18 jun. 2017

El infortunio y la belleza del caos imprevisto se manifiestan a plenitud, en la sonoridad imperial de Schammasch.




  • Genre(s):
  • Atmospheric Black metal
  • Release Date:
  • 09/Jun/2017
  • For Fans Of:
  • Batushka/Negură Bunget
  • Links:

Los suizos Schammasch parecen indetenibles en su travesía de mostrarnos el caos, la maldad, la indulgencia y todo aquello malsano de la humanidad misma. Luego del extraordinario manifiesto deconstructivo de la construcción humana que supuso “Triangle”, un material épico, ambicioso, que representa las virtudes sin iguales del Black Metal, es de suponer que será una tarea difícil el continuar con el cenit de sus capacidades. Para bien nuestro, parece ser que estos músicos no tienen limitantes creativas. Tan solo 1 año después decidieron embarcarse en lo que será una serie de lanzamientos que construirán una obra conjunta denominada: “The Maldoror Chants”, inspirada en los famosos cantos poéticos titulados de la misma forma por el Conde de Lautréamont considerado el padre de la poesía moderna de occidente.

Hermaphrodite se titula este primer canto producido por el tribunal supremo del black moderno. Bastarían solo 33 minutos para representar con atmosferas inmersivas, riffs de guitarras profundos, agobiantes, elegantes, con una poética propia y una gran sobriedad, la triste, desolada y mezquina vida de este hermafrodita. La reclusión y el rechazo a su propia naturaleza se deja entrever en los cantos que emite al cielo tratando de encontrar veracidad y sentido en su existir, las plegarias que se elevan cuando recorres aquel bosque mantienen la esperanza. Esto lo construyen con interpretaciones vocales angelicales en sus coros, armonías espirituales hacen letanías juntandose con la desgarradora y poderosa voz de su cantante que nos regala growls cargados de impotencia y amargura.


La batería responde a intervalos pronunciados para hacer gala de la exposición filosófica y versada de esta obra, seguimos paso a paso el camino trazado por estos hombres. Las emociones que hacen gala en este material no se alejan de la melancolía cotidiana de todos aquellos que alguna vez se han sentido rechazados por una condición ajena a la naturaleza común. Estos suizos comprender ese dolor y lo plasman en notas agudas, acordes oscuros y trepidantes, interpretaciones intrigantes que suplican piedad, plasman ese miedo profundo a la devastación al desconocimiento de nuestra propia naturaleza. Pero no suprimen nuestros deseos, nos muestran lo bello de lo no convencional y le dan su toque casi divino. Así como lo hace el demonio protagonista del canto original, es el juez imparcial que mira a su alrededor y ata los cabos de la vida. Nos regalan una tratados sobre la decadencia y los prejuicios que tenemos hacia lo que no entendemos.

Estamos siendo participes y espectadores de uno de los materiales más ambiciosos e intrigantes que el metal en general nos ha dado en su historia. Tengo optimismo por lo que estos músicos nos pueden dar a futuro, por llevar hasta límites insospechados este género, y estoy casi seguro de que lo van a lograr, parece ser que Triangle fue solo el comienzo de la devastación y el infortunio del caos imprevisto que se manifiestan a plenitud, en la sonoridad imperial de Schammasch.

¡Adiós hermafrodita! Ningún día dejaré de rogar al cielo por ti (si fuese por mí, no rogaría). ¡Qué la paz sea en tu seno!”.

9 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB