8 jun. 2017

Este es un disco dirigido a un público más amplio, dónde sus intereses van en varias direcciones; la rudeza del Metalcore y la satisfacción de la calma.




  • Genre(s):
  • Melodic Metalcore
  • Release Date:
  • June 2, 2017
  • For Fans Of:
  • While She Sleeps, Sienna Skies, Bullet For My Valentine, August Burns Red
  • Links:
 
Hablar de Miss May I, o al menos escuchar ese nombre, indica en tu cabeza pensar casi instantáneamente que es una de las agrupaciones de escuela más renombradas que el Metalcore ha tenido. No por hablar de más esta agrupación americana se ha ganado los títulos que sus seguidores han decidido otorgarle, ya que desde sus inicios han dado mucho de qué hablar, entregando disco tras disco y manteniendo su respeto por el estilo que los vio nacer y que les dio este gran espacio dentro de la industria musical. Para no hacernos tanto a la espera y llenarnos de mucha palabra que no tenga relevancia en el caso trataré de resumirles una visión global de cómo MMI se ha presentado en los últimos años, para así acoplarlo al nuevo platillo que agregaron a su menú en este 2017. Si partimos desde no muy lejos, más o menos desde Monuments, una pieza clave, en el cual marcaron tendencia con su Metalcore agresivo, los gritos de Levi magníficos y los riffs arrebataban con todo a su paso, cada track que hacía a tu cuerpo sentir esa adrenalina interminable y el sentimiento de furia. Luego pasamos a At Heart que ya se olía un ligero cambio pero que no dejaba de demostrar lo que MMI lleva en su sangre al momento de componer su música.

Todo parecía estar yendo por buen sendero, pero de pronto la banda muestra una faceta algo triste, o al menos para mí, lo interpreté de esa manera, Rise Of The Lion, el patito feo del historial; una producción bastante pobre y demasiado floja, el nivel vocal parecía desgastado, como si no hubiesen hecho tanto esfuerzo en este disco. Todo estaba perdido hasta que presentan a Deathless, volviendo a su agresividad característica, tocando vibras de Monuments y su fiel seguidor At Heart; una dupla perfecta que mantuvo su sincronía de inicio a fin.

Luego de ese enorme paso que la banda dio, luego de dos años de Deathless, la banda nos da una magnífica sorpresa; nueva firma discográfica y un nuevo disco, el cual llevaría por nombre “Shadows Inside”, cuyo nombre sonaba muy prometedor desde ya, es ahí cuando nos entregan a “Lost In The Grey”, el primer corte y el inicio al nuevo sonido que la banda habría decidido tomar para este año. Una sacudida fuerte, con breakdowns muy bruscos, y los típicos screams pidiendo clemencia y los clean vocals que mantenían su sonida muy melódica; este vendría prometiendo mucho y generando muchas expectativas.

Poco después liberan otro adelanto, el encargado en esta ocasión sería el tema que da honor al nombre del mismo disco; “Shadows Inside”, muy veloz, agresivo y con mucha energía por aportar a nuestros oídos, con un nuevo toque, algo mucho más inclinado a un Metalcore Melódico y más “relax”, si nos ponemos a compararlo brevemente con su anterior retoño. Ahora bien, un material que se distribuye en 30 minutos a lo largo de 10 tracks, cuyo objetivo claro es brindarnos un nuevo ambiente para los que hemos sido fieles amantes al sonido de Miss May I, quizá a manera de mensaje de que lo que se venga a partir de ahora tendrá esta misma línea, o al menos queriendo jugar en este campo.

En tracks como “Never Let Me Stay”, nos vamos a dar cuenta rápidamente a que me refiero, aquí la velocidad que daba vida a cada álbum de estos músicos, deja de ser prioridad, para darle paso a lo melódico, una línea mucho más plana, pero que por supuesto no deja de ser atractiva, aquí las guitarras empiezan a contarte una nueva historia más calmada pero con el intenso sentimiento de no faltarle el respeto a sus raíces. “My Destruction”, creo que es uno de mis tracks favoritos en toda esta fiesta, cada vez que me detengo a escucharla, me traen a la mente cierto aroma a Arch Enemy (llámenme loco), pero en cierta forma me recuerdan mucho a la demoniaca voz de Alissa White-Gluz, y las guitarras que suman mucho más puntos para dar credibilidad a mi teoría. En conclusión, Shadows Inside, quiere hacerte una cordial invitación a escuchar un disco que no dejará de brindarte a ese Miss May I que siempre has conocido, pero que tiene muchas cositas que cambiaron para bien o para mal, eso es cuestión de perspectiva, pero de que sea un disco que te vaya a aburrir, no lo creo.

Puede de hecho llegar a agradarte mucho si le dedicas la suficiente atención que este pueda requerir. Este es un disco dirigido a un público más amplio, dónde sus intereses van en varias direcciones; la rudeza del Metalcore y la satisfacción de la calma.

Sin más que acotar dejo a este nuevo disco como un material que por apostar a nuevos rumbos, le salió bien, pero quizá pudieron darnos un poquito más de picante. Es un material disfrutable, digerible y no te llegará a aburrir, aunque exista la posibilidad de que con el tiempo llegues a olvidarlo en determinadas ocasiones.

7 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB