11 ago. 2017

La barbarie, lo visceral, la putrefacción y todos aquellos sentimientos ligados a la bajeza de nuestra naturaleza, son la carta de presentación de una banda que no se cansa de ser obrera en ese monumento llamado Death Metal.



  • Genre(s):
  • Death Metal / Doom
  • Release Date:
  • 11 / Aug / 2017
  • For Fans Of:
  • Immolation / Autopsy
  • Links:
El Death Metal es uno de los estandartes más importantes de la música extrema, su influencia en la cultura popular a lo largo de los años ha sido plasmada en diversos medios, en los cuales se han llevado como bandera, los atributos de tratar de mostrar la podredumbre del ser humano. Como todo género que se niega a morir, esté ha asimilado una cantidad muy grande de influencias que se han complementado a la perfección con su idea principal, dándole así, nuevos aires a una fórmula que se vio gastada a finales de los 90’s.

Ya en el siglo 21, la predominancia de la técnica y demás elementos diferenciales del sonido original, era lo que motivaba a las bandas jóvenes, pero algunas leyendas seguían trabajando en las sombras alimentando el hambre de aquellos que buscan ese sonido fétido y macizo de antaño, y hoy de la mano de Relapse Records, Incantation nos regala un filete de gran calidad, que alimentará a esos profanos.

1989 sería el año en el que nacería esta abominación que lleva otorgándonos atmosferas putrefactas y letras blasfemas que derriten el cerebro de quienes son participes de su exposición, esto se ve reflejado en una trayectoria con más de 10 álbumes de estudio y con clásicos del género como los son Mortal Throne of Nazarene o Diabolical Conquest.


Profane Nexus es el nombre de la onceaba placa de estudio de estos músicos, desde la portada nos anuncian, que vamos a encontrar en él. Muse es el tema que da inicio a este círculo infernal de desechos y agonía, la voz gutural grave marca la pauta como si de un ejecutor se tratara, y los riffs carnosos hacen el festín de la barbarie.

Rites of the Locust continua nuestro calvario en estas tierras, el requinto filoso, los arreglos de armónicos en la guitarra y ese blast beat machacante cual cuchillo en tabla, rebana los tímpanos. Visceral Hexahedron, abre con un riff lento y aplastante, que solo nos prepara para el coro explosivo donde el doble bombo nos pega directo a la espina dorsal y la voz retumba en lo profundo, como un alma en pena que clama por un ápice de misericordia.

Incorporeal Despair rompe el dinamismo del álbum, dado que, es el doom metal quien hace mella en nuestros oídos; un tema lento y que suena un tanto repetitivo. Les Sepulcri vuelve a descargarnos con toda la furia una plétora de poder con un pequeño arreglo de taping en las guitarras, los cambios de ritmo, el solo aplastante y los growls nauseabundos hacen destacar a está, como uno de los puntos mal altos del material. Stormgate Convulsions from the Thunderous... es una curiosidad, puesto que se dieron a la tarea de juguetear con el noise y algunos tintes drone, que no sabe mal, pero al igual que ocurrió con Incorporeal, se percibe de forma dispar a lo que veníamos escuchando. Acient Arise es el tema que da cierre al disco, los acordes densos y la base rítmica a medio paso nos controlan de forma hipnótica para luego desembocar en un final galopante y asfixiante.

La barbarie, lo visceral, la putrefacción y todos aquellos sentimientos ligados a la bajeza de nuestra naturaleza, son la carta de presentación de una banda que no se cansa de ser obrera en ese monumento llamado Death Metal.

8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB