17 feb. 2017

  • Genre(s):
  • Deathcore
  • Release Date: 17 | 02 | 2017
  • For Fans Of:
  • AngelMaker,  Decades Of Despair,  I Shall Devour.
Lorna Shore es una agrupación que para este punto, no necesitan ningún tipo de introducción revelatoria acerca de qué es lo que proponen y qué es lo que presentan. Teniendo 7 años de trabajo a sus espaldas, con una constante experimentación en su sonido, Lorna vuelven a las andadas en este mes de febrero, con su segundo disco de larga duración, titulado como Flesh Coffin siendo la continuación de su producción pasada, Psalms y que demuestra las nuevas intenciones del grupo para con su música.

Flesh Coffin nos demuestra la constante búsqueda de Lorna Shore por sonidos más oscuros, esotéricos, tétricos y salidos de lo común en un género que se ha ahogado en una monotonía inmensa. Si bien, es importante recalcar de buenas a primeras, este disco no supone una revolución magnánima dentro del mundillo del Deathcore, no se convierte en esa producción que viene a salvar al género, pero sí es posible afirmar, que Flesh Coffin es sin lugar a dudas, uno de los más contundentes que hemos tenido en un buen par de meses. Quizás, uno de los puntos más agradables del mismo, sea la facilidad de lectura del disco, pero la gran cantidad de emoción que emana de él y ¿a qué me refiero con esto? Pues, simple y sencillamente, que luego de escuchar 3 ó 4 temas, sabes qué esperar y lejos de convertirlo en algo aburrido y algo que debas dejar de escuchar, se convierte en un disco que puedes dejar correr sin ningún problema y que te mantiene entretenido de inicio a fin, algo que otros grupos no logran conseguir con los álbumes que presentan.


Hablando del producto en sí, Flesh Coffin presenta un buen número de momentos épicos escondidos en sí mismo. Desde el mismo inicio con Offering Of Fire que tiene una construcción introductoria magnífica, épica y la forma perfecta de presentarnos un disco y resalto sobretodo el solo presente en el mismo y es que es extraño encontrar solos tan buenos en un género como este. Otro aspecto que también capturó mi atención y que es importante recalcar, fue la experimentación que Tom Barber, vocalista de la banda tuvo para con este disco y es que en ciertos momentos de Desolate Veil y Void podemos notar un estilo vocal diferente a lo que nos ha presentado en producciones anteriores y que sin lugar a dudas, le añaden esa cereza al pastel tan necesaria en discos con una gran cantidad de temas.

De igual manera, los breakdowns están a la orden del día con este disco y es que, mi gran queja (al menos la principal) con Psalms fue la innecesaria cantidad de breakdowns que llegaban a tener los temas del disco, llegando a tener 3 o inclusive 4 y que no dejaban mostrarnos esa parte más veloz, directa y tosca del grupo; en esta ocasión, recalco con mucho ánimo los presentes en Denounce Of The LIght y el de Void, brutales por donde se les vea y colocados justamente donde deben ir, sin ahogarlos ni volverlos tediosos.


A su vez, hay un punto importante que señalar en el estilo musical de Lorna Shore; con Maleficium empezamos a notar sus intenciones de volverse una agrupación más técnica y con Psalms una más oscura, Flesh Coffin viene a convertirse en una fusión digna de ambos sonidos, siendo la producción que, hasta la fecha, es la más oscura que han creado. Si bien, no me atrevería a denominarlos como un grupo blackened, a pesar de bañarse en las aguas del mismo, no logran sumergirse del todo en él. Los temas FVNERAL MOON y Black Hollow son los que presentan ese letal acercamiento del grupo por este estilo y que logran resaltar de la mejor manera como los mejores cortes de todo Flesh Coffin.

Entrando en la parte final de la reseña, me gustaría también comentar los puntos negativos presentes en el disco. La producción de la batería, en ocasiones no llega a ser del todo natural y oídos más críticos podrían presentar quejas por este hecho y no es solo la batería es la que queda debiendo y es que en ocasiones, las voces llegan a sonar sucias y no tan claras como lo hicieron en Psalms, lo cual le resta puntos a un disco tan enorme como éste. A su vez, uno de los problemas que presenta Flesh Coffin es que los temas que lo componen llegan a ser muy similares y es difícil saber cuando uno termina y otro inicia, perdiéndote en el mismo, lo que muestra la falta de personalidad y diferenciación entre cada track.

Finalizo pues, agregando que mi constante queja para con Lorna Shore será el pobre interés que tienen por el aspecto visual de los discos que presentan y es que en mi humilde opinión, es un factor que nunca, bajo ningún pretexto, debe ser descuidado. Flesh Coffin es un disco que trajo mucho ruido detrás del mismo, por los materiales que Lorna Shore ha presentado con anterioridad y cumple completamente con su función de mostrarnos el lado más oscuro, técnico y progresivo de la banda, pero que de igual manera, termina ahogándose en la falta de personalidad y carisma individual de cada tema; en conjunto, este disco es una bestia indomable, pero separado, pierde su esencia. Lorna Shore se han encargado de mantener vivo un género que parecía muerto desde hace años (y que quizás, realmente, lo esté) y no cabe duda que es un grupo que tienen la mente puesta en el juego y que lejos de ablandarse o perderse, nos mostrarán con cada producción, diversas facetas de su estilo musical.

I beg for death I beg for my end to come, I beg and plead to be a corpse at peace.

VALORACIÓN: 8.5 / 10.


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB