29 jul. 2017

He de reconocer con un aplauso el valor de la agrupación por tomar las riendas de su propio destino, pues ya habiendo renegado del género en que trabajaban, no debió ser fácil en lo absoluto lanzar la casa por la ventana, cambiando su estilo de manera contundente.



  • Genre(s):
  • Shoegaze | Indie Rock
  • Release Date:
  • 16 / Jun / 2017
  • For Fans Of:
  • Slowdive, Tears Run Rings, Joy Division, Cigarettes After Sex
  • Links:
Dentro de la escena musical del Metal y/o Core, ya no es novedad toparnos con bandas que a lo largo de su carrera van moldeando poco a poco su sonido, hasta dejar de ser lo que eran al inicio de su carrera, tal y como ha sucedido con bandas del calibre de In Flames, Soilwork, Architects, y por qué no, Bring Me The Horizon; sin embargo, en su mayoría, el cambio suele ir acompañado de manera escalonada de un conjunto de álbumes que poco a poco van lanzando las bandas, con elementos nuevos, como si dentro de sus objetivos se encontrase el intentar no dar un puñetazo directo al rostro a sus escuchas tras un giro radical en su trabajo, puñetazo que, muy por el contrario, sí nos dio Hundredth este año, pues sin deberla ni temerla, la reconocida agrupación de Melodic Hardcore estadounidense, decidió salirse de la tangente para incursionar en nuevos territorios.

Siendo honestos, después de haber escuchado lo que fuera su disco debut, lleno de una energía inigualable y explosiva, titulado "Free", lanzado hace dos años, me entró una curiosidad enorme escuchar "Rare", porque vamos, si con un debut la banda logró entrar de lleno a la la escena del Melodic Hardcore con temas vigorosos como "Break Free", ¿qué no habrían de ofrecernos en su segunda placa?, un estallido más maduro de furia era lo que me imaginaba, lo que ansiaba, sin embargo, ¡Oh sorpresa! que me di tras reproducir por primera vez el disco, entrándome inclusive la duda de si una nueva banda de Shoegaze | Indie Rock, había decidido también llamarse Hundredth, pero no, eran los mismos individuos que habían creado "Free", exactamente los mismos.

A muchos podrá no agradarles el violento golpe que Hundredth lanzó al aire con ese tajante cambio de género musical, pues tras haber escuchado el potencial que tenían en lo que hacían, a mi en lo personal en un principio no me convencía dicha transformación, hasta que decidí escuchar de lleno el disco, el cual desde ya puedo decir, que es un material que incursiona en los abismos de la melancolía del Shoegaze, combinado ese sonido con tintes un tanto más modernos, de esos que se suelen escuchar en las bandas de Indie Rock de hoy en día, mezcla con la cual lograron no atascarse en el típico sonido sobre-explotado, asimilable a Slowdive o Mybloodyvalentine, pioneros del género desde hace ya bastantes años.

"Rare" tiene una duración promedio aproximada de 45 minutos, y está compuesto por 12 temas que a decir verdad, son bastante interesantes, exquisitos para los amantes de ese estilo musical, ya que como mencionaba con anterioridad, si bien tienen como base elemental el sonido del Shoegaze, no se estacan en la actividad típica de meramente usar los comunes rasgueos y voces con estilo "Dreamy", sino que cada uno de esos temas explora distintas alternativas para lograr obtener un sonido propio, que, si bien es cierto no ofrecen ninguna novedad o frescura en el terreno del género melancólico del que hablamos, logran ser temas disfrutables, dignos de escucharse en un día nublado en compañía de quizá, un café caliente y la soledad.

"Vertigo", el tema que da inicio al viaje, cuenta con una instrumentación un tanto más "agresiva", por decir así, que el resto de los temas, probablemente debido a que la batería y la guitarra eléctrica tienen una presencia mucho más notable que el trabajo vocal, que a mi parecer, más que llevar la batuta, en este tema funge como un mero complemento a la composición, que es a la que se le pueden echar los reflectores, debido al ritmo pegadizo y bien trabajado de la misma; algo similar se puede afirmar de "Neurotic" o "Hole", sin embargo, curiosamente aquí el trabajo vocal toma mucha más presencia, pues es como un catalizador entre el estruendo instrumental que la acompaña, y el toque soñador que logra transmitir el trabajo vocal, que por cierto, en todo el disco se traduce en una voz limpia, sin raspaduras en ella, ni esfuerzos sobrehumanos para lograr evocar un sentimiento sobrante.


Aunado a esa extraña melancolía enérgica de los anteriores temas, y de sus comparables, "Disarray", "Youth" y "Suffer", tenemos también en el disco, un toque más melodioso, más tranquilo y armónico, en tracks como "Down", "Gray", "Shy Vein" y "Departure", en los cuales, muy por el contrario de los antes mencionados, la voz lleva la bandera, pues es a través de ella como se logra crear una conexión emocional con la composición melódica de la instrumentación, en la que, por cierto, se hace mucho más uso del sonido acústico, que del estruendo que proporcionan los amplificadores, logrando crear así un sonido de nostalgia puro, que, en mi particular opinión, se hace notar más que nada en el tema que cierra la travesía, es decir, la despedida, "Departure", el cual sí tiene un estilo mucho más apegado a la influencia que probablemente Slowdive tuvo sobre la agrupación, pues en este la esencia pura del Shoegaze se hace sumamente presente, dejando de lado el toque Indie | Alternativo del resto del disco, especialmente con los punteos tipo arpegio de las guitarras, y el clásico tintineo de los platillos en la batería.

No puedo decir que este trabajo, como tal, puede ser recordado como el que "hizo madurar y evolucionar" a Hundredth, puesto que no podemos comparar cosas que literal son radicalmente distintas, e inclusive, siquiera sabemos si sus próximos lanzamientos se mantendrán en este nuevo estilo, sin embargo, he de reconocer con un aplauso el valor de la agrupación por tomar las riendas de su propio destino, pues ya habiendo renegado del género en que trabajaban, no debió ser fácil en lo absoluto lanzar la casa por la ventana, cambiando su estilo de manera contundente, sin siquiera haber avisado antes, al menos de manera tácita que lo harían; sea como sea, "Rare" es un disco muy bueno, con el que nos podemos quedar sumamente satisfechos de que, si bien ya no es dentro de su fuerte, como lo fue el Melodic Hardcore, la banda logró crear un trabajo remarcable para ellos, y para muchos oídos.

8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB