25 jul. 2017

Decrepit Birth es hoy por hoy una de las bandas más pesadas, elaboradas y coherentes del género sobre la faz de la tierra.



  • Genre(s):
  • Technical, Brutal Death Metal
  • Release Date:
  • 21 / Jul / 2017
  • For Fans Of:
  • Suffocation, Rivers of Nihil, Spawn of Possession
  • Links:
Para una banda cuyo nombre figura desde los 2000’s Decrepit Birth siempre me ha parecido una banda mejor asociada a la década anterior del Death Metal, tanto en el enfoque de su brutalidad como lo que los identifica estéticamente, la última ocasión eso fue gracias a la leyenda Dan Seagrave que diseñó la portada de Polarity. En 9 años de existencia lanzaron tres álbumes de estudio que les sirvieron para desarrollar un discurso dentro del género, este último álbum ha sido sin duda el más relevante de su carrera y llegó en el 2010 para despedir una década de progreso que dio a luz nuevos estándares de ejecución y brutalidad, una década en la que nombres como Suffocation, Deeds of Flesh, Cryptopsy y Necrophagist se consagraban líderes del estilo súper demandante y pesado, mientras eso sucedía, en diferentes partes del mundo los nombres de Spawn of Possession, Psycroptic, Wormed, Decapitated, Origin, Obscura y por supuesto Decrepit Birth, fueron dándose a conocer siendo precursores directos de esta vena.

Desde entonces Decrepit Birth había estado ausente de material, aunque no de los escenarios. Los principales artífices, el vocalista Bill y el guitarrista Matt, habían declarado en entrevistas de ese mismo año y del 2012 que ya estaban escribiendo el próximo trabajo de estudio pero siempre lo mantuvieron privado y sin dar detalles, excepto que el propósito era superar todo lo que Polarity representa. Lo curioso es que les tomó la misma cantidad de años en los que lanzaron sus tres álbumes para poder llegar con uno nuevo, algo prometedor y bastante tardado pero luego de mucho esperar, finalmente tenemos a Axis Mundi como su cuarto material. Antes me gustaría destacar que en los siete años de esta década hemos visto que ha sido implacable, trayendo nuevos parámetros al Death Metal, constantemente enriqueciéndose de un sinfín de proyectos que ya conocemos y que no voy enlistar, pero además de eso, todas las bandas anteriormente mencionadas han permanecido vigentes a los cambios con un par de lanzamientos a diferencia de Decrepit Birth. Entonces, olvidando un poco que sí consigan superarse o no, tambien me entusiasmaba saber si lograrían permanecer relevantes ante lo que implica dedicarse al Tech Death, especialmente en los recientes años que ha tenido tan buenos prospectos.


En fin, el objetivo primordial era superarse y Axis Mundi lo consigue. El pináculo de su carrera e ideales se encuentran vertidos en nueve temas originales que concentra el disco y es notable que la honestidad primitiva con la que se ejecutan los instrumentos es quien le otorga una magnitud colosal al ciclo de reproducción; un sonido transparente sin efectos. Considerando el estilo de vida que lleva Bill sabes que lo que tenga para aportar lírica y vocalmente a la banda tiene un carácter de autenticidad especial, un ermitaño vagabundo por elección propia que de vez en cuando se va de tour con Decrepit Birth fumando cannabis, eso es vivir el sueño. Su protesta como vocalista viene de un lugar diferente al de los demás y en este trabajo entrega todo de sí para mantenerse imponente aunque su labor quede opacada en la producción. Musicalmente es un salto adelante de lo que habían hecho, se dejaron la melodia de lado comparado a su trabajo anterior y lo compensaron volviendo a la agresividad y velocidad al por mayor de los primeros dos trabajos, aunque eso no quiere decir que no exista narrativa o que se trate de un disco sin sentimientos, de hecho, esa brutalidad articulada que respira a través de melodías y solos de guitarra sorprendentes, suele ser el Santo Grial del espectador más entusiasta del metal pero llevado al límite. Dicho de otra manera, con Decrepit Birth de regreso en la mesa queda comprobado que el concepto de brutalidad con soundscape espacial de Rings of Saturn es un completo absurdo. No habría porque dar credito a grupos así teniendo en cuenta las grandes virtudes de la onda espacial del Metal extremo cuando se le da seriedad. En cualquier aspecto de composición resulta ser un material sólido, superior en la calidad de riffs, sobresaliente desde la primera vez que se escucha y haciendo un recorrido por los primeros nueve tracks que es incansable. La inteligencia con la que cada instrumento extiende su mancha de violencia alcanza, para mantenerse a flote de tus más ambiciosas expectativas.


Por otro lado, no les hizo falta esa actitud impresentable de la vieja escuela, y la parte buena de esto es cuando a pesar de ello no suenan anticuados, ni irrelevantes en la dinámica de composición que se acostumbra hoy. Más importante, a causa de optar por una atmosfera sucia y descuidada en la mezcla, traen un enorme goce que sabe mejor debido a las marcadas distinciones que hacen sobre el death metal técnico que emergio durante su ausencia. Recuerdo una clase de la universidad en la que explicaron el significado de "Atemporal" en lo arquitectónico, y este trabajo me hace pensar que ese adjetivo aplica algunas veces para el metal; Es decir, Axis Mundi se trata de una obra moderna que (sin contar la producción) encaja estéticamente con viejas modas o usanzas en el estilo, haciendo que funcione bien en otros contextos temporales además del suyo. Hecho a la medida del fanático nostálgico por lo viejo y de quien prefiere escuchar a sus contemporáneos, pero en general a la medida de cualquiera que se diga adicto de esta vertiente y opte por nunca rebajar la dosis. Por eso me arriesgo diciendo que contiene las características importantes del género a lo largo de tres décadas. Comenzando por la línea de referencia que establecieron los padres fundadores en los 90’s, siendo complejos pero tambien puercos sin un atisbo de conocer el significado de “bonito”, de clara muestra está el cover a “Infecting The Crypts” un clásico de Suffocation que no desentona en el resto de tracks (aunque sí los otros dos covers), además de los guturales profundos de Bill que conservan el aspecto cavernoso detrás de la mezcla. A eso hay que sumarle las mañas que aprendió Matt, el principal compositor, en sus primeros años haciendo música dentro del brutal death metal técnico. Y como agregado final dejemos cualquier influencia después del 2010 que se haya colado en la escritura de los temas y que sin duda existen en lo pragmático de su sonido. Menciono a Rivers of Nihil y The Faceless como posibles influencias que logro captar pero lo dejo a consideración de cada quien.

Si dedicas tiempo y paciencia a lo que te apasiona es lógico que obtengas grandes resultados. Luego de 7 años preparándose, Decrepit Birth es hoy por hoy una de las bandas más pesadas, elaboradas y coherentes del género sobre la faz de la tierra.

9.5 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB