22 jul. 2017

Caótico, lleno de rabia, y sobre todo, sombrío, justo como una nube negra en tormenta...




  • Genre(s):
  • Crust Punk / Blackened Hardcore
  • Release Date:
  • 11 / August / 2017
  • For Fans Of:
  • Ekkaia, Ictus, A Secret Revealed
  • Links:
¡Ah!, los días lluviosos... melancólicos, oscuros, y sin duda algun, días perfectos en los que tuve la grata sorpresa de conocer a Khmer, un cuarteto Español, cuya actividad sonora ha sido en el último par de días, uno de los trabajos próximos a salir, que he tenido el gusto de repasar bajo un clima emparejado a su trabajo, representado por un sonido caótico, lleno de rabia, y sobre todo, sombrío, justo como una nube negra en tormenta...

No podrá pasar desapercibido ante quien lo escuche, que "Larga Sombra", no es un material que aporte algo novedoso, progresivo o particular, dentro del sonido que se maneja en el mismo, sin embargo, el no aportar tales características, jamás va a ser sinónimo de que un trabajo forme parte del común denominador, es decir, que no pueda resaltar por sí mismo ante un público que cada vez pareciere volverse mucho más exigente con lo que escucha.


Compuesto por 8 temas cuya duración ronda los 25 minutos, "Larga Sombra", es un disco que logra repercutir en el estado emocional de quien lo escucha, como si al reproducir el material, automáticamente una oscura burbuja rodeara a quien tiene puestos los audífonos, gracias al lúgubre potencial creado por una conjunción instrumental básica, es decir, guitarra, bajo, batería y voz, sin tener que añadir más tintes sonoros que verdaderamente resultarían innecesarios, pues basta con la imaginación que esta agrupación impuso en su trabajo para lograr causar un impacto, y es que, apreciar este disco desde una perspectiva analítica, implica crear una conexión con esa parte violenta que se encuentra dentro de cada uno de nosotros, y que es capaz de salir a flote a penas y se tenga un estímulo suficiente como resulta ser "Larga Sombra".

El aspecto conexivo entre lo sombrío del disco y los sentimientos oscuros y profundos inherentes a la condición humana moderna, no se basa únicamente en el impacto rotundo que el sonido de Khmer es capaz de transmitir, sino también en el aspecto lírico de sus temas, cuyo peso emocional es realmente interesante, ya que abarca varios temas que oscilan entre la soledad, el hartazgo emocional, o la violencia y crueldad del ser humano; basta con poner atención a temas como "El Ardor de la Crueldad", para que podamos escuchar una rotunda crítica a la nula empatía que nuestra raza suele demostrar ante los demás, en frases como: "Cuánto estáis deseando matar, herir, agarrar un fusil, humillar, y es que sois el único animal que es capaz de torturar, traicionar, mentir y robarle el sueño a aquel al que decís amar, y amar al tirano, odiar al hermano, golpearos el pecho con la misma mano que saca el puñal, y es que sois el único animal que es capaz de disfrutar viendo sufrir a los demás", con lo cual nos damos cuenta de que estamos frente a un trabajo lírico bastante exquisito, más aún en compañía del sonido macabro y profundo que la banda se ocupó en crear, y dicho sea de paso, con el trabajo gráfico del disco, el cual refleja a través de literalmente, una Larga Sombra, esa carga que como seres humanos siempre llevamos en nuestra espalda, tanto de manera individual, como en la colectividad misma.

En lo que refiere al factor musical, la historia continúa por la misma línea, Khmer se ocupa de crear una banda sonora plagada de una rabia opaca, estructurada con riffs y ritmos que mayoritariamente llevan consigo una velocidad considerable de ejecución, con lo cual se hace sentir un poco más la violencia que trae emparejada la instrumentación, aunque sin dejar de lado el aspecto melódico que logra nivelar la carga de energía, al grado de cubrir más de una emoción a través de su sonido.

Los temas que pudiera decir, son los más "violentos", y sin duda mis favoritos, son "El ardor de la crueldad", del cual mencioné un pequeño extracto lírico en los párrafos anteriores, y en el cual la velocidad es el As bajo la manga de la banda, tema que está compuesto por una serie de los tan queridos por muchos, u odiados por otros, Blast Beats, dentro de la ejecución de la bateria, acompañada por riffs y punteos en las guitarras, propios de una mezcolanza entre elementos del Hardcore y música mucho más sombría como el Black Metal, y toques de Crust, los cuales crean a su vez una mezcla perfecta con una ejecución vocal impecable, en el sentido de que la letra de los temas es sumamente clara al oído, y logra rasgar los oídos como si se tratara de la misma garganta que la ejecuta, situación similar que ocurre con "Soledad", aunque en este último predomina una combinación con elementos melódicos, que otorgan precisamente una nota distintiva al tema, al tratarse de un tema menos violento, y más profundo, como lo es precisamente el título del mismo.

También es importante mencionar que, más allá de la rabia engendrada en este disco, la banda, se ocupa por nivelar los elementos sonoros de su trabajo, con el objetivo de, -yo supongo-, transmitir más que una sola emoción relacionada con la rabia, sino externar todo un cúmulo de las mismas mediante un factor distintivo entre cada tema, cuyo equilibrio radica en el sonido del interlude, "Purga al fuego", que consta de una melodía con guitarra acústica, que funge como catalizador del caos que previo a su turno, se reprodujo en el álbum, y finalmente con el tema que cierra con broche de oro el material, titulado "...para ver el mundo arder", a través del cual, mediante simples rasgueos a las guitarras, en compañía de una poderosa serie de golpeteos a la batería, se cierra el capítulo tenebroso que se abrió al reproducir por primera vez "Larga sombra", un material que, sin duda, vale la pena escuchar, para poner de manera más centrada en el mapa a este cuarteto Español, cuyo trabajo es, simplemente, muy bueno.

8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB