2 ene. 2017


La continuación de nuestro conteo regresivo. Algunos trabajos son obvios y otros no tanto pero todos cuentan buenas historias.

60: Doom - Still Can't The Dead

Sucio y caótico. Thrash de la vieja escuela como pocas veces se ha visto.


El Thrash es un género que parece quedarse estancado. Por un lado están las bandas clásicas que no se esmeran por mostrar nada fresco e innovador, por otro, están las bandas nuevas que tratan de revivir las viejas glorias y repiten formulas escuchadas hasta el hastío. Doom no pertenece a ninguna de estas dos vertientes pero no se aleja de los ideales del Thrash. Estos nipones crean metal con una influencia marcada de bandas como Mekong Delta y Believer, en ejecución y composición, pero en producción y sonido tienen esos tintes oscuros, caóticos y sucios del Celtic Frost primitivo y el Voivod de toda la vida. Es una de esas rarezas que vale la pena destacar en toda esa avalancha de mercenarios en la cual se convirtió este género. Esperemos que no duren otros 15 años para conocer un nuevo material, junto con Vektor y Death Angel son lo mejor del género en 2016.
Midnight.


59: Hail Spirit Noir - Mayhem In Blue

Repleto de colores danzantes tomados de la manos con pesadillas bajo un velo que muestra el universo. .


Los géneros padre de este disco estaban todos juntos en una fiesta y violaron descaradamente al género más débil, el psicodélico tiene grandes influencias en él, así como el Rock Progresivo, Rock n Roll y el Black Metal. ¿Quién fue el género más “débil”? Ustedes juzgaran, pero no cabe duda que el resultado “Mayhem in Blue” fue un disco maravilloso, repleto de colores danzantes tomados de la manos con pesadillas bajo un velo que muestra el universo. Es escuchar al Black Metal ser feliz, al Rock n Roll ser obscuro y al psicodélico ser aún más debrayado.
Escarto.


58: Shadow Of Intent - Primordial

Un twist épico y envolvente en las entrañas del deathcore progresivo a nivel de sus grandes exponentes


Este no fue un buen año para el deathcore en términos de productividad, hubo menos bandas desafiantes y en ese sentido se quedó corto de bandas que pudieran engalanar esta lista, pero de entre esa escases sobresale “Primordial”, un álbum que lo tiene todo para ser el mejor álbum de su especie; devastador, voraz y absoluto. Un twist épico y envolvente en las entrañas del deathcore progresivo a nivel de sus grandes exponentes.
Sciolist.


57: Rïcïnn - Lïan

Relajante, envolvente e inquietante. Una experiencia aterradora y bella a la vez


Explicar un disco como “Lian” es algo difícil, el contexto musical planteado por estos franceses es un tanto complicado, una neblina melodiosa cuyo camino no deja percibir el suelo, los segmentos neoclásicos acompañados por los instrumentos de cuerdas y los coros de voces femeninas se tornan experimentales en un término vanguardista, de igual modo con ciertos momentos en el género Dark Folk. Es relajante, envolvente e inquietante, ciertamente recuerda en algunos aspectos al folclor griego pero un poco más “romántico” en el ámbito oscuro. A veces nos olvidaremos que escuchamos algo de Rock y/o Metal pues los géneros anteriormente mencionados los ahogan un poco, no obstante la esencia de la banda se mantiene y obsequia una experiencia aterradora y bella a la vez.
Escarto.


56: Wastewalker - Funeral Winds

Una ráfaga de melodías que lo convierten en un disco fresco, que es capaz de tomarte por sorpresa y dejarte asombrado


Esto de moverse al technical death metal requiere de balance para poder pisar sobre una delgada línea entre la melodía aburrida y la demostración sin sentido de habilidades. Ese es quizás el comentario más trillado sobre este estilo pero es tan cierto que requiere de músicos experimentados y bien versados en el que-hacer del oficio para crear algo digno en su tipo y no caer directo en el bote de basura. Wastewalker es el resultado de atravesar este proceso con honores y hacerlo parecer fácil.
Sciolist.


55: Show Me A Dinosaur - Vjuga

Un disco que logra hacernos sentir vivos y mostrarnos las virtudes de vivir.


Apelar a la simpleza de los sentimientos es algo que normalmente se hace en la música. Es por eso que todos los amantes del Black metal solemos tenerle tanta pasión al género, puesto que en esté, las emociones no se exploran de manera tímida. Grupos como Show me Dinosaur nos muestran una radiografía de sus emociones y experiencias a través de riffs melancólicos llenos de amalgamas sutiles y una voz que derrocha sufrimiento. Un disco que logra hacernos sentir vivos y mostrarnos las virtudes de vivir.
Midnight.


54: Wildernessking – Mystical Future

Tratándose de black metal atmosférico, vigorizante y que profundice sus raíces en las emociones del espectador sin sacrificar producción, “Mystical Future” no tuvo competencia.


Aplicar crescendos post-rock y melancolía shoegaze en el black ya está gastado pero este año la mejor propuesta la trajo Wildernessking con un toque vigorizante, un grupo sudafricano que deja un manejo estupendo de la pauta y una exquisita producción que permite saborear la vibración de cada distorsión y la resonancia de cada tarolazo en el espacio de la mezcla. Tratándose de black metal atmosférico, vigorizante y que profundice sus raíces en las emociones del espectador sin sacrificar producción, “Mystical Future” no tuvo competencia.
Sciolist.


53: A Night In The Abyss – Necropolis

Necropolis tiene probablemente las piezas más originales de blackened deathcore de todo el año.


La ciudad de los muertos nos abrió sus puertas a mediados del año y quien entró no consiguió salir de allí. Los miembros de ANITA se reinventaron pues en menos de un año adquirieron una seriedad musical que tal vez era difícil de encontrar en su primer EP, Theophagy. El lado sinfónico del disco es sublime, siendo lúgubres y misteriosas; los riffs, por el otro lado, son pegajosos y sin duda la banda se esforzó para que este no fuera un disco más. Necropolis tiene probablemente las piezas más originales de blackened deathcore de todo el año.
Progroffeenaut.


52: Textures - Phenotype

Brutalmente progresivo y ambientalmente aspero.


Para ser alguien que no gusta del Metalcore debo decir que siempre que se me presenta una banda de Progresivo (un género que si me gusta mucho) por lo general viene acompañado con el Metalcore, y ya era el momento de escuchar algo que al parecer el destino me estaba gritando. Siendo escéptico escuche este disco y pude notar una simpleza musical que al mismo tiempo rebosa de técnica, gracia y mucho sentimiento. Debo admitir que ya esperaba los clásicos breakdowns y el Djent pero con el Progresivo de fondo y liderando todo no tuve problemas en digerir el disco, me pareció muy bien estructurado, la textura musical es suave con un interior áspero y aun así bastante llevadero. Uno de mis discos de Progresivo favoritos del año.
Escarto.


51: Counter World Experience – Pulsar

Pulsar es un disco que destila eficiencia en todos sus apartados


Los alemanes de Counter world experience vuelven al ruedo con mucha más pasión e ideas que en trabajos anteriores. Cuenta con la participación de grandes exponentes del metal técnico de ese país como lo es Fountainhead y Hannes Grossmann, también con el magnífico Steve Di Giorgio. Pulsar es un disco que destila eficiencia en todos sus apartados, las ejecuciones son inmejorables, estas son técnicas, limpias y con mucha energía. Las composiciones están rodeadas de grandes pasajes, muy alegres, pero también muy pesados. La influencia del Jazz, el progresivo y el metal se complementan a la perfección con los grandes arreglos atmosféricos y armónicos que contiene este álbum. Esperemos que este trio siga haciendo de las suyas y nos llene por mucho más tiempo de su música.
Midnight.


50: Alcest – Kodama

Un estilo más apropiado para sus fines y a pesar de ser riesgoso consiguieron sacar buen provecho de su decisión.


Sin lugar a duda el lanzamiento de shoegaze (que se tenía esperanzas de que también fuera post-black metal) más esperado del año, tanto para el público más apegado a la corriente popular como a aquellos que buscaban joyas en lo under. A pesar de que no regresó a su sonido más crudo y tal vez oscuro, sí volvió a recurrir a la agresión como recurso ocasional para sus canciones, dando como resultado un post-rock/shoegaze memorable. La banda pone su indiscutible sello sobre una carcasa que recuerda a bandas monumentales como God Is An Astronaut, Explosions In The Sky, etc. Los franceses han dejado de manifiesto que dejaron atrás su etapa post-black metalera para poder encontrar un estilo más apropiado para sus fines y a pesar de ser riesgoso consiguieron sacar buen provecho de su decisión.
Progroffeenaut.


49: Cyborg Octopus – Learning To Breathe

Divertido, con pasajes experimentales y progresivos que muestran las ideas más extrañas que se encuentran fornicando en las mentes de estos músicos


Con producciones de alto calibre, lanzadas por bandas de renombre, como The Dillinger Escape Plan, Car Bomb, Ion Dissonance o algunas más under como Coma Cluster Void o The Schoenberg Automaton que se han encargado de crear disonantes y caóticas placas, se tornaba difícil llegar a crear discos experimentales que no fueran opacados por ésta clase de gigantes; sin embargo, Cyborg Octopus supieron encontrar la fórmula del éxito con un Learning To Breathe un disco divertido de escuchar, con muchos pasajes experimentales y progresivos que muestran las ideas más extrañas que se encuentran fornicando en las mentes de estos músicos y que son capaces de demostrar que aún existen músicos frescos y listos para mostrarse al público más enfermo de la escena.
Ale.


48: The Algorithm – Brute Force

Una mezcla de seriedad y humor que te hará amar este trabajo difícil de describir con meras palabras.


Remi Gallego y su proyecto, The Algorithm, han sabido destrozar nuestros oídos desde Polymorphic Code, trabajo con el que muchos llegamos a conocer acerca de este proyecto y 2016 vio nacer a Brute Force su tercer trabajo y la nueva actualización en el sonido del grupo y que en 10 temas nos muestra las inesperados, impensables e increíbles ideas que Remi ha estado cosechando en el último par de años. Nombrado bajo un término informático relacionado a ataques constantes para obtener contraseñas, este disco te atacará de forma repetitiva hasta que te abras ante él, con una mezcla de seriedad y humor que te hará amar este trabajo difícil de describir con meras palabras.
Ale.


47: Obscura – Akróasis

Su disco más ambicioso hasta la fecha llevándonos por terrenos nuevos y desconocidos en su sonido.


Obscura se encargó de presentarnos a Akróasis en este 2016 y que nos mostró un disco sublime, de inicio a fin es una experiencia maravillosa y un deleite para el oído, lo que nos demuestra que con el pasar del tiempo, las creativas ideas de la agrupación, se han ido puliendo a tal punto en el que podemos notar una completa madurez desde el primer segundo del disco hasta el último. Es importante señalar que no es un Obscura rediseñado desde 0 y que todo lo que presentan no es absolutamente nuevo e innovador, realmente es el mismo Obscura, utilizando sus mismos elementos, pero de nuevas formas y dándoles nuevos toques, explorando nuevos matices lo que nos muestra facetas diferentes y hasta cierto punto inexploradas del cuarteto y permite ampliar su repertorio de temas únicos y que logran resaltar sin problema alguno en sus discos.
Ale.


46: Destrage – A Means To No End

Una banda dinámica, llena de sorpresas y muchos altibajos


Destrage suenan a tantos géneros al mismo tiempo que tratar de categorizarlos resulta una tarea ridículamente difícil a la vez que innecesaria; Destrage son Destrage y es todo lo que se necesita saber. La ejecución del disco es probablemente la más estricta que la banda ha tenido, sin embargo no hay saturación de notas en ningún momento, ni se siente como un intento demasiado fuerte de hacer música compleja. A Means To No End llega a volverse un disco que con elementos progresivos utilizados de forma inteligente, con mathcore que encaja como anillo al dedo, partes djenteras que no se tornan aburridas y elementos alternativos que mezclados con todo lo anterior, nos dejan una obra arte, digna de ser escuchada una y otra vez.
Ale.


45: iamthemorning - Lighthouse

Un disco que rompe las barreras y que le enseña al arte mismo a pintar en melodías y a cantar en colores.


El Rock Progresivo, el Jazz, la música clásica y el pop se unen para crear una atmosfera Post-Rock con sabor Shoegaze y grandes lapsos de lujuria y soberbia musical. Algo característico de estos rusos y tal vez su sello es la voz femenina capaz de quitar el aliento y envolvernos en lúgubres pasajes mentales. Un disco que rompe las barreras y que le enseña al arte mismo a pintar en melodías y a cantar en colores.
Escarto.


44: Azooma – The Act Of Eye

El mejor Death creativo e innovador. (?)


La banda sabe lo que hace, sabe cómo atraparte y como ser gentil contigo, en un gesto egoísta el disco es también es agresivo de una manera demasiado sutil donde te deja asombrado por su brutalidad pero te acaricia con segmentos relajantes donde el cariño después del amor demuestra que desea estar siempre contigo y no lo podrás dejar. Se enaltece de manera humilde pero potente con las esporádicas orquestaciones y demuestra parte de su sencillez con las secciones atmosféricas Progresivas, pero lo que más atrae de esta banda es su técnica en las ejecuciones como dije antes, mezclando Technical Death Metal con tendencias Old School, Azooma sabe que para poder gustar debes apelar a los que crecieron con un género potente y se sentirá complacida darle su gusto a los espectadores más maduros y entregara la misma cantidad de sonidos y elementos nuevos a los oyentes más jóvenes, hasta a aquellos que deseen algo más dulce con las secciones Progresivas y sinfónico atmosféricas los hará adentrarse más en el género.
Escarto.


43: Harakiri For The Sky – III: Trauma

Harakiri For The Sky dejó de lado la crudeza sin sacrificar la furia desgarradora, para dedicarse casi de lleno a las melodías.


Un gran cambio para la banda en comparación con su primer trabajo. Harakiri For The Sky dejó de lado la crudeza sin sacrificar la furia desgarradora, para dedicarse casi de lleno a las melodías. Este disco es el punto de referencia para ver lo mucho que ha progresado el género desde la salida de Diadem of 12 Stars, disco de Wolves In The Throne Room. Trauma se arremangó y salió a la batalla por el mejor disco de post-black metal del año, ganándose este puesto a pulso.
Progoffeenaut.

42: Illyria - Illyria

A partir de “Illyria” este acto australiano debería convertirse en la gran cosa del “postblack moderno” o al menos de las que mejor se hable.


Si hay un lugar en el mundo donde Deafheaven deje de ser relevante y se escucha hablar de Illyria como uno de las nuevas mejores propuestas de shoegaze y black, puesto que cada canción de su álbum tiene la capacidad de volverse más interesante que la discografía de la otra, definitivamente buscaría vivir ahí. Pero en serio, y no por comparar peras con manzanas; en el post-black como en varias otras escenas del metal en demanda, se llegan a sobreestimar algunas bandas bastante tiempo por las razones equivocadas y se pierde el foco de atención que le pertenece a otras. A partir de “Illyria” este acto australiano debería convertirse en la gran cosa del “postblack moderno” o al menos de las que mejor se hable. Con eso dicho, este trabajo sería lo mejor del año en su contexto si no fuera que Astronoid está presente con “Air” aquí abajo.
Sciolist.


41: Astronoid - Air

Post-black metal que demuestra que la necesidad de crudeza y maldad es relativa


Aire, eso es exactamente lo que define a este disco. Volar por las nubes, dejando todas las preocupaciones terrenales fuera de la consciencia, un viaje para buscar a Dio y descubrir que no está en el cielo, que siempre estuvo dentro de uno mismo y que es más importante que todas las aflicciones que se presentan. El quinteto bostoniano Astronoid desarrolló un disco que parece sacado del coro de la iglesia local, cambiando las letras y añadiendo instrumentación, los resultados son un post-black metal que demuestra que la necesidad de crudeza y maldad es relativa. Las melodías en Air son la manifestación musical de la esperanza y la inspiración. Una luz que todo lo puede, y que lo pudo: este disco se mantuvo como uno de los representantes de lo mejor del post-black metal de 2016.
Progroffeenaut.


¿Cuál es tu opinión?

Copyright © 2017 RTMB