5 may. 2017

"Si lo anterior se convirtió en un clásico instantáneo no dudo que esto se trate de una obra maestra. Una desquiciada pesadilla espacial y una carnicería de otro planeta..."



  • Genre(s):
  • Atmospheric Brutal Death Metal, Experimental
  • Release Date:
  • 21 / 04 / 2017
  • For Fans Of:
  • Ulcerate, Gorguts, Wormed, Deathspell Omega.
  • Links:
Para una banda desconocida que le tomó apenas un álbum coronarse de glorias y elogios por todo el mundo del Death Metal, que debatiblemente es el género del Metal con mayor demanda y exigencia de sus seguidores, debió ejecutarlo demasiado bien. Muy pocas bandas pueden pavonearse de tal logro, pues los fans acá son nada fáciles de convencer, mucho menos de dejarse conquistar, y aunque podrían gustar de tal o cual banda del montón, colocarte en un pódium, eso es definitivamente algo más, pero Artificial Brain lo hizo posible en el primer intento.

A todos aquellos que hayan vivido debajo de una roca los últimos tres años, este grupo americano lanzó el disco titulado Labyrinth Constellation en 2014, que venía profesando no-sé-qué-chingados en un estilo muy conocido, que por principio es relevante a grandes nombres de la década pasada hasta nuestros días y así. El no-sé-que-chingados puede traducirse en diferentes variables, yo prefiero atribuirlo a un Sci-Fi brutal death metal disonante, putrefacto, y técnico de a madres pero en el menos ortodoxo de sus casos, experimental en varios sentidos, tambien como altamente asociable a otros sonidos.
Este caos ultra atmosférico combina los rasgos rotos del Mathcore, vocales de útero alienígeno en el espíritu de Wormed, elementos trascendentales del black metal de Deathspell Omega, así como los aullidos progresivos de Ulcerate y Gorguts. Este último con gran reconocimiento del género Death técnico disonante que continua influenciando nuevos proyectos, y además, con mucha presencia creativa en Artificial Brain desde la producción que vuelve estar a cargo de Colin Marston.

Fijaron fecha para el segundo material Infrared Horizon el pasado mes de abril e inmediatamente el hype se hizo presente, todos a la expectativa de lo que traerían y todas las páginas de metal haciendo fila esperando su turno para hablar de él (incluyéndome). ¿Qué nos traen? ¿Una continuación? ¿Mejor o peor?

Irse más allá de puntualizar lo complejo que ya es en sí este trabajo es innecesario, así que me abstendré a solo remarcar algunas diferencias respecto a lo anterior, que para bien o mal, las tiene, aunque habrá quienes aleguen que se trata de una repetición. Acá destaca el manipular los temas con mayor dinámica, incluso dándose el tiempo para desarrollar build-ups de expectativa, caso contrario a Labyrinth Constellation que funcionaba como una fuerza arrolladora sin piedad, pecando de básicos en su propio juego, cuando lo más raro que podías esperar era que te interrumpieran.

La estructura musical se encuentra en mejor condición y ahí incluyo que a la larga Infrared Horizon sirve para muchas más reproducciones, comparado a lo otro que para ser honesto acabo aburriéndome en cuanto dejó de ser novedad. Refiriendo a la producción, lo cual puede generar discrepancias en cuestión de gustos, personalmente prefiero lo nuevo, que en todo caso hace mejor papel proyectando la instrumentación, pues permite una visión más cristalina de lo que sucede y ni hablar de saborearse esa jugosa ensalada de riffs.

Sin decir que sean protagonistas, el eje rector del material son las voces que muy pocas ocasiones se les ve cambiar de modalidad, los patrones guturales son simples pero el rango está para no intentarlo hacer en casa. Todo el resto de parafernalia danza en torno a lo que el vocal nos presente y eso tambien es otro acierto a la hora de componer, lo hace racional y fluido, además ya no parece que se inserten forzadamente.

Mantienen la formula pero es natural en una banda que está creando personalidad, lo primero fue demostración y lo segundo es un refuerzo, que más ahora parece un esfuerzo superior por sobresalir. Pequeños twists adhiriendo cambios de ritmo, le dan la vuelta a la situación y hacen gran diferencia en el resultado general, que dicho de otra manera es simplemente una perfección en las habilidades de composición.

Si lo anterior se convirtió en un clásico instantáneo no dudo que esto se trate de una obra maestra. Una desquiciada pesadilla espacial y una carnicería de otro planeta que nos lleva a la vida más allá de la galaxia, donde la mente humana se enfrenta a sus demonios interiores. En algún momento de la reproducción recuerdo pensar que se adaptaría demasiado bien para las matanzas de la película Fantasmas de Marte del director Jhon Carpenter, pero eso es nota aparte.

8.7 / 10




¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB