7 jun. 2017

"Este "Self-Titled" de Pathology es un disco brutal, directo y que no se anda con rodeos y cumple de manera satisfactoria con ello..."




  • Genre(s):
  • Brutal Death Metal
  • Release Date:
  • 21 / 07 / 2017
  • For Fans Of:
  • Abominable Putridity, Abnormity, Splattered. 
  • Links:
Pathology es una agrupación norteamericana de Brutal Death Metal, que desde su génesis han servido como un pilar del denominado “slam”, una vertiente del género más movida y que sin lugar a dudas, se ha convertido en la favorita de muchos escuchas por lo entretenida que se vuelven muchas propuestas del mismo. Formados en el año 2006, contando actualmente con 10 años de carrera y 8 discos a espaldas, Pathology no llegan a la cancha a perder el tiempo sino que llegan con extrema seriedad en su propuesta y su más reciente producción homónima es la demostración de lo que la banda ha estado preparando por más de dos años para el público y diez cortes son suficientes para mostrar que no han perdido ni una fibra de vitalidad.

Antes de adentrarnos en sí en lo que este Self-Titled pone a la mesa, me parece importante el dar a conocer el contexto lírico en el que se mueve Pathology y es que personalmente lo encuentro como algo demasiado atractivo. El protagonista de sus historias es The Doctor, personaje que durante más de 5 años ha atormentado a la raza humana con la creación de hordas de zombies, con diversas mutaciones de seres humanos, con el mismo fin del mundo y la exploración a otros planetas y demás temas bastante sci-fi mezclados con el más puro horror, demuestran el interés del grupo por presentar álbumes con ideas atractivas y que te enganchen a conocer cada capítulo nuevo de su terrorífica historia, volviéndose en uno de los puntos más interesantes de sus discos.

Pathology acertaron en el nombre del álbum, puesto que eso es lo que refleja esta nueva producción, Pathology siendo Pathology, tocando como Pathology ha tocado por años y no es nada más, ni nada menos y es este mismo factor, el que vuelve el disco algo divertido y entretenido de escuchar y no algo tedioso o pesado. Pathology tienen esa característica de que a pesar de que ya sabemos cómo sonará el álbum a plenitud, deseamos escucharlo completo puesto que sabemos de antemano que han cocinado algo sabroso y que tiene un sabor exquisito, algo que sí o sí debemos probar. Este punto es aprovechado por la agrupación, debido a que su target se ve complacido con discos como éste, sencillos de escuchar, preparados de manera milimétrica y que no se vuelven cansados o molestos, puedes dejarlo correr y en ningún momento se convertirá en algo desagradable. Pathology conocen a su público y saben cómo complacerlo.


Desglosando las partes que componen el álbum, el campo instrumental está cuidado hasta donde se les posible a la banda, con temas con riffs simples y amenos, que cumplen completamente con su función y que continúan con la misma línea de sus trabajos anteriores, demostrando las habilidades de Tim Tiszczenko en los instrumentos de cuerdas y su capacidad de trabajar en armonía e ir en diferentes caminos, hacia el mismo destino. La batería es uno de los puntos más interesantes de este Self-Titled y es que el estilo de Dave Astor, miembro fundador del grupo es bestial, destructivo y no da tregua en ningún momento del disco, teniendo ciertos momentos de sobresalto en temas como Servitors o Prutescent que le dan cierto nivel de protagonismo en momentos claves del disco, para reavivar el álbum y ponerlo en marcha una vez más.

El aspecto vocal es pulcro e inmaculado y Matti Way demuestra de nuevo su característico estilo demencial y repugnante y es de alabar el hecho de que siga sonando tan limpio y claro, como lo ha hecho por años. No hay mucho que agregar en este aspecto, puesto que si eres fanático de Pathology sabes la línea que las voces siguen, con un estilo muy típico en el género y que ha sido capaces de destrozar nuestros oídos con el paso del tiempo. Matti cada vez suena más seguro de sí mismo y nos demuestra que todavía tiene las fuerzas para liderar a una enorme bestia como ésta.

Existen cortes muy interesantes dentro del álbum, que logran resaltar con facilidad, como Dolorous, segundo corte del mismo o Disservered, quinto tema, que a pesar de seguir la línea de las demás canciones, contienen dentro de sí mismos, puntos fuertes que los convierten en algo más interesante, con slams brutales y momentos poderosos, en la parte instrumental. El cierre mismo del disco, Vermilion es la demostración de cómo hacer un grand fínale, con una fuerza increíble y que es la culminación de un disco brutal y destructivo.



El disco está lejos de ser perfecto y es que lastimosamente, Pathology se han enfrascado en un estilo musical del que parece no quieren salir. Luego de un excelso The Time Of Great Purification (que personalmente nombro como su mejor trabajo) a Lords Of Rephaim y Throne Of Reign hubo un bajón muy notorio en su estilo musical, como si la chispa salvaje del grupo, empezara a apagarse y es que el lanzar tanta música, tan seguido, parecía que había erradicado cualquier idea nueva que pudiera ser añadida a su estilo y habían dejado riendas sueltas a la monotonía que sus primeras producciones presentaron. Este nuevo disco cae en este mismo problema y es que a pesar de cumplir con la idea de ser un nuevo y brutal disco, no llega a más, no llega a mostrarnos a ese Pathology alocado y monstruoso de Age Of Onset o Legacy Of The Ancients, mucho menos de The Time Of Great Purification y es una lástima, puesto que el haberse tomado mucho más tiempo en el lanzamiento de este álbum, generó una expectativa tremenda.

En resumidas cuentas, este Self-Titled de Pathology es un álbum más para su colección, es un disco que promete ser brutal, directo y que no se anda con rodeos y cumple de manera satisfactoria con ello. Diez temas son suficientes para que este cuarteto le demuestre a la escena que todavía tienen la fuerza que han tenido por años y a pesar de la sencillez de su nuevo álbum, es posible afirmar que los norteamericanos están más vivos que nunca y no pretenden rendirse en la búsqueda de un sonido puramente suyo. Pathology jugó a la segura con su Self-Titled y los resultados son completamente favorables para ellos y seguramente, será la motivación suficiente para que dentro de uno o dos años, seamos capaces de saber cuáles son los nuevos planes de The Doctor en su creciente aventura del caos y el horror.

7 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB