18 jul. 2017

"Emocional, enérgico y abrumador, capaz de hacer retumbar paredes de concreto":
Así se resume la carta de presentación de este cuarteto.



  • Genre(s):
  • Hardcore | Groove Metal
  • Release Date:
  • 07 / JUL / 2017
  • For Fans Of:
  • Switchtense, Hatebreed, If Hopes Dies, Unearth, Darkest Hour
  • Links:
River Black, para quienes a penas tendrán el gusto de conocerlos, es una banda compuesta por músicos cuya experiencia en el campo de la música ya ha recorrido un largo camino, básicamente la banda, surge de las cenizas de una agrupación de nombre Burnt by the Sun (Cuya línea se sigue ahora bajo la nomenclatura de River Black), sin embargo, añaden a su plantilla, para dar más poder al proyecto, al ex baterista de la mítica banda de Crossover Thrash, Municipal Waste, y a quien se encargare de las cuerdas de baja frecuencia en la banda Revocation, integrantes que se encargan de complementar e incluir sus influencias a ese proyecto ya bien formado de Hardcore de estilo clásico americano, al cual se le dio forma en los 12 tracks que componen el material homónimo de la banda.

En primer lugar hay que destacar el obviamente exquisito trabajo gráfico que la banda decidió utilizar como carta de presentación para su primer material, el cual se ve representado por un cover art que, tiene un un estilo clásico del tipo vitral, de esos que puede fascinar a más de uno por la delicadeza con la que la imagen se realizó, arte clásico, que en efecto, refleja perfectamente ese estilo musical americano tradicional, al que bandas como Hatebreed o Switchtense (portugal) nos ha acostumbrado.

Ahora sí que, ya hablando propiamente del contenido musical del disco, el homónimo está compuesto por riffs bastante pesados, rítmicos y caóticos, bastante densos, debo decir, al grado de que, en ciertos momentos inclusive se logró bloquear mi mente al grado de no saber explicar cómo se configura el contenido del disco, el cual sea dicho de paso, se encuentra bastante bien compuesto, y no encuentra necesidad de desentrañar una virtuosidad innecesaria en la instrumentación, para ser capaz de reventar oídos con los ritmos que las guitarras y la voz rasposa ofrecen en cada tema.

"Jaws", el tema que abre el disco, y uno de los más cortos del mismo, (lamentablemente), es uno de los tracks que más refleja el poderío de la banda; en él, la agresividad juega un papel sumamente importante, pues en tan solo 1:59 minutos, todos y cada uno de los instrumentos hacen acto de presencia de manera contundente, en compañía de un trabajo vocal bastante excelso para lo que refiere al material mismo, ya que el vocalista de la banda, sin duda no tiene la necesidad de recurrir al uso de una técnica vocal demasiado sucia para otorgarle el peso suficiente a la ejecución instrumental,para lograr transmitir el dominio punzante del trabajo sus compañeros, pues su dinamismo se adapta y encaja a la perfección con la composición instrumental del resto de los integrantes, cuyas influencias notables pasan terrenos como el Death, Hardcore, Thrash y demás estilos considerados ya a la fecha como "clásicos".

Es importante señalar que, si bien el disco tiene una consistencia uniforme, no es un disco en lo absoluto monótono, como por lo regular suele suceder con álbumes de este estilo, pues la mayoría de los temas guardan una estructura, digamos, bastante peculiar y dinámica, lo que puede notarse al escuchar, por ejemplo, "Low" o "South x South", tracks en los cuales, muy por el contrario de "Jaws", lo que predomina es el ritmo, no así la agresividad, aunque claro está, siguen siendo temas contundentes que a la realidad física se traducen como un puñetazo directo al rostro, pero como lo menciono, tienen un enfoque particular distinto del resto del tracklist, como en el caso lo es "Shipwreck", "#Victim" y "Boath", en los que me atrevo a decir, la banda optó por un estilo instrumental mucho más apegado a lo que solemos escuchar en bandas con enfoques bastante agresivos del Thrash, logrando mezclar tal influencia con ese sonido clásico que la banda se esfuerza por mantener a flote, pues lo que predomina en estos temas, más que nada, es la velocidad y el rasgueo arrollador con el que se le trata a las cuerdas de las guitarras que se encargan de amenizar la violencia que se refleja en dichos temas.

En definitiva, se puede sintetizar el trabajo de River Black, como un material debút, sumamente emocional, enérgico y abrumador, capaz de hacer retumbar paredes de concreto, cuya reproducción merece subir a tope la perilla de volumen, para disfrutar la agresividad y contundencia, que son el claro reflejo de una banda prometedora, cuyos pasos van firmes por el camino en que transitan, y que lograron esforzarse lo suficiente para traer a la luz, un material bastante bueno, digno de estar en la label que los representa.

8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB