8 jul. 2017





En el día 3 los organizadores se dieron a la tarea de otorgar mucha mas participación femenina detrás de los micrófonos. Lastimosamente no pude presenciar muchos de esos actos que pertenecían a esta premisa, obviamente esto se debe únicamente a mis gustos musicales. Había actos que quería presenciar, y que bueno que fue así, puesto que, este fue el día con mayores sorpresas del festival.



Tres y yo (Colombia)

A diferencia de los días anteriores, el sol se escondió detrás de las nubes y el frio característico de la capital nos impregnaba la piel. Pero esto no fue impedimento para poder presenciar a una banda de mi ciudad. Uno de los representantes de mi región salía y entregaba con mucha felicidad éxitos conocidos por el publico como “La carretera”, “Mientras giro” o “Abismo”.

A pesar de que por momentos se veían tímidos, poco a poco ganaban fuerzas y fueron mostrando la calidad intrínseca de sus toques. Fue muy agradable el presenciar al publico “manito” coreaba y creaba esa atmosfera de sentirnos en nuestra tierra. Miembros de bandas locales que apoyaban y gritaban las canciones del cuarteto hacían que me saliera una sonrisa. Al final solo queda felicitar a estos artistas y que ojalá sigan creciendo y trabajando como hasta ahora.


Catfish (Francia)

La primera de las sorpresas del día fue, el dúo francés. Por recomendación de algunos amigos me acerque a ser participe de su acto musical. Y no me arrepiento ni un segundo. La voz de Amandine, sensual, hipnótica y majestuosa que por momentos me hacia recordar ese tono aguardentoso de Janis Joplin, despertaba el sentir de los asistentes. Los riffs pegadizos hacían mover la cabeza y generaban jubilo en mi interior. Me integraban a su mundo de soul, blues, funk y arreglos electrónicos con sus ritmos simples, pero contundentes.

Los coros angelicales caían como roció sobre nuestros oídos y sentíamos como entrabamos a los caminos de su mundo sonoro. En el cual la magia y lo genuino del garage hacían volcanes de sentimientos. Amor y belleza fueron las claves de una fabulosa presentación.


Acid Yesit (Colombia)

Sin temor a equivocarme y con un convencimiento profundo, puedo decir que esta fue la joya absoluta del festival. Oriundos de una pequeña tierra de la cual sienten mucho orgullo, llega esta rareza de la escena colombiana. Seria fácil enumerar el sinfín de influencias que traen consigo estos músicos. La mas inmediatas Mr.Bungle, John Zorn o Frank Zappa. Los que conozcan las referencias supongo que no necesitaran nada mas, pero los que no, deben darle la oportunidad a uno de los proyectos musicales mas audaces y mejor logrados del país. Estamos frente jóvenes talentosos, que traen a colación las raíces propias de su folclor. Estas se ven reflejadas en su humor absurdo e hilarante, su grandilocuencia para dirigirse al publico y su pintoresca puesta en escena, pero no solo se queda ahí, el sonido se ve afectado por los sanjuaneros, la cumbia y los ritmos andinos.

Y por si fuera poco los saxofones que hacen parte de su música, engrandecen mucho mas ese vórtice de locura otorgando esos toques de free jazz esquizofrénico y demencial, estos se adhieren de manera congruente y precisa a los requintos machacantes y los cambios de ritmo constantes del bajo y la batería. Pero los bastardos de la “cuya puta” no tienen zona de confort, y estos bailan entre thrash, progresivo o Death, sin perder una pizca de originalidad. Las cualidades que presenta esta banda son tantas que solo escuchándolos se pueden descubrir. Este tipo de materiales son los que construyen escena, los que hacen que el genero avance a nuevos horizontes y se mantenga vigente. Metal Campesinoise y Jazz Agropecuario, pal mundo sumerce. .

Facebook


Montaña (Colombia)

La manera en la que llegue a esta banda fue una de esas casualidades que agradezco. Campante yo me dirigía hacia el baño para luego ir a presenciar el acto de “Los makenzy” desde el inicio, iluso de mi, mientras me encontraban dentro de los aposentos, las notas limpias de una guitarra hacían el llamado a mis sentidos y de manera casi sonámbula me dirige hacia este. Al llegar me encontré con 4 personajes, que creaban atmosferas cristalinas dignas de los paisajes esplendoroso de nuestra tierra. La felicidad que rodeaba sus rostros era genuina. Se rebatían duelos entre los largos y tenues intervalos de melodías con la eficiencia capacidad técnica del bajo y la batería. Preciosista y detallada fue la peregrinación a sus tierras.


Los Mankezy (Colombia)

El estilo añejo que promulga este trio es delicioso de presenciarlo en vivo. Influenciados por el garage y la clásica energía del Rock, los “churcos” se encargaron de calentar los motores con riffs decadentes que lograban enardecer al publico. El bajista disfrutando al máximo lo que hacia, no paraba de moverse en el escenario, y los detalles con el contrabajo se antojaban exquisitos. Desenfreno, aguardiente y Rock N’ Roll, eso fue lo que dejaron lo bogotanos en Plaza.



Los Espíritus (Argentina)

Argentina ha hecho historia por su banda con ese sabor latinoamericano tan particular. En esta edición tuvimos a “Los caligaris”, los cuales no pude presenciar en su totalidad, pero la fiesta que se armo en presentación fue impresionante. Los espíritus llegaron con su maleta llena de funk, reggae, rock alternativo y guitarras con un tono descomplicado. Letras, melodías y coros pegadizos hacían gritar a cielo abierto canciones como Huracanes o Jugos. Al son de los timbales y los arreglos armoniosos danzábamos con el intrépido sonido de los gauchos. Placentero performance. 



Robi Draco Rosa (Puerto Rico)


El fin de nuestro viajo llego a la estación del “Vagabundo”. Quien, con su extraña fascinación por la muerte y las mujeres, nos iba narrando anécdotas de su diario mas preciado. Su historia con “Penelope”, y las visiones que obtuvo con “Blanca Mujer” fueron algunos de esos preciados cuentos de su vasto mundo ficticio.

Los “Delirios” que lo atormentan y el “Vertigo” con el que vive su vida mantenían plena mi atención sobre el. Con su color de voz y carisma, se dirigía agradecido al publico que alguna vez le abrió la puerta en momentos no muy gratos de vida. Al final “Mientras camino” fue su ultima letanía, bajo sus lentes y cabello desarreglado se sentía la pasión y la felicidad de regalarnos las mejores épocas de su carrera



Y es así como esta travesía culmina. No creo que tenga mucho mas por decir. Agradecer al staff por hacerme sentir como en casa siempre y ayudarme a lograr lo conseguido. A mi editora personal que siempre tiene un espacio y un tiempo para mi. Y a todas las personas con las cuales cruce palabras mientras estaba en el evento. ¡Muchas gracias por leer y LARGA VIDA A RTMB!!




¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB