22 jul. 2017

Nevercell nunca ha sido una banda que experimente con su estilo, siempre trabaja mediante los métodos tradicionales y este último álbum no es la excepción.



  • Genre(s):
  • Death Metal, Thrash Metal
  • Release Date:
  • 25 / Aug / 2017
  • For Fans Of:
  • Scarab, Nile, Deicide
  • Links:
Las tendencias artísticas siempre marcan una era, no solo una generación o una moda, muchas veces una conducta supera el tiempo para impregnar al arte. En el caso del Death metal ha inspirado a decenas de músicos para indagar en sus aposentos, gracias a ese interés nace un universo bastante grande, quienes lo integran van desde sus pioneros más famosos como las bandas que han intentado consolidarse más de una vez y así mismo una infinidad de bandas amateurs. Este universo no se ha limitado con el tiempo y a preferido al progreso, por lo cual se ha podido ramificar de tal forma que exista con otros subgénero de similar naturaleza. Otra característica que obtuvo el género fue poder romper las fronteras y lograr la internacionalización.

Si bien las personas que están familiarizadas con los géneros extremos ya sabemos lo del párrafo introductorio, ¿qué sabemos de Nervecell? Pues bueno, Nevercell es una banda que pertenece a esta tendencia artística y ha ayudado a su progreso en sus inicios, también existe gracias a la internacionalización del Death metal. Este grupo musical proveniente de Dubái, Emiratos Árabes Unidos, regresan después de seis años con Past, Present...Torture, el cual demuestra que Nervecell está en forma para seguir plasmando su nombre en la escena del Death.

Nervecell a lo largo de su presencia en el medio ha desarrollado una música que tiene sello de identidad y una peculiar forma de usar resonancias disonantes. Desde sus demos, pasando por Preaching Venom y hasta Past, Present...Torture nos regalan una producción espectacular. Si eres un amante del Death es una opción suficiente buena para ampliar tu biblioteca.

Nevercell nunca ha sido una banda que experimente con su estilo, siempre trabaja mediante los métodos tradicionales y este último álbum no es la excepción. Past, Present...Torture tiene todas las características de un álbum de su clase, un material con mucha brutalidad, rapidez en su ejecución, lleno en su totalidad de guturales y caóticos golpes en la batería, pero sobretodo hay un detalle distintivo que en esta ocasión la banda si usa con mayor claridad, este recurso son “solos de guitarra” más sofisticados, que a pesar de no otorgar un sonido muy cristalino al disco sí lo envuelve de una versatilidad bastante refinada que permite la completa distinción en la esencia de cada tema. En resumidas cuentas: este tercer trabajo de Nevercell ofrece una ambientación muy old-school, logrando un equilibrio muy bien hilado entre un su identidad y su progreso artístico en su sonido.


Past, Present...Torture intenta superar a su antecesor Psychogenocide, el cual fue lo mejor que había conformado su discografía. Past, Present...Torture posee mejor ejecución con la sincronía en los instrumentos, este disco demuestra mejor la eficacia y habilidades de cada uno de los miembros, además de mejor planificación en su composición que todo el Psychogenocide. Aunque no todo es “color de rosa”, Nevercell tardo demasiado tiempo en proporcionarnos un nuevo trabajo musical, por lo cual tratan de compensarlo con un álbum muy extenso en su duración, y esa es una muy mala decisión. Ya que Past, Present...Torture se conforma por trece temas con la misma estructura, trece temas con demasiada monotonía, sin importar las virtudes individuales de cada canción, cuando se junta y se reproduce todo el álbum dejan mucho que desear.

Por lo tanto, para aquellas personas prácticas está dedicado este párrafo. Para obtener una mejor satisfacción del álbum se puede apreciar tan solo tres temas: Abyssviand, el tema con el mejor intro, con una temática violenta, nos cautiva desde el principio hasta el final, es el motivo por lo que Nevercell la ofreció como single para promocionar su regreso. Malice Within es una canción que también sus primeros segundos están fuera de contexto, pero solo es cuestión de adentrarnos más para escuchar la brutalidad de Nervecell, aunque a diferencia del resto en esta canción toma mayor protagonismo el guitarrista, característico que suministra algo de energía a todo el álbum. Ya por último Maqabre juega con los viejos recursos de Death para solo disfrazarlos con riffs modernos dándole las propiedades adecuadas para sobresalir de las otras canciones.

Para finalizar, basta decir que Nevercell sabe hacer muy buenas y destacadas canciones, pero unos álbumes que recaen en una índole fastidiosa. Sin más, se le desea la mejor de las suertes a Nevercell, una banda que puede dar más de lo que ya ha demostrado.

7.5 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB