15 feb. 2017


  • Genre(s):
  • Hard rock, Rock progresivo
  • Release Date: 06/01/2017
  • For Fans Of:
  • Mastodon, At The Drive-In, Sarabant, Queens of the Stone Age
Las súper-agrupaciones realizan trabajos imperiosos, sobresalientes y bien producidos, que tienden a agradar y satisfacer a un gran número de seguidores, incluyendo a los fans de las agrupaciones que principalmente pertenecen los integrantes, o mínimo crear un material con buena producción, digno de apreciar.
Gone is gone a tan solo unos meses de presentar su trabajo debut, a inicios de este año nos trae Echolocation, un álbum muy peculiar, con lo que reafirman su gran atributo musical. Echolocation es un álbum que se cataloga como hard rock, pero contiene tintes muy marcados de sludge metal, además se ser el primer álbum de larga duración de la banda, Gone is gone no se reservó nada de ideas y conceptos musicales, puso toda la carne en el asador y con la experiencia que tienen estos músicos nos dan al público un disco que representa un arte muy bien explorado por ellos mismos es sus respectivos proyectos iniciales.

Echolocation es un disco que enfrasca un sonido muy denso y algo oscuro por parte de los instrumentos, pero quien le da un brillo melódico es la parte de las vocales de Troy Sanders, claro el álbum denota canciones con duración promedio, pero bien producidas en la distribución sintética de la melodía, o sea que tienen su propio sello característico de la banda respetando los cánones de la estructura de una canción de metal o rock genérico.
Las canciones comienzan con sonidos muy suaves, notas lentas y muy misteriosas a primer vistazo, luego tienden a sonidos profundos, pero más bruscos con los que gana personalidad cada canción, todo esto en sincronía con la temática de canción respectivamente.

El álbum de Gone is gones está bien manufacturado, la banda pensó y perfecciono muy metódicamente todas las melodías antes de colocarlas en el disco. Echolocation es un excelente álbum, responde a las expectativas esperadas. Ya como es costumbre seleccionamos sus mejores tres canciones, para su respectivo halago, comenzando por “Ornament” se distingue por ser la mejor canción de todo el trabajo musical, sin duda una melodía digna de escuchar mínimo una vez en la vida; “Gift” es la canción con un tono más intenso, una canción con cambios agresivos respecto a las demás melodías y, por último, la tonadilla que contrasta a la anterior “Resolve” la canción que contiene el ritmo más sueva y lento de todo Echolocation, dándole álbum un concepto musical y temático más amplio.

Sin duda alguno este año comenzó muy bien, hablando del tema musical; buenos debuts, sorpresas a tan solo un par de meses y buenos regresos por parte de algunas bandas, como es este caso en particular. Gone is gone recalca su supremacía en el hard rock moderno, todo gracias a la personalidad que emana el arduo trabajo y dedicación de estos exitosos músicos.

9/10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB