11 ago. 2017

"Infinite Punishment", es un album para inyectarte energia y ganas, incluso en las primeras horas del lunes.




  • Genre(s):
  • Hardcore | Crossover | Thrash
  • Release Date:
  • 04 / AUG / 2017
  • For Fans Of:
  • All out war, Municipal Waste, Stray From the Path
  • Links:
Para ser honestos, estoy completamente seguro de que no existe ser humano en el planeta, que sea capaz de vivir sin tener que tomar de algún lugar, una dosis de energía para echar a andar su día, porque realmente todos necesitamos un impulso en ese motor llamado vida, que muchos consiguen a través de, quizás, las típicas cosas como un café calientito, una bebida energética, o por qué no, con algo de ejercicio, y otros como yo, y que tengo la certeza de que muchos de ustedes también, somos los que consumimos esa fuerza inicial a través de la música, con discos que emanen un sonido capaz de poner como pararrayos al hombre más encorvado por la flojera típica de lunes, como por ejemplo, "Inifite Punishment", el recién salido disco de la banda "Get the Shot", un álbum apto para llenar el cuerpo de ganas de trabajar, o para hacer lo que sea a que se dediquen.

Probablemente no vaya a pasar desapercibido para nadie, primero que nada, el cover art del disco, puesto que sí, en efecto, si lo que se imaginan al ver a un demonio enfadado con ganas de tomarlos por el cuello, es que éste se trata de un disco agresivo, vaya que no se equivocan , pues definitivamente "Infinite Punishment" es justamente eso, aunque eso sí, dicha agresividad cabe precisar, es bastante limpia, pues obedece más que nada, a la técnica de la banda en el uso de la velocidad, de los riffs de corte clásico a la Thrash Style, en mezcolanza con algo de Hardcore moderno, y de un trabajo vocal bastante maleable, en el que de pronto escuchamos arreglos que parecieran ser un Feat con el mismísimo James Hetfield, sin que tengan que recurrir a una brutalidad sucia, que honestamente, estaría de más.

Ya entrando en materia, cabe detallar que esta nueva entrega de la banda originaria del país del maple, tiene una duración promedio de 40 minutos, estando compuesta de 12 temas, cuya temática se centra bastante en el ámbito de lo violento, lo cual habrán de darse cuenta al momento de que le piquen al botonsito de play, aunque eso sí, no esperen encontrar una formula novedosa e innovadora, o un aire nuevo a los géneros en que encuadra la banda, porque esa no es particularmente la finalidad de "Infinite Punishment", pues más que nada es un disco hecho para disfrutar en esos momentos en los que deseamos escuchar un estruendo aterrorizando nuestros oídos, y por supuesto, los de los vecinos.


Ahora bien, los principales atributos que se pueden percibir en todos y cada uno de los temas son, velocidad, solos de guitarra con un estilo sumamente "Thrashy", agresividad y un sonido pesado en los riffs base y rítmicos de los temas, así como ese característico manejo vocal, en el que la voz es de un estilo más que nada a la Hardcore antiguito, sin embargo eso que mencioné de creer que el vocalista de metallica hacía aquí sus apariciones no era broma, y para muestra de ello lo es el tema "Faith reaper", en el cual predomina precisamente dicha maleabilidad en el trabajo del frontman de la banda, en el que hace alarde de su habilidad para pasar de un estilo "moderno" a uno más clásico como lo es la influencia Thrash, haciendose acompañar de una instrumentación más que nada apegada a la influencia de bandas como Hatebreed.

Misma situación ocurre en uno te mis temas favoritos del disco, "Blackened Sun", el cual tiene como la cereza en el pastel, una colaboración del vocalista de Stick to your guns, quien precisamente le da al tema un aire mucho más de ese estilo, veloz, ruidoso y estruendoso, aunque la fórmula es básicamente la misma que en el tema del que hablé con anterioridad, tal y como ocurre con el resto de temas, salvo por "Slayed kings" y "Den of torments", en el primero, porque la banda más que a la influencia core, se apega a un estilo muchisimo más Thrash, sumamente notable desde el inicio con esos breves solos de guitarra con mucho adorno, y por los coros de fondo, típicos del estilo, y en el último tema, porque, para iniciar, es el único del album que emplea propiamente la voz limpia.

A decir verdad este último es, creo yo, de los más interesantes de la banda, en especial por el orden en que se decidió incorporarlo, pues el estilo melódico es sumamente extraño para lo que se ofreció en el resto del disco, sin embargo aporta una propuesta sumamente exquisita y fresca, que relaja los nervios después de tanta actividad auditiva a que nos orilla el album en sí.

Me resulta bastante difícil hablar propiamente de cada tema, porque como lo dije en un inicio, Infinite Punishment, es un material cuyo objetivo principal es hacer mover todas las cabezas a las que alcance, sin centrarse en ofrecer una formula digamos, distinta de otros discos, e inclusive dentro de la estructura del album mismo, sin embargo, si escuchan y disfrutan el disco como una totalidad, como una masa uniforme, les podrá resultar sumamente exquisito, porque realmente transmite una vibra tan enérgica, que fácilmente podría reemplazar esos Red Bull que a veces bebemos para levantar los ánimos.

Recomiendo pegarle una escuchada principalmente cuando tengan ganas de algo caótico, a primera hora del lunes, o cuando quieran mover los pies y la cabeza, porque este disco vale la pena conocerlo.

7.5 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB