25 feb. 2017

  • Genre(s):
  • Progressive Death Metal
  • Release Date: 24 / 02 / 2017
  • For Fans Of:
  • Gods of Eden, The Human Abstract,
La ocasión amerita que hagamos un comentario profundo en formato doble reseña, tomando en cuenta mi comentario y el del compañero Escarto, es diferente a lo que hemos venido haciendo pero lo hacemos por respeto a un trabajo de tal magnitud musical que es “Aathma”, con la intención de cubrir aspectos y ángulos del disco que podrían pasar desapercibidos. Eso y que no pudimos quedar de acuerdo en quien de los dos tomaría la responsabilidad de la reseña. Es dinámica simple que consta de él abriendo el dialogo de las muchas cosas que tiene que decir al respecto y mi respuestas para ver a donde llegamos.


Escarto.- La banda misma tiene mucho de qué hablar, no hay persona amante del progresivo que no conozca a esos muchachos de Andorra y su peculiar manera de composición. Persefone se ha coronado como una de las bandas “icónicas” del Progressive/Death Metal y hay razones para esto, la técnica musical es impecable dejando casi nada para desear, con un sonido sumamente pulido y apelando mucho a los fanáticos del Death Metal en general pero casi de una manera tan perfecta complace a aquellos fanáticos que buscan versatilidad, técnica y “debraye” musical, así como a los que deseen escuchar temas repletos de atmosfera y melodiosos pasajes para relajarse.

Si soy honesto su disco anterior “Spiritual Migration” no fue mucho de mi agrado, para mí fue uno de esos discos que desee tanto que me gustara, lo quería en mi repertorio pero no pudo complacer mis expectativas y cuando vi anunciado su más reciente disco “Aathma” no supe muy bien que pensar, uno de los discos más representativos del Death Metal Progresivo no me había gustado demasiado como a mucha gente, pensé que estaba loco y tal vez así lo fue, pero eso no me quito el entusiasmo de escuchar este disco, con toda honestidad les puedo decir que es uno de los mejores discos del 2017 aunque estén leyendo esta reseña desde Febrero, el disco de Persefone dará de que hablar a fanáticos y bandas por igual.


Sciolist.- Personalmente se trata de una banda a la cual le tengo plena admiración más allá del estilo propio que desempeñe. Destaco el hecho de elaborar cada pieza con tanto cuidado que pareciera no haber alternativa de dirección ni de ritmo pero y que si la tuvo, se consideró, se comparó y luego se descartó; no dan paso en falso estos señores y lo que escuchamos deja la satisfacción de confiar que es lo mejor de lo mejor de sus habilidades compositivas. Verdaderamente emblemático su nivel de compromiso. A este calibre de propuesta prefiero no encasillarla del todo ni hacerme de juicios previos tomando en cuenta lo que lleven a cuestas en éxitos e infortunas, aunque sí tiene una discografía muy buena valdría primero considerar que es un proyecto experimentado visionario, que no acaba empeñando su dinámica musical por adherirse a cierta línea estética, partiendo de ahí se puede tener mejor conciencia de lo que involucra sumergirse en el nuevo álbum del sexteto andorrano. En lo que a mí respecta de lo anterior a esto hay una evolución natural de sonido y esa es la única conexión que haría entre ambos.

Primero quiero separar dos características que saltan a la vista en Aahtma y que pienso todos estamos de acuerdo: Por un lado están esas cualidades que mencionó Escarto, del death metal progresivo que impera en la obra y que de alguna manera va haciendo el cauce de gran parte de lo que nos fascina de ellos, y por el otro, esta faceta enigmática llamativa que en términos generales los vuelve fáciles de asimilar y te absorbe, aún si eres totalmente ajeno al sonido. A lo que voy con esto es que Persefone consigue lo que muchas bandas carecen y es tener el interés de los oídos más exigentes sin el desprecio de aquellos que apenas chapotean las aguas del género. ¿Cuantas así podrían enlistarse? Mi creencia es que sólo llegas a eso cuando dominas tu instrumento y la intención como banda es una sola, con clara sincronía en cada uno de sus miembros. En mi perspectiva esa experiencia envolvente que no discrimina gustos es de los mayores hits que elevan a la excelencia este trabajo.


Escarto.- Seria desperdicio no hablar de los dos primeros temas que en realidad es una introducción a lo que veremos en este disco, la banda decidió otorgar una doble introducción melódica atmosférica, creo yo para mantenernos en un horrible suspenso, pero un suspenso que no pudimos evitar disfrutar. Pasando a “Prison Skin” el tema que en verdad “abre” el disco es una prueba completa de lo que veremos, pero tal vez nos introduce de misma manera lo que podría ser una falla del disco, carece un poco de un camino musical, tal vez suene raro pero este tema tuvo un sabor un poco experimental sin seguir una línea fija en el suelo de los músicos, casi perdiendo un poco la tierra, y esto se repite en ciertas partes del disco, principalmente en la primera mitad ya que contamos con más de 13 temas.

Yo puedo entender que la idea del Progresivo es un poco salirse de lo establecido y arriesgarse en la ejecución de las melodías pero hay partes en el disco donde de pronto podremos escuchar secciones muy relajantes o agresivas y de pronto te presenta un cambio abrupto sin mucha “decencia” o sutileza, se lanzan las melodías al aire, la coherencia se pierde un poco y se siente algo suelto sin control. Claro estos puntos “negativos” son un grano de arena en toda la playa de notas que proporciona este disco. Un cambio repentino que no esperábamos al disco anterior es que los guturales y la parte Death Metal no esta tan centrada como el disco pasado o no explota con tanta fuerza, en cambio la atmosfera melódica parece estar más presente otorgando teclados con tendencia espacial y de igual modo relajante, demostrando que hay más variedad musical en este disco, pero aun así su ejecución Technical Metal brilla demasiado y se aprecia en todo el disco con mucha velocidad, principalmente juntando esta técnica con un poco de Djent así como de enfoque cinemático.


Sciolist.- Coincido, los 2 primeros temas me dejaron pensando en una doble introducción que sirvió para movernos a una capa más interna del disco con mucha serenidad, antes de percatarme ya había cambiado el subtexto y creo que esa es la doble intención del single Prison Skin que les sigue, llevarte a deambular del terreno empastado al de barro, para hacernos reaccionar en la reproducción total. A lo largo de los temas la transición de humores desdibuja cualquier línea trazada, ese es el entendimiento sin problemas que tengo con la dinámica, cada espacio entre nota y nota, entre riff y solos debidamente proporcionado y calibrado, aunque claro, el contexto aquí sea un torrente de virtuosismo. No veo a esta banda dejando detalles sueltos y sacrificando significado de sus canciones.


Sobresale la adición de Sergi y Filipe a las filas de Persefone, quienes son originalmente el baterista y guitarrista de Nami, otro grupo de mis favoritos desde el 2013, coincidentemente tambien de Andorra. Siendo honesto la instrumentación viene su punto y no me atrevo a adjudicarle alguna debilidad, es un estilo que disfruto mucho de otros grupos como Gods of Eden o incluso The Human Abstract. La parte vocal hubiera querido que me convenciera más en los cleans y tonos altos, ahí es donde pecan de ordinarios para mi gusto.


Escarto.- La realidad es que este trabajo es algo difícil de explicar para mí, no tengo pendientes con este disco pues la realidad es que no lo espere y aun así me tomo por sorpresa, el hecho de que tardara más de 4 años en hacerse me da una idea que la banda estaba algo indecisa de como presentar el disco hablando en el ámbito musical y se nota un poco como dije en la parte “experimental” que presentan ciertas canciones.
Aun asi, la banda presento un trabajo que supera la calidad de diamante, el disco no es nada soso y se mantiene interesante en las transiciones musicales tan variadas y amplias, el disco es agresivo y pulcro a la vez, lleno de pasajes melodiosos atmosféricos complementando a su contraparte Death Metal con una base de Progresivo que juega con la ejecución y la materialización de las notas. Aathma es un disco desafiante para esos que buscan algo fuera del parámetro o la línea que marca la estructura musical pero aun asi te toma de la mano para mostrarte un sendero de lo que probablemente sean los mejores paisajes (y pasajes) progresivos de este año. Una obra maestra sin mucho de que quejarse, un disco que moldea a su manera y perspectiva el oído del receptor para llevarlo a una ambrosia musical.


Sciolist.- El equivalente de 5 horas de goce y degustación en apenas poco más de una. Termina sin agotarte dejándote al instante con ganas de darle otra vuelta, y no lo digo solo porque ya le lleve bastantes reproducciones. Nada más que agregar.

Nota: 9.9/10


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB