien manteniéndose violento y combativo, permite a todas las partículas solidas de metal asentarse en el fondo de la botella a manera de base para seguir agregando ingredientes a la solución. Su trabajo del 2015, Stellar, fue la cúspide de los esfuerzos colectivos para la elaboración de un álbum que fuese rápido y robusto, a la vez que efusivo y dúctil, un black metal que satisficiera a los metaleros más enfocados en la contundencia de la música, como a aquellos que buscaban en él texturas, formas y contenidos diferentes a la del montón de bandas genéricas cuya sustancia es fácilmente reducible a un manifiesto de unicidad por las posturas misantropistas, paganas o en total contrariedad hacia la religión. Manifiesto inmediato en la imagen de los integrantes cuya ausencia de corpse paint no hace sino resaltar el malestar y la aflicción de la que son partícipes todos los seres humanos sin excepción, en lugar de disfrazar la realidad propia para adquirir la cualidad de (falso) juez que se encuentra por encima de todos.


Blast beats y trémolos fulminantes, acompañados de gritos desgarradores son las características inmediatas que cualquier banda del género posee, y Der Weg einer Freiheit se han convertido en ilustres maestros en técnica y ejecución. En el presente trabajo nos encontramos con cinco temas que ahondan en la maleabilidad de estos aspectos, centrifugándolos como parte de un proceso de refinamiento, hasta conseguir una sustancia estable. Con una duración claramente corta en comparación de los trabajos anteriores, no hay aquí secciones de sobra ni elementos cuya única función sea la de rellenar o adornar las partes más débiles, se trata de plasmar algo sin ambigüedades que puedan provocar malinterpretaciones. Aunque a primera impresión pareciese que no hay diferencia significativa entre éste y el trabajo pasado, Finisterre encuentra la forma de encriptar su mensaje en una configuración muy parecida a la de otros géneros afines (como el post-black metal y el death metal melódico), abordando lo que respecta a la condición humana, tal cual lo han hecho algunos de los más ilustres filósofos de tierras germánicas en el pasado, aunque por supuesto, esta agrupación contemporánea hace uso de la lírica e instrumentación por igual.

Sin dejarme llevar por el gran aprecio que le tengo a la banda por reintroducirme a este tipo de metal, debo decir que el único gran fallo (por fortuna) es que la banda se ha visto mermada, disminuyendo o anulando su atrevimiento. El disco llega a sentirse incluso como una versión destilada de Stellar, como aquel experimento que se realiza para comprobar la calidad del primero, terminando con una mejor composición que el original pero a fin de cuentas parte de lo mismo (aunque claro, de experimental no hay nada aquí). Bandas de black metal hay muchas, pero son pocas aquellas que de verdad le dan un aire de juventud y vitalidad a algo que fundamentalmente busca lo contrario. La elegancia de sus ejecuciones y composiciones son algo que seguramente muchas otras bandas quisieran tener, lo saben y es por eso que se jactan de ello justo en la medida correcta, sin llegar a sonar pretenciosos, pero tampoco haciendo cosas por debajo del nivel mínimo que se espera que alcancen. Quiero pensar que la banda ha decidido dominar ciertos rubros antes de pasar a la siguiente etapa, todo esto sin dejar de estar activos o mantenerse en el panorama musical, se mantienen jóvenes aún y las posibilidades que tienen ante ellos son incontables.

8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB