17 ago. 2017

"Nothing Is Beautiful" es una descarga de enojo y malestar a la raza humana y hacia uno mismo, proyectado en diez tracks que profundizan temas oscuros brillando por la calidad musical presente en el quinteto.



  • Genre(s):
  • Deathcore
  • Release Date:
  • 28 / 07 / 2017
  • For Fans Of:
  • Immoralist, Traitors, God Of Nothing, A Wake In Providence
  • Links:
Allá por el año 2015 y parte del 2016, hubo una oleada de agrupaciones de Deathcore que para bien o para mal, bajaron las revoluciones en su música y dieron génesis a un estilo lento, pesado, cargado de breakdowns y que su servidor disfrutó como no tienen idea. Esa oleada de grupos de Down-tempo, auspiciados y apoyados por páginas como Chugcore, Pure Deathcore y demás, fue una de mis etapas musicales favoritas porque rápidamente le encontré el gusto a un género (o estilo, si así lo prefieren) que la mayoría llegó a detestar por lo cansado que era escuchar uno y otro y otro y otro breakdown en una sola canción y qué decir de los álbumes, que se sentían eternos para algunos, pero que eran una delicia para otros. Fue en este período de tiempo donde llegué a conocer a muchísimos grupos que hoy en día o cambiaron de estilo, o se separaron o por el contrario, aumentaron la velocidad y se volvieron más entretenidos, más brutales y uno de esos grupos es Spite, que desde el primer momento me cautivó por la versatilidad vocal de Darius Tehrani, vocalista de la banda y por la crudeza existente en su maníaca voz y Spite han sabido cómo jugar sus cartas para colocarse como un grupo de Deathcore con poder propio y este pasado mes de julio fue el encargado de mostrarnos su nueva placa, titulada 'Nothing Is Beautiful', segundo larga duración después de dos años de descanso y que genera sentimientos encontrados en mi persona.

El estilo de este quinteto se mueve en un Deathcore muy enérgico, lleno de furia, que es capaz de transmitir un sentimiento de ira con mucha facilidad. La parte instrumental siempre se ha caracterizado por el constante uso de chugs en los instrumentos de cuerda, con afinaciones graves pero que no se tornan molestas, agregando en ciertos momentos cortos solos o pasajes melódicos para darle mayor estilo a sus temas todo esto a cargo del trío de Stephen Mallory, Lucas Garrigues y Alex Tehrani, que en conjunto saben crear atmósfera densas que se disfrutan de una manera increíble y que en este disco, nos engullen en un sentimiento de fiereza atractivo al oído; Spite también se apoya en constantes cambios de tempo que funcionan como puentes para breakdowns rítmicos, con un feeling muy 'bouncy' o para breakdowns más lentos y que detienen la masacre solamente para empeorarla. Estos cambios en cuanto a la velocidad en su ritmo, también logran funcionar como cierres y aperturas para momentos de mayor velocidad, como los presentes en 'Kill Or Be Killed' o en 'Despise'. Finalmente, el papel protagónico recae en Darius, con un estilo vocal que logra resaltar por constantes cambios y la presentación de una gran cantidad de técnicas diferentes entre sí, siendo capaz de demostrarnos una crudeza maravillosa, haciendo hincapié en 'Suffer', el intro de su EP debut que a la fecha sigue poniéndome los pelos de punta, ¿pero qué tiene éste tema que ver con lo actual? Pues el hecho de que si en ese entonces lo conocimos como un ser que gritaba por sufrimiento y rabia, ahora lo hacemos como uno que se cansó de esperar a la muerte y empezó a odiar y 'Nothing Is Beautiful' se encarga de dejar salir toda la ira existente detrás de Darius y la banda.


Entrando de lleno en lo que el álbum representa, 'Nothing Is Beautiful' en sus casi 40 minutos de duración es una descarga de enojo y malestar hacia la raza humana y hacia uno mismo, proyectado en 10 tracks que profundizan en el descontento hacia la religión con 'Despise', en mensajes hacia una escena llena de 'posers', 'wannabes' y copias de copias con mi favorita, 'Kill Or Be Killed', en la espera por la muerte con 'Drown Me' o 'Self-Destruct', en un reino apocalíptico y sangriento en 'Kingdom Of Guts' y demás temas oscuros que logran brillar por la calidad musical presente en el quinteto. A su vez y como mencionaba con anterioridad, este nuevo álbum representa una exploración por campos relativamente nuevos en cuanto a lo que Spite representa, con mayor uso de blast-beats que agregan momentos violentos en medio de pasajes lentos, con mayor presencia de cortos solos necesarios en los temas y que logran reforzar las estructuras compositivas de las guitarras y que son indicios de que la banda no planea quedarse en el juego en un mismo estilo, pero lastimosamente, quedan únicamente como indicios y no pasan de ello, puesto que el álbum sigue un único camino y no se sale en ningún momento de él.

'Nothing Is Beautiful' se mueve durante una marcada línea de inicio a fin, por lo que no hay sorpresas en ningún momento del álbum, ni momentos diferentes a todo lo que nos han presentado con anterioridad y éste es uno de los factores que le restan puntos al disco puesto que no nos permite conocer ángulos nuevos en cuanto a las ideas creativas de Spite. Este nuevo trabajo se siente como una continuación del anterior, con mucha fuerza y muy violento, que es lo que los caracteriza, pero falla en presentar una mejoría en cuanto a su sonido, puesto que el disco se siente completamente plano y carente de esencia pura con temas que repiten la fórmula del grupo una y otra vez y que se sienten más como un mero relleno, que como cortes con personalidad y que pretenden sumar y no restar, como el caso de 'Drown Me', la homónima 'Nothing Is Beautiful' o 'Thy Bidding', que no aportan absolutamente nada más que más chugs y breakdowns y vuelven cansada la escuchada del disco, tornándolo por momentos tedioso.

En conclusión, este nuevo trabajo de Spite presenta una fuerza considerable, puesto que de inicio a fin, el álbum se siente como una patada al pecho, que no te deja respirar en ningún momento y a pesar de ello, es posible disfrutarlo con facilidad debido a la simpleza que trae detrás de sí, por lo que no se torna una experiencia que requiera habilidades de escucha para poder entender todo lo que 'Nothing Is Beautiful' presenta. Lastimosamente, el álbum cae en el pecado de no mostrarnos una evolución en cuanto al estilo de la banda, sino en simplemente traernos temas que suenan como lo anterior, lejos de realmente presentar algo fresco y diferente. No queda dudas de que este quinteto todavía tiene una fuerza y una ira considerable, pero el no saber aprovecharla es lo que mata completamente una propuesta que podría relucir en una escena llena de lo mismo de siempre.

7.5 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB