14 jun. 2017

"...Onryō demuestra que el mayor caos compositivo, puede utilizarse de maneras increíbles y dar luz a trabajos sólidos, finos y que no envidian absolutamente nada a producciones de alto calibre..."




  • Genre(s):
  • Technical Deathgrind | Mathcore
  • Release Date:
  • 20 / 06 / 2017
  • For Fans Of:
  • Psyopus, The Red Chord, Cephalic Carnage
  • Links:
Con anterioridad, he alabado a las agrupaciones italianas puesto que cada disco que he podido escuchar, en el último par de años, procedente de éste país, me han dejado boquiabierto con la calidad presente, con la magistral ejecución y con el aire de finura que desprenden, como si los músicos allá tuvieran un alto nivel de egocentrismo, pero fundado en una sólida base, siendo respaldados por los materiales que presentan. En esta ocasión, la discográfica Everlasting Spew Records, nos trae un nuevo trabajo, de la mano del cuarteto demente de Onryō y que con su producción debut, titulada como Mūto, pretenden destrozar esquemas y volverse una agrupación única dentro de la escena italiana.

Cabe destacar que la propuesta de Onryō se baña en aguas de demencia y caos, explotando un desorden (muy ordenado) instrumental, que vuelven a este disco, difícil de interpretar en una primera o segunda escuchada, pero de fácil disfrute, una vez que encuentras y comprendes la línea que sigue este EP. “Mūto” es un álbum de Mathcore, por lo que es sencillo entender el alto nivel de experimentación del grupo, con un ferviente deseo de que, en solo cuatro rolas, tus oídos, tu cabeza y todo tu ser, sea golpeado de manera estridente y tal cual vídeo de sadomasoquismo, seas capaz de disfrutar la oleada de golpes que se avecinan frente a ti, respaldado sobretodo por la clara influencia de Deathgrind que el grupo ha tomado prestada para esta arma asesina, que consigue su meta de generar una total confusión y perturbación en la escena.


Hablándoles del álbum en sí, sin profundizar demasiado el contenido neto, puesto que no es mi intención arruinar la sorpresa, puedo decirles que desde el primer momento, “Mūto” entra como una patada en el pecho, con un Oni que desde el mismo inicio, abre la caja de Pandora, con una batería caótica, destructiva y un doble pedal bestial, acompañado por la experimentación, melodía y ciertamente, juego de los instrumentos de cuerda, que mediante distintos caminos, llegan al mismo punto y son reforzadas por las voces, a cargo de Daniel Casari que no da tregua en ningún momento. De igual manera, la experimentación encontrada en The Pyromaniac - Anarchogrind, segundo corte, es increíble, siendo una oda a lo que grupos como Psyopus, Cephalic Carnage e inclusive, The Dillinger Escape Plan crearon e hicieron en su momento, por lo que si te consideras fanático de estas agrupaciones, puedo afirmarte que desde el mero inicio, vas a estar frente a tu nuevo gran amor.

La segunda mitad, corre a cargo de los que personalmente, tacho como los mejores temas de este EP debut, siendo Humanphobia y Sickness And Aluminium Foil Helmets, (clara referencia a los gorros de aluminio que se crean para """evitar los rayos del gobierno capaces de controlar la mente""") siendo ambos, los más largos y sin duda los que demuestran mejor las habilidades instrumentales del grupo. Tanto Alessio Cattaneo, como Edoardo Spadoni son las malévolas mentes detrás de los instrumentos de cuerda y Giulo Galati, de Hideous Divnity / Nero Di Marte, añade la cereza a este pastel con sabor a locura. Es casi imposible el darle el protagonismo a un instrumento en esta producción, porque si bien la experimentación es inmensa, la seriedad y sobretodo, la seguridad que cada miembro del grupo presenta, nos demuestra cómo al unísono, han dado a luz a un disco maravilloso.


Concluyo agregando el hecho de que Onryō hace honor al título del disco, “Mūto”, significado "metamorfosis" y eso es lo que este disco representa, una metamorfosis constante de sonidos, influencias y estilos que el grupo ha ido cosechando con el paso del tiempo y que de a poco, fueron apropiando como suyos y logran mezclarlos para dar riendas sueltas a la insania y desequilibro de todos los estándares conocidos. Onryō cumplen con creces al mostrarnos un disco corto, contundente, directo pero con una propuesta interesante y hasta me atrevería a tachar de divertida y no cabe duda que los disparates de este cuarto, apenas han comenzado.

Onryō demuestra así, que el mayor caos compositivo, puede utilizarse de maneras increíbles y dar luz a trabajos sólidos, finos y que no envidian absolutamente nada a producciones de alto calibre y que por el contrario, tienen un aire de frescura e ideas claras que logran sacar a relucir, para deleite de los fanáticos de esta vena más experimental del metal.


8 / 10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB