21 feb. 2017

  • Genre(s):
  • Nu Metal, Alternative Metal
  • Release Date: 24 / 02 / 2017
  • For Fans Of:
  • Deftones, Stone Sour, Korn.
  • Hablar de grupos famosos especialmente cuando traen cambios radicales de estilo, es tomar en cuenta muchos otros aspectos que dejan fuera de criterio el espectro compositivo-musical, o se olvidan de tomarse en cuenta y a la hora de desmeritar con mucha negatividad lo que presentan, resulta, pero no por las razones correctas. El lanzamiento nuevo de Suicide Silence no carece de eso especialmente en lo nuevo y para poner claridad en mí comentario vale mencionarlos y tratar de explicarlos, te pido que leas hasta el final que no escribiré de memes y seré objetivo en el contenido pero no sin antes comentar porque me parece que la mala expectativa y las reacciones tan negativas que envuelven este trabajo hablan más de la pobre fanbase que ha tenido el nombre de Suicide Silence siempre, que de la banda que estamos escuchando actualmente en sí.

    Personalmente el nombre de Suicide Silence no ha sido mi fuerte y lo único que puedo decir con franqueza haber escuchado múltiples veces es “The Cleansing”, de ahí en más “The Black Crown” no me parece relevante y el pasado trabajo con la inclusión de Eddie Hermida no pude tolerarlo hasta el final. Esto lo digo para aclarar que mi historial con ellos no ha sido de particular interés hacía lo que hacen casi desde que los conozco, aunque por otro lado, “You Can Fucking Stop Me” me aseguré de conocerlo porque el trabajo de Hermida en ASP me parece estupendo y quería saber que traía para otro “big name” del deathcore pero y nada; un disco repetitivo y plano que no destacaba nada suyo en las voces. Esta ocasión me asegure de escuchar su nuevo disco por completo, primero por todo el mame que lo rodea sólo por sonar diferente y segundo porque mientras transcurría me di cuenta que de verdad vale la pena hacerlo.

    ¿Qué es entonces “Suicide Silence” el álbum y la banda?
    Lo que no pudo permitirse hacer con el disco anterior por causas de logística comercial, porque había primordialmente que mantener una estrategia de marca esencia con el nuevo vocalista que no fracturara más el lazo de sus seguidores por causa de memoria y respeto al fallecido Mitch Lucker. Así puedo suponer que llegaron a la decisión de esperar al próximo lanzamiento para hacer una re-declaración de principios entre todos los integrantes, que marcara el antes y después en el futuro del grupo, de ahí que tambien les pareciera buena idea nombrarlo “Suicide Silence” con motivo de apoyar y respaldar el cambio. Hoy que lo puedo escuchar me doy cuenta que es la mayor ambición que ha tenido la banda por elaborar un disco entretenido y hasta interesante, persiguen hacer las cosas diferentes, sin embargo en el camino sólo persigue pero no consigue y desafortunadamente, a lo largo de la promoción cometieron una serie de fallas que como era de esperarse a la fanbase no le agradó y menos les perdonó. Uno de ellos fue haber publicado “Doris” y “Silence” por adelantado, singles que son tambien los temas flojos respecto a su nueva postura musical y que no reflejan los elementos de solides que consiguen al mudar de estilo. Luego hay que recordar que SS es una banda de singles y jamás de presentar trabajos entretenidos de principio a fin, entonces lo mejor habría sido comenzar por lo más elaborado, aunque de cualquier modo los fans no estuvieran dispuestos. Para la banda todo se resumió a esperar tapar bocas el día oficial, digo, no los salvó de la crítica anunciar que gran porcentaje del disco incluiría vocales limpias y tampoco fueron tolerantes los seguidores en esperar, ni siquiera en darles el beneficio de la duda. Apuesto que la banda esperaba más de ellos y eso les dolió. En fin, desde mi perspectiva todo fue innecesario y sirvió para gastársela en su contra. Otra falla que luego es el gran crimen musical que comete la banda contra su propuesta y no contra su nombre ni contra el deathcore, es haber transparentado tanto sus gustos personales sin siquiera preocuparse los músicos de realmente fabricar algo tantito más personal y menos obvio. Pero no me entiendan mal. Deftones no es la gran cosa, apenas es LA banda de metal alternativa que sirve de escapatoria para quienes no tienen interés de conocer y suponer que escuchan algo de importancia experimental. Además, SS tiene varios años asemejándose a Korn en el humor del groove del bajo y bateria que no veo porque hasta ahora desacreditarlos por ello.

    Dejando todo lo anterior atrás, parece que para los músicos fue suficiente tener las ganas que con de hecho comprometerse a exigirse a fondo en la ejecución y en la creatividad, esa es la impresión general que deja disco y no lo discuto, aunque a este punto debo defender que se trata del trabajo menos predecible a la fecha, por ende lo mejor de toda su trayectoria, pues aun con su limitada exposición de habilidades vale la pena sentarse a desmenuzarlo sabiendo a lo largo de las canciones que encontraras algo de sustancia y no sólo breakdowns sin alti-bajos y una voz pareja que no transmite nada excepto agresividad. Como dije al principio, fíjense un objetivo y asegúrense de juzgar un disco por las razones correctas. No vale ponerlos como la peor banda porque ya no hacen el deathcore plano mediocre y repetitivo que tanto te gusta.

    Por primera vez su música se vuelve notoria al descubrir que llegan cambios; los temas ya no son tan cuadrados como antes así que es para escuchar más de una vez y ahora sí, con algo que criticarles. Hay que ser sinceros y decir que todo lo que se han dedicado hacer es deathcore de la fórmula más barata que hay, en cambio “Hold Me Up, Hold Me Down” que es el único tema completamente de ese estilo podría incluso ponerlo como el menos mediocre que han hecho a nombre de SS, aunque nada tenga que ver con el resto del disco. Adentrados en el contenido te das cuenta que “Conformity” es un track melancólico que explota nuevas habilidades de Eddie en las voces y con un solo de guitarra coherente y atractivo que le sienta bien al humor general que plasman los temas, no simplemente insertado al azar. Tambien ves que se preocupan por hacer temas redondos que no inician y acaban igual, es decir, ahora sí hay un desarrollo en los temas y construyen cierta identidad uno de otro. “Listen” es un tema largo que crece para convencerte y “Dying in a Red Room” lo complementa como pieza atmosférica. Describo esos temas por separado para explicar que el cambio que traen no se trata de rebajar la formula nada más por estrategia comercial como en el caso de In Flames, al contrario, SS se encargó de fabricar un trabajo pesado y experimental desde sus capacidades, ahora que si te gusta o no es de cada quien, pero que sea bueno o malo es algo que se resuelve más allá de criticarles un cambio de sonido.

    Entonces para mi “Suicide Silence” es a grandes rasgos un resultado positivo sólo por ser arriesgado, aun si no representa una propuesta nueva en la escena, tiene los mejores momentos que han creado y no se ven muchos casos en que una banda de fama mundial se preste para apostar su credibilidad ante su base de seguidores. En pocas palabras lo mejor que han traído ahora que no se dedican de lleno al deathcore.

    8/10


    ¿Cuál es tu opinión?

    Copyright © 2017 RTMB