25 jun. 2017

'Wrong One To Fuck With' nos deja las cosas claras desde que leemos ese título, no es la clase de personas con las que quisiéramos tener problemas y lo logran plasmar de forma estupenda.



  • Genre(s):
  • Brutal Death Metal | Grindcore
  • Release Date:
  • 23 / Jun / 2017
  • For Fans Of:
  • Nile, Aborted, Suffocation
  • Links:
Tuvo que pasar media década para que los meros meros padrotes, amos, todopoderosos del brutal death metal volvieran a sacar un material en la búsqueda de prolongar su reinado y mantener ese merecido nombre que se han ganado en alrededor de 25 años. Un cuarto de siglo suena a demasiado tiempo (dicen que el tiempo es relativo pero a un común pensamiento en nuestra intervalo de vida esa cantidad de años sí es un largo ciclo), más en estos días que parece prácticamente una misión absurda para las bandas pensar en lograr prevalecer como lo ha hecho Dying Fetus, y siempre con la frente en alto.

De la mano de su sello discográfico de prácticamente toda la vida, Relapse Records, su octavo álbum de nombre 'Wrong One To Fuck With' nos deja las cosas claras desde que leemos ese título, no es la clase de personas con las que quisiéramos tener problemas y lo logran plasmar de forma estupenda en estos 10 tracks que lo conforman.

Los primeros tres temas que nos dieron a conocer hace no mucho fueron bastante buenos, con Fixated On Devastation en un principio, demostración clara y explícita de que pasan los años y el trío estadounidense no pierde nada, sigue siendo esa banda que pone en bandeja de plata un rico death metal rápido y con muchísimo groove que va siempre respaldado por un Sean Beasley ladrando arduamente. Panic Amongst The Herd inicia con el tipo breakdown al que nos tienen acostumbrados, riffs punzocortante y la masacre en la batería, la meta de incitar a la violencia es alcanzada con creces. Die With Integrity le da más pausas, retiene un poder que es tan pesado que es difícil de describir, como un groove pero bien filoso, expectante siempre a los segundos siguientes que brindan cada vez más suculencia, guturales escupidos tenazmente y un solo cortito de guitarra que se hace grande.


Reveling In The Abyss calienta nuestra sangre rápidamente, escuchamos intactas esas influencias grindcore que atascarían hasta al más puerco de los puercos de la granja, seis minutos y medio que se convirtieron en mis favoritos desde la primera escuchada, donde la cereza es ese breakdown letal al término de esta es de otra puta galaxia. Seething With Disdain es tecnicismo mezclado con la crudeza, una palanca clara que demuestra cómo se hacen las cosas, la manufactura es fenomenal de principio a fin. Ideological Subjugation (también alguno temas tienen nombres peculiares o poco comunes), obviamente un misil más dirigido a la grieta política y social en la que nos hundimos día a día, que manejados por una banda de esta naturaleza esos asuntos reciben el triple de putazos. Weaken The Structure coloca "calma" melódica, exterminada de inmediato por la locura de esos pocos pero vastos instrumentos, ahora sí que "pocos pero locos" diría un hommie, limpio y sistemático como la base de DF que no parece aflojar en ningún momento. Fallacy dista de darnos serenidad y esos blast beats y acelerados tarolazos me pusieron como brazo de albañil, muy firme, guturales profundos, riffs cambiantes, una absoluta barbarie.Unmitigated Detestation sirve de ejemplo que representa el lado clásico de la agrupación, un death metal que sigue sonando tan grande y tan espectacular como cuando estaba en sus mejores años, compacto y desparramando violencia a diestra y siniestra. Wrong One To Fuck With me recuerda que no hay una banda del estilo que me guste más que ellos, guitarra, bajo y batería logran una equitativa armonía y significancia cada que los escuchamos, de vital importancia cada uno, la guitarra dándole la variedad gracias a nunca estancarse en un solo sonido por mucho tiempo, el bajo siendo el que brinda esa sobriedad y realce a cada detalle y la batería que es básicamente una máquina de energía.

Para mis gustos personales debo decir que no todos los días son días en los que puedo escuchar álbumes de esta índole completos, a veces no soporto ni siquiera una canción, siendo honesto. La clave para que yo lo haga en los días buenos y pueda considerar algo como a Dying Fetus una agrupación gigante es que nunca se pierden en la monotonía que presuntamente puede conllevar ejecutar estos estilos de música. 'Wrong One To Fuck With' es esencialmente eso, pura brutalidad en su máxima expresión que no aburre ni enfada por siempre tenernos entretenidos entre un cambio y otro, riffs mortales y épicos a cada instante, breaks frescos que le dan un aire buenísimo, blast beats o cortes técnicos irregulares que no los vemos venir, más diversidad vocal que se ajusta siempre al temple de los instrumentos, entre otras cosas, tres personas haciéndolo de esta manera... no se necesita decir más.

8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB