7 jul. 2017

«...es un disco de grandes, muy grandes momentos»



  • Genre(s):
  • Instrumental Progressive Death, Jazz Fusion
  • Release Date:
  • 20 / Jun / 2017
  • For Fans Of:
  • Cynic, Necrophagist, Pat Metheny Group
  • Links:
Una creciente demanda de metal sobresaliente desde Bielorrusia ha estado ocurriendo en nuestras narices, pero como sucede con las corrientes subterráneas, estos lanzamientos bien pueden estar pasando desapercibidos. La de hoy es reseña a uno de esos grupos, el trio llamado Essence of Datum que en junio lanzara el álbum Nevermore, una obra instrumental que desde el anunciamiento daba muestras de convertirse en joyita del death metal progresivo y la fusión jazz con rico Sax.

Me tomó un par de semanas sentarme a escribir de él pero no ha sido por falta de ganas, sino por no querer arruinar algo que venía disfrutando sin pensar en qué le pasa y simplemente he dejado ser. No dejes que las palabras “progressive death” y “jazz fusion” te hagan pensar en agresividad con inesperadas intervenciones jazzeras o intercaladas de ritmo similares, está combinación se construye desde cero en un dialogo equilibrado que es sutil por naturaleza. Podría considerarlo un "Cynic meets Pat Metheny Group", acomodándose con Necrophagist o Blotted Science en la mezcla.

Siendo poco diferente a lo que estaba esperando, la verdad es que este trabajo si se vuelve impredecible y en varios ratos te invita a pasarla mejor de lo normal. Aunque por otro lado, tiene este peligro a volverse frustrante cuando los temas optan por ser reservados y acabas de ver que la banda sabe hacerlo mejor. Es aquella conversación que es agradable y podría volverse profunda pero no llega a más por la personalidad de la otra persona; no es algo que debas pensar. Nevermore no es frio o cálido, ni triste o violento, no tiene esa cualidad en sí mismo, es neutro, lo que tu hagas de él, sin embargo tiene pasión en sus sonidos. La banda se preocupa en dejar de escenografía diferentes ambientes para exprimirte lo que traigas dentro y desatar otras posibilidades en la conexión con las melodías. Una versión alternativa a la que tendrías con voces, las cuales deberían ser poco menos a excepcionales si quieren ajustarse a las estupendas herramientas instrumentales que tienen lugar a lo largo de ocho composiciones.

Como banda instrumental conocen la importancia de no sobre vender el momento, de leer el ambiente, permanecer sincronizados y seguir cotorreándola tranquilos. Una gran cualidad que en las partes claves de los temas les dio pauta de patrocinarse unos exquisitos finales y en otras les mantuvo al margen. No obstante, poseen la voluntad por estar fuera del estándar del género y lo hacen con encanto. Compositivamente la guitarra es quien hace las maniobras más relevantes, trayendo evidentes influencias del hard rock a la destellante complejidad, pero en su mayoría manteniéndose superiores a base de riffs que no tienen par. Las partes de Saxofón en el disco son contadas para no desgastar la especialidad de cada aparición que tiene, pero en general hay más que eso. Canciones como Hexadecimal le agregan un sabor alegre y fresco, con ganas de ponerte a bailar hasta que te das cuenta de ese sabor “latino” envuelto en la situación. Del otro lado habrá baladas dedicadas a extender una mancha de relajación, como Siberia o Aurorae lo hacen. Pero antes ya tuvimos a Animal y Satellites dedicadas a deleitarnos con marcadas líneas de bajo derritiendose en tu oído.

En lugar de ser un gran disco, es un disco de grandes, muy grandes momentos, por eso le reconozco ciertas cosas, que no llegará nada similar el resto del año y que la probabilidad de colarse en tus selecciones predilectas es bastante alta. Pero de nueva cuenta, sin pensarlo mucho puedo quedarme donde estaba al principio con ellos, que son memorables melodías a base de excelente ejecución.

8.5 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB